• All
  • ACROSTICOS
  • BLOG
  • BREVERÍAS (Aforismos)
  • NOVELA LA BAUTA DEL ZENDALE
  • POEMARIO DE SINFONIAS DEL SENTIMIENTO
  • POEMARIO DE UN TIEMPO SIN TIEMPO
  • POEMARIO OSCUROS DESEOS
  • POEMARIO PALABRAS AL VIENTO
  • Poemas de una tarde de sabado
  • POESIA EN LA NOCHE
  • RELATOS
  • Sin categoría
  • SONETOS
  • Uncategorized

Si has de amarme, que sea por lo que siente tú corazón; no por mi aspecto, ni por mi sonrisa ni por mi voz, fuerte, segura o persuasiva, ni por mi personalidad encantadora que te conquisto aquella tarde de sonrisas y miradas distraídas en la que el tiempo se entretuvo haciendo felices a nuestros corazones ávidos.   Porque,...

Ella una mañana se sentó frente al espejo y una sombra se perfiló en su reflejo, evocando una imagen desnuda de una mujer que no conocía pues sus formas negaban su razón y en su rostro la alegría era una bauta sin risa, ni gozo, la visión de esa fémina desnuda desprendiendo desesperación sobrio...

Mis dedos dibujan caricias sin origen en el tendal del tiempo y estas se me van en el viento al pasar, vagando sin destino ni propósito, esperando ser recogidas.   ¿Quién las recogerá?   La caricia dibujada esta noche puede amar sin demencia, ni perdón y el primero que acierte alcanzarla pasión y deseo hallara, mientras el viento cantara la canción, de...

Mi delirio nunca te declare, aunque te ame en secreto desde el primer instante en que mis pupilas dibujaron tus formas, hasta lo ordinario de tu ser.   Tú eres mi amor en cada fecha del calendario, en la melodía del despertar, en la sinfonía de mi vida.   Cuando veo tu rostro singular, donde la belleza celebra...

Al atardecer el sol empieza a esconderse en el horizonte del día, las luces de la ciudad comienzan a iluminarse como estrellas de la noche que esta por llegar, llena de sorpresas. Al atardecer, tú eres la estrella que comienza a iluminar la senda de mi noche, noche de misterios, noche de alegrías, noche de sonrisas, noche de miedos. Eres la estrella que en...

En el anochecer tus ojos azules tornasolan como estrellas radiantes, en el universo de tu rostro, marcando en él los surcos de tu tiempo pasado que me indican la senda del futuro. En el anochecer tus ojos azules se humedecen regando los surcos de tu rostro donde crecerán las flores de nuestro futuro.   Pippo Bunorrotri.       https://youtu.be/ydKwY0tqAXQ...

Hace tiempo, mucho tiempo ya, que entre nosotros, padre e hijo, hay un Mar de Silencio.   Sé que vives, sé que me quieres; que caminas por el mundo con tu orgullo, yo camino con la angustia de mi altivez queriéndole en el recuerdo.   Sin embargo desearía, que un blanco velero cruzase este Mar...

Golpean con fuerza en la bóveda del cerebro los recuerdos de una infancia donde la inocencia fue arrebatada con promesas y falacias por sotanas y hábitos empeñados en hurgar entre las piernas del abnegado infante que en la deidad creía.   Nada queda de aquella infancia en que vivir sus sueños era la fantasía de un chiquillo que quería...

La belleza palidece en la memoria, la de aquella mujer que mis deseos encendió una tarde cualquiera de una primavera sin recuerdo. Se disuelve en un mundo cotidiano lleno de ritos y desorden.   El jardín oscurece y las negras sotanas sus rondas comienzan ensartando mis sueños y anhelos.   Trémulo, en este ocaso mio me invade la atroz angustia de perder los...

Amada mía, mujer de mis versos tú que con tu luz iluminas tu camino, dame la mía pues soy como un ciego que a tientas peregrina por la vida sin paraguas bajo la lluvia  de la duda, y las tormentas y tempestades de la indecisión, ciego de fantasías y loco de consonancia. Ese es mi mal, fantasía...

