Cojo tus manos entrelazando los dedos y acaricio el cielo.   Miro tus ojos y me pierdo en el océano azul de tú mirada.   Acaricio tu piel y escucho el arrullo de un río, como vacía sus aguas en el tranquilo lago de mi alma.   El aroma de tu piel arrulla la sonrisa de tu rostro, alzándolo en el pedestal de mi sueño.   Besos...

Entre desordenadas voces y plúmbeos sonidos, entre el caótico trafico de una ciudad alocada, entre destellos intermitentes de luces coloreadas, entre guirnaldas deshilachas por la espera, escribo sin descanso.   En el atardecer cuando el caos se encuentra desgastado, una sombra aparece en el perfil de la penumbra tras una mirada indiferente que persigue el silencio por las viejas calles pensando en lo incierto de...

Cuando la noche y el día no sean diferentes y en el fin de mi tiempo yo me haya ido confundido en las horas de mis días contados, de mis sueños consumidos en una imaginación agotada, solo quedaran de mi mi nombre y una fecha gravados en una pared travertino de mi vida que se irá desgastando con...

Tú, pequeño niño que huyes de tu destino corriendo a través del quemado desierto de juicios y confusiones, dejando atrás tus míseros sueños, tomándote con el cáliz de la intransigencia el egoísmo de tu razón cuando crees haber llegado a ese fragante horizonte de colores vivos, mirándolo con tu cruda mirada de dolor.   Una cerca limita ese horizonte de barro desgastado, de...

Vosotros, hombres solitarios que todas las noches volvéis con desesperación porque las palabras os han decepcionado y solo escucháis esa voz interior llenándoos de dudas, refugiándoos en la soledad de vuestro silencio, ese que guarda los secretos de vuestra pena.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/0v4n0u1ABSk...

Sumergido en el pensamiento de tu vida distraída, juegan tus manos con las inagotables palabras mudas de la exuberante mente, componiendo frases que en el viento vuelan.   A tu alrededor aburridas voces vacías y melancólicas le hablan agitadas a tu rostro perdido en la memoria.   Sentados los sentimientos en el desierto del corazón, esperando el arrepentimiento, mientras tú te aferras a ese rincón...

En la noche estrellada de  bailarinas  luciérnagas contemplo la luna pálida y en mi mente se enciende la constelación de mis recuerdos en los distintos momentos de un pasado lejano.   Las palpitaciones de las emociones despiertan de su letargo impregnando el alma del regocijo de unos sentimientos olvidados.   Un escalofrió recorre mi sombra descubriendo ese encanto que te hace mirar a tu mundo desde...

Llevo el frio dolor de una existencia caminada en las horas, inserto en el alma de esa vida vivida y solo el sentido de tu cálida voz aplaca ese azote que no muta porque duele, escondiéndose en el jadeo de un lamento que ni siquiera se si es mío.   En mi alma los grises temores, los perennes insomnios de esa vida, donde el dolor...

Es un tímido poeta, púdico con las palabras que anidan en su corazón, reflejo de las emociones que cimbrean en el alma, arrastrando los sonidos de sus días denuedos.   Ha caminado por la vida llena de cautivas experiencias, donde los sentimientos cambiaban al sentir formando olas de un mar de mudas sensaciones, deslizándose por su cuerpo llenando de éxtasis el...

Aturdido, con el rostro adsorbido por la penumbra de la luz apagada, pienso en tu último grito, -hijo de la pasión de un momento, del deseo de un instante, del sueño de un destino, del silencio de un amor que duele-, ese que no quise oír y cada vez que lo pienso mi memoria me...

Tras las murallas que custodian la historia de esta ciudad mía, la lluvia golpea las vetustas casas de barro y piedra, mientras camino por sus callejuelas en busca de recuerdos y por casualidad lagrimas encuentro frente a la verja desteñida y una puerta desusada con un nombre conocido en el derrame de su batiente.   Un nudo en la garganta se...

En los lados de la noche una luciérnaga ilumina la sombra encorvada del retorno de un rostro que lentamente se ahoga en la agonía de un suspiro, mientras en las colinas de su agreste campo yermo los recuerdos gritan a pecho descubierto y sus sombras cambian silencio por palabras, soledades por caricias, tiempo por momentos inolvidables e instantes por...

Eres esa estrella luminosa, que se impulsa hacia el cielo, que remonta ese horizonte de remordimientos, que se pierde en la mirada de la esperanza, subiendo una senda no trazada.   Eres ese viajero silencioso que saborea el viento que pasa entre los dedos para besar ese rostro que grava sueños en la luz de su mirada.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/ZbGuxGGOIV0...

En el atardecer de un verano, de detener instantes en la mente, como demente pintor, el cielo pinta esa puesta de sol única en la memoria.   Con sus amarillos fosforitos, sus naranjas pálidos, sus ardientes rojos, sobre el lienzo de ese mar desprevenido que adormece sus horas en el leve traqueteo de las olas.   En la ligera brisa flota la...

Lagrimas de arena que brotan como meandro de la oscura cueva que mira a un mundo con ojos atribulados por el recuerdo de una infancia perdida en el viento que arremolina la arena en onduladas dunas, que forman un destino donde el deleite solo es un feliz recuerdo.   Pippo Bunorrotri https://youtu.be/YW6VbVFJYzQ...

