Pasan los días, pasan los días… pasan estos días de inciertas miradas en los caducos instantes de este destino mio dilatado en las horas, en las húmedas soledades de la memoria, que se envejece en las barricas de los minutos distraídos de este cuerpo desojado por las hojas del calendario, que en el reflejo del olvido los pedazos de esa...