INQUIETA Intranquilas caminan las estrofas en los veros del poeta Notando su ánimo solicito y turbado Que son fuego un tiempo y dolor calmado. Una ventana que refleja la infante realidad Impostada de un mundo desordenado e inquieto. Ensoñación de un poeta agitado, Tal vez lleno de ternura que vuela Al abismo donde...

MELANCOLÍA Me siento triste como una tarde de invierno Empeñado en los recuerdos del pasado que dolor dejaron Lamentos mustios de unos versos sin historia. Abatido me inclino en la tumba sin nombre Navegando en pensamientos de penas. Casi blancos mis cabellos al evocar su nombre, Obstinada tristeza que en esta noche...

ACEPTACIÓN Aceptar no es reprimirse, ni resignarse, es… Comprensión y sabiduría Para saber amoldarse… Tranquilo, solo es el proceso de conocerse uno mismo Aprender a vivir es saber aceptarse Cada uno a su manera, Iguales o diferentes Oportunidad para convivir sin intentar cambiarse No es lo mismo cambiarse uno que cambiar al de enfrente.       Pippo...

A menudo, últimamente en las noches de mis sueños me despierto con el sonido del tiempo sobre mi cabeza.   Tengo la sensación de estar flotando, vagando, en el vació de la nada.   Podría estar soñando… Podría estar muerto…   Solo el tiempo se mueve constante, pausado e implacable y siento… como el tiempo invade mi espacio.   El tiempo pasa sin...

Las nubes se tropiezan en el horizonte plomizo, la mar ruge su desconcierto, la enamorada se sienta en el espigón del puerto con su triste silencio.   A sus pies desnudos las olas rompen con rabia mientras ella suspira a la noche que oscurece y se lamenta en el llanto de sus anegados ojos.   Su corazón está apagado, su...

                                             CAPÍTULO IV     «El paso del tiempo nos aprisiona, no en una celda de hormigón armado, sino en una de esperanzas rotas y tragedias imprevisibles,...

En el crepúsculo de la noche dos cuerpos desnudos –el tuyo y el mio- se dibujan en la penumbra de la luna, mientras esta escribe versos en el viento de la noche.   Tus brazos envuelven mi cuerpo, mis manos inquisitivas esbozan los pliegues del tuyo, las tuyas pacientes juegan a esconderse entre caricias.   Tus cabellos fantasean con...

Tu abuela Contemplas Los crepúsculos Del otoño Con anónima Ilusión. Tu abuela Crees reconocer La sombra De mi diminuto Cuerpo, Que ilusión Abuela Poder apreciar Poder admirar Al fin, Tus ojos esmeraldas. Abuela, Mis diminutas manitas El primer día Recogerán El diamante De tu lágrima. Tu abuela, Contempla Los crepúsculos Que en una Fría noche De invierno Yo llegare Para que Me acurruques En tus suaves Brazos y tus Sedosos dedos Acarician mis Mejillas, Mientras Tus ojos Esmeralda Me tararean Mi primera Nana. Tu abuela Que ilusión. Pippo Bunorrotri.     https://youtu.be/eIuqtlTQhOI...

Es tarde, demasiado tarde para la mujer de mis sueños, es tarde para la alegría y para ese amor sombreado en la memoría, que ha vagado solitaria navegando el océano de la ilusión. En mi puerto su barco nunca arribo, aunque el faro del cabo esperanza siempre encendido marcaba el dique de la ensenada de la...

Cuando tu amor se muere; la luna su palidez disimula, las nubes esconden los rayos de un sol fatigado y los lamentos de un hombre se tornan mudos por lo que ha pasado. Los habitantes del mar saben que el cielo se oscurece murmurando el silencio de su destino, los pájaros entonan su melodía en la...

  La dama de la sonrisa perpetua con su Alegría difuminada, se sienta en la noche de la mente.   Imagino al sol sentado en el regazo de la luna Murmurando secretos de hermosura, Amor perpetuo, loca pasión y dulzura Garabateando palabras de versos incompletos. Imagina un mundo de fantasía, Nada en concreto, pero...