Los besos, esa esencia del todo sin nada, del nada por todo.   Que no son más que burdas formas de mudas palabras.   Cuyo habito es negar evidencias ocultando las voces de los susurros del alma:   En unos besos que no saben a nada.   En unos besos de interminables instantes   En unos besos temerosos, culpables, sencillos, inocentes.   En unos besos ardientes, que muestran deseo,   En unos besos...

En el mullido cuenco de tus perfumados brazos encuentro el ardor del suspiro de mi vida sintiendo el intenso latido de mi amor.   Ese sentimiento que estalla en ese espacio sin limites donde el tiempo expone el candor de un sentimiento.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/_R3h5tnBjDQ...

Solo tú me haces soñar con ese universo celeste donde navega tu rostro como nova estrella que ilumina ese amor de enamorado, que arrastro en mis días de felices horas escuchando el eco de mi corazón, que hace vibrar este alma mia que suspira por la sinfonía de tu voz que mi ser conmueve.   Pippo Bunorrotri https://youtu.be/aTi9czvLa-4...

Huyo de las noches oscuras, donde la amarga espera de la impaciente osadía tortura el pensar de un sentimiento cuya angustia camina descalza sobre una senda de espinas y su agonía no encuentra salida.   Cierro los ojos, de un día cansado, esperando a que la esperanza germine con el riego de una lagrima, para que florezca una sonrisa en esa noche oscura donde...

El cielo se encapota tiñendo de gris el día y las lagrimas de su pesar caen acariciando el remolino de su suspiro, rasgando con su sinfonía el viento de sus trompetas al caer sobre el fangoso barro donde unas huellas se hunden despojadas del hedor de los pesares, de unos días que cuelgan de las horas.   Pippo Bunorrotri.    ...

Te miro en el asentado recuadro del instante de ese día que transita en las horas de nuestro tiempo y corro despavorido hacia ti, efigie de mi sueño, para amar las emociones de ese momento de alborozo, donde detenemos al tiempo, para dibujar el amor con nuestros cuerpos dejando que los sentimientos caminen juntos.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/W4HQEV4apHc...

Apareciste como espectro en medio de la oscuridad de la noche, como un islote en el océano de sueños, trayendo retratos del tenebroso pasado, silencioso, al hoy, que pretendes tornen al presente justificado tras haber caminado sin descanso entre la penumbra de los callejones de las sombras donde mi querer y mi cariño han sido unos mendigos encogidos en esas calles de hedor quemado, donde batallas de silencios guerras...

En la soledad reflexiva, me lamento en silencio de ser esa hoja en blanco, que en el amanecer que nace aparece suspendida en el vacío de la nada, de ese instante de la duda en el que miras el reflejo de la quietud de un rostro que atrapa en su mente el destello borroso de un...

La vida me ha enseñado; a crear ilusiones, forrar esperanzas y ahora en esta maraña de pensamientos, pasiones incontroladas y limitaciones creadas tengo miedo de esa soledad connatural de liberar el torbellino de sueños que han cohabitado en mi vida.     La vida me ha enseñado a vivir la vida desde la diferencia de mi mirada y tengo miedo de ese viento frio que sopla sobre el...

El murmullo de tus palabras me siguen en el entresueño de ese letargo donde distraigo las horas y su mesura me recuerda aquellos momentos donde nuestros susurros viajaban en el silencio mientras hacíamos el amor entre sabanas arrugadas olvidándonos de un mundo despiadado, celoso y resentido de su historia.   Ahora el murmullo del silencio de tus palabras me sonríen, como si estuviésemos haciendo...

En la pesadilla de la noche mi dolor se desvanece mientras ella se disuelve en un recuerdo que viene en el instante de una sonrisa y se va dejando los rastros de ese sentir confundido que padezco, donde la desazón me produce mareos y latidos descontrolados que a mi corazón sofocan.   En este momento en que las dudas se...

Palabras, palabras que nunca vienen, que como el amargo tiempo aparecen en sus oscuras horas con la deuda de su alcance sin importarle si es importante o un simple genérico.   La palabra consume mi tiempo perdido burlándose de la reflexión de mi mente que siempre esta entre confianza y decisión.   La palabra perdida, como el tiempo, permanece en la memoria a la...

Inmerso en el silencio de ese momento mohíno de penumbra, en que a tu mente regresan aquellos recuerdos lejanos, que un día se fueron agrietando la mente con su tenue luz ante la desnuda realidad que se presenta en el hoy de un mañana, dejando un dolor sin salida.   La tormenta, la cellisca de amargos recuerdos se desata lentamente, acercándote...

Mi corazón sueña en el amanecer de cada día, en ese amor tuyo que siempre ha querido.   Anhela en la noche el primer rayo de sol para calentar el sentir de su latido.   Imaginar el peregrinar por la vida sin el aliento de tu amor, es como vagar desnudo, sin nada como un indigente derrotado por la suplica.   Te amo,...

En ese día de junio de principió sin fin donde el enigma de las tinieblas era ambigüedad cohibida y la mente atribulada cabalgaba en las dunas del pensamiento con la melodía del desconcierto.   Fue el tierno movimiento de unas diminutas manos que dibujaban caricias en un rostro atribulado y los cálidos susurros de su voz sin palabras, los que me sacaron de...

En el atardecer iluminado por un sol decadente que su fuego deja en el cielo emborronado, te atrape desprevenida con mi encanto arrogante y en esa clara mirada tuya, de amante desconocida, me arrastro a ese mundo desconocido donde el olvido es un misterio, donde el alma se agita y el corazón gotea suspiros de un dulce...