“El enfado aumenta la tensión arterial y daña las relaciones. Lo ideal es no enfadarse, pero si esto sucede… te digo lo de Aristoteles : que el enfado sea en el momento justo, en el tiempo justo, y en la medida justa.”

3 Comments