Ocho lagrimas,que son: Ocho letras. Ocho números. Ocho canciones. Quizás...

Bajo la pérgola de un misterioso jardín en un apartado lugar mis oídos escuchan el trinar de pajaritos, que a mi mente traen recuerdos. Recuerdo el aire romperse, en mil fragmentos ancestrales, cuando tú figura paseaba lentamente cerca de mis lugares. Recuerdo, esa tarde, bajo esta pérgola, a mis labios disfrutando de besos reales y ficticios que solamente en, mis sueños tuvieron sitio. Bajo la pérgola el...

Cansado del crujido de este mundo donde el desconcierto y la anarquía lo gobiernan en la utopía del ego, agotado del disperso caminar en el día de la angustia por la tortura, perdido en el calvario de la desesperación, tu señor del ensueño, soprano de mi yo, me reclamas de nuevo; noble y...

La noche, ¡oh suntuosa noche! de eternos sueños que fugaces se vuelven al alba, que el mortal espera tu caricia en el oscuro silencio, mientras la cúpula del cielo ilumina el divino trono del sueño, entretanto el extravagante reinado del día termina y los duendes se acercan con sosiego con sus cuadrigas de sueños; oh noche...

Camino en el lodazal de un infierno sintiendo la putrefacción de los sentimientos, experimentando lo peor del lado oscuro de la sombra que cobija mi existencia, la que trenza que la vida sea indiferente perturbando los susurros de los recuerdos, componiendo la sinfonía de los moribundos que como zombis caminan por la senda...

Un cuarto a oscuras, Una habitación vacía Una luz apagada Un cuerpo quieto Un cuerpo vibrando Un cuerpo indiferente Un pensamiento perdido. En un cuarto a oscuras. Pasan los segundos, Los minutos, Las horas, De un espacio En el tiempo. Me pregunto, ¿Dónde estuve? ¿Qué fui? ¿A dónde voy? ¿Qué soy? ¿Qué quiero? ¿Qué no quiero? Mi vida es algo más Que solo actuar, Que solo caminar Que...

Cinco vocales. Cinco letras Cinco números…Primos. Cinco canciones, cinco poemas con los que definir; mi eterna amargura, mi eterna desdicha, mi eterna sonrisa. Melancolía apagada, que cada día mi rostro dibuja la mirada con la que te miro llena de ilusión, llena de pasión y de esperanza. Cinco líneas mal dibujadas, cinco sonrisas llenas de ilusión,...

La vi caminando por el versallesco jardín de los pasos perdidos, de las mudas palabras, donde la geometría compone, arboledas alineadas, pérgolas aromatizadas y arcos triunfales, en el témpano crepúsculo de un día, que no fue un día cualquiera, pues tallado de forma topinaria en la memoria se quedo. La seguí con la mirada y...

Cuando la suave voz de un retoño muere en el tiempo de su perezoso andar su melancolía perdura en la memoria de un niño que es joven, de un joven que es padre, de un padre que es abuelo. Cuando la sonrisa es espontanea, la mirada inquieta inocencia su fragancia se prolonga en...

Palabras escritas con tinta, que se diluyen en el blanco papel emborronado. Palabras escritas que parecen no tener dueño ni amo. que en el viento caminan. Palabras salvajes y bravas que corren en desbandada sin hacer daño, por la sabana de arenas blancas de un folio sin renglones. Palabras que describen el mundo en que vives, al que...

Tiempo para conocerte Tiempo para conocernos Tiempo para abrazarte Tiempo para abrazarnos Tiempo para besarte Tiempo para besarnos Tiempo para reír Tiempo para bailar Tiempo de palabras entre dos. Tiempo para pasear de la mano por el parque, por la calle de nuestras vida, por la senda de lo compartido, y de lo no compartido. Tiempo para amarte Tiempo para...

Deja que la luz del amor ilumine tu alcoba desordenada y tu corazón frió a través de las grietas del sentir, que se mueva soberano en tu alma lo mismo que el sol ilumina el amanecer. Deja que fluya emancipado, como un río de agua cristalina con sinuosidad habituada en el seco lecho del...

En La soledad del silencio percibo como pasan las horas, minuto a minuto, segundo a segundo, como si fuesen una procesión de nazarenos con su lento y acompasado caminar mostrando su recogimiento. Cuando tú no estas mi vida llora su desconsuelo, mientras boceto tus sombras y el viento esconde tu figura, dibujando en sueños el murmullo...

Cada noche tiene su mañana y el día su noche oscura, en las ligeras horas de la noche tus recuerdos se transforman en sueños. En las horas de la noche el día a día decae y florece, la calma y la tormenta frecuentas formando sombras que brillan en la niebla de la oscuridad que no...

Desde el principio albergaba en mi interior, la sospecha que cuando te conociera te reconocería.   Algunas veces la duda rompía el hechizo de amarte sin conocerte.   Mas el impulso sobrevive siempre a la tempestad, implacable del tiempo que nos marca el destino.   El fin de algo es el principio de algo mejor, beber la vida en tus...

Aquel día en que nuestro amor dijo adiós nos separamos entre lagrimas y silencios, con el corazón herido y el alma llena de lamentos. Tú rostro se mudo pálido y frío, mis besos se congelaron; la adivina que un día nos unió predijo el dolor de estos años apartados perdidos en lamentos de lo...

¿Cómo es la muerte? Tú me lo preguntas hermosa flore-cilla de nombre Margarita, sencillo y bello, que diferente es, que en los amaneceres primaverales te abres con esplendor mostrando tus pétalos al sol y en el atardecer te marchitas a mis pies. La muerte es, joven dama del jardín; un caserón lúgubre y vació sin memoria...

En el perfume de la oscura noche llega el yermo sueño, escultor de fantasías que con sus frágiles dedos cierra con diligente delicadeza nuestros ojos que suspiran ocultarse de la transparente luz del aciago día que se va envuelto con su tropelía en la penumbra del olvido. ¡Oh! Escultor de fantasías, sueño anhelante del descuido y del ignoro cierra...

Boca que grita que corre tras las palabras, que murmura nombres, susurra silencios y solloza dolores del alma que son semillas de melancolía que tu alma llenan de pesar. Boca que besa en la distancia en la cercanía acaricia pasiones y deseos de la metáfora del tiempo de una vida vivida día a día, donde la evocación es...

En aquel tiempo había un hombre llamado Alonso que habitaba un caserío situado en un valle, no lejos de Astorga una ciudad de mediana población que antiguamente había sido capital del reino, y antes incluso había sido campamento de las Legiones Romanas. ¿Quién había visto...

Ella se ido en el adiós del ayer; solo me he quedado en el retiro del sigilo, en el sosiego de la afonía de su brisa. ¡Qué aciago es este momento!...

¡Oh!, silencioso desierto donde el viento forma dunas de arenas movedizas de dudas, deja que hunda mis pies desnudos en tu cálida arena donde la culpa se incinera, con mi alma llena de miseria y mi corazón desgarrado de dolor por las voces de los buitres y las tórtolas quejumbrosas que vuelan en tu firmamento sobre...

El amor vespertino se reclina en el jardín del edén, antes de que el manto de la noche cubra la campiña, antes de que la arcilla erija héroes con el légamo del pantano, antes de que el miedo sienta el frío ferruginoso del olvido, antes de que el remordimiento...

Odio la algarabía y el desenfreno de una ciudad sin brida que en la juventud fue alegre alborotó, en la madurez confusión y ahora en la nebulosa ambigüedad me hace tanto daño como puede; desearía liberarme de su ruido y del caos de du día a día donde sus estadistas se regocijan como porcunos...

¿Alguna vez, a través de los años por los que has transitado has añorado el rostro de aquel primer amor amado? ¿Te has lamentado en ese instante del silencio que es sosiego, en medio del dolor de esas horas donde la intolerancia es terquedad? ¿Has implorado por el sueño del olvido, aquel que despertó...

Tarde calurosa Pesada, Nerviosa, Tarde sudorosa. Pensamientos lentos Pesados, Cargados, De recuerdos. Recuerdos Llenos de calor, Encendidos. Esta tarde calurosa La que tengo  yo   Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/ySA_QYVWj9k...

Soy un desnudo sentimiento en los versos de mi poesía que va dejando sus braceas sueltas en el tapiz de una hoja en blanco. Escribo en el lenguaje de las flores que la memoria colectiva desconoce y que los sentimientos albergan hacia el destino versos sin destinatario. Un desnudo sentimiento que puede ser; una...

Escrito esta el destino en el reflejo del espejo al que acudimos raudo y sumiso, para restaurar los eslabones perdidos en la batalla del arrebató, esa altivez postrera que te oprime y condena. El destino dispone y tú te entregas como un ciclo de viento fresco al capricho de su ley sacando de ti ese ego que no engaña que muestra...

21 En el centellar de un relámpago de pasión, nacemos… corremos tras las sombras de un sueño que perseguimos, y en el halo de un instante incierto, morimos. Sin alcanzar el sueño que perseguimos.   Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/6NksUf0xg9k...

Mi amor lo definiría, como el sonido de un piano en el concierto de la vida. Cada acorde de su sintonia es el latir del corazón, día a día.   Cada nota de la sinfonía es un concierto de caricias a mi amada.   Con ellas entro en su corazón y así suavizo, cuido y eternizo mi amor...

Dicen, que mi poesía es triste, que en ella no hay alegría, puede que lo sea y puede que la alegría solo sea la pauta de su rima escondida, pues mis versos abarcan en sus estrofas las lagrimas y penas, no mías, sino del mundo que me rodea. ¡Mirad mis versos! sus palabras no mienten, ni verdad absoluta son, solo...

Las palabras, esos jeroglíficos consentidos que esconden sombras invisibles que sientes, que tienen sonido y ritmo y en su rima encuentras expresión. Sostienen la esperanza mantienen la ilusión, tienden puentes en la discordia anuda amistades imprevisibles construyendo vínculos etéreos, que con el tiempo perdonan. La magia de las palabras te conecta y te conmueve, que siempre atenta esta a los...

Silencios en mi soledad que solo tu dulce voz puede llenar. Silencios de mañana en busca de tu cantar. Silencios de tarde en busca de tus murmullos. Silencios de media tarde en busca de tu mirada. Silencios de noche en busca de tus susurros. Silencios en mi soledad. Solo tus silencios mis silencios ocupan mi soledad. Silencios que, no son más...

DEMENCIA De un soplo el sentimiento se extravía En el vació de la nada, dejando Memoria del olvido En los sentimientos compartidos Noches y días de oscuros abismos Campo de dolorosas obsesiones en el viaje de la nada Incrustadas en la razón del reflejo opuesto Anteponiendo delirios de una realidad vivida pero no...

Cuando la noche llega el silencio se queda correteando en la penumbra y la imaginación vuela mientras esperas en la estación de la conciencia a el tren de los recuerdos. El pensamiento se detiene frente a la línea roja, invisible, de la vacilación, del quien, del como, del cuando, del porque. Perderás tu identidad sin importarte el sonido de las...

Cuando la ventana del día se cierra y el ventanal de la noche se abre, mientras las estrellas le guiñan a la luna, cerca del monasterio de tu tumba los relámpagos caen con su murmullo atronador en el bosque de tus sueños. Encallados en la arena de tu mar los corazones que un...

Poesía, señora del espacio que eres esa hada misteriosa que cabalga en el tiempo buscando el sentir de la vida que navega en el tortuoso océano del sustantivo tiempo. Esa bailarina sinuosa que dice lo que siente, que piensa lo que dice, que calla lo que sabe y en el silencio encuentra la metáfora de lo que calla. A...

Amar en el silencio de la soledad es pintar un sueño en el caballete de la incertidumbre tratando de darle forma a lo que nunca será tuyo, dibujando en la mente el bostezo del abismo entre la realidad y el sueño. Es dilapidar el tiempo que no tienes en sembrar una semilla que solo germinara en el campo...

En la larga avenida de mi destino, silenciosa ella, camino palpitante con los pies descalzos en las tinieblas de mis dudas mientras el orvallo de la esperanza humedece los sentimientos, tropiezo en los adoquines de la vaga avenida, fríos témpanos de hielo, de mis errores y en la hojarasca de mis decepciones. Caigo y me levantó maldiciendo la torpeza, giro el rostro y...

Mi corazón llora Por ti mi amor. Mi corazón llora Por no estar contigo amor. Mi corazón llora Lagrimas de amor. Mi corazón llora Por la ilusión del amor. Mi corazón llora Por un sueño de amor. Mi corazón llora Por no tenerte amor. Mi corazón llora Por no tenerte entre mis brazos. Mi corazón llora Sentimientos de amor. Mi corazón...

En el invernadero del futuro la semilla de la ilusión germina lentamente al calor del deseo, mientras el poeta le escribe al tiempo metáforas en verso contando su historia esperando que esa semilla germine y rompa en el barbecho del pueblo que espera un futuro que le ilusione en el que la tristeza se torne alegría y la alegría en...

En el quebranto de la noche se debaten los recuerdos dejando añoranzas de lo que fue un ayer imaginado sueños de lo que sería hoy y que en el mañana seguirán siendo recuerdos de lo que fue. En el quebranto de la noche se debaten los recuerdos que en la mente del escritor se alinean, como centurias romanas, formando...

En la noche, en que la luna se esconde tras la penumbra, y las estrellas dibujan el cielo en el negro lienzo quiero ser enterrado con mi último deseo. En la lapida que cubra mi tumba quiero que se grave este verso, sin rima, ni métrica, con estrofas de un tiempo...

A usted político de este tiempo yo le digo;  no me gaste las palabras en promesas de dos significados, que lo que quiero lo tengo muy claro, y las promesas son lluvia en un campo mojado. Si promete progreso solo porque queda bien en el telediario y abre debates innecesarios en las alocadas tertulias de las televisiones de pago, sepa que...

Mientras tú duermes, yo suelo volar en tu sueño.   Mientras tu duermes, yo espero tu mirada.   Mientras espero tu mirada, puedo darte mi sueño.   Podría darte hasta mi aliento, mi vida entera.   Mientras tú sueñas, yo espero tu despertar.   Mientras espero tu amanecer, te regalo mi sol.   Podría esperar al ocaso, para regalarte la luna, pero a esa...

En el vértigo del tiempo rumio grisáceos pensamientos recordando el miedo y el desconsuelo de aquellos primeros momentos de enfrentarse al destino; aquel matrimonio precipitado, aquella enfermedad misteriosa enigmática y dolorosa que el futuro pinto de negro, donde las obsesiones eran carcoma permanente; aquel trabajo desesperado, mal pagado, donde la horas devoraban a dentelladas los sueños y las ilusiones que en el...

Buenos días señora de mis sueños en esta noche de verano me he dado licencia para visitar vuestra alcoba encontrándoos sobre vuestra cama, dormida y desnuda estabais. A vuestro lado yo me postre para observar vuestro rostro que una sonrisa dibujada en el prendida esta. Con la yema de mis dedos vuestro cuerpo desnudo yo dibuje desde los hombros hasta la...

Palabras olvidas en el tiempo que: los besos son puñales, las caricias tortazos, los abrazos estrangulan, las miradas son miedo, las sonrisas falsas, el amor es rencor, el rencor odio, la sumisión abatimiento las lagrimas incomprensión, y el silencio una jaula. Las palabras no mienten solo dicen lo que sientes ellas no insinúan, acarician, son sueños y no dolor. Cuando la razón...

— LA BAUTA DEL ZENDALE – Las Sombras del Pasado

Solo fue un sueño. en la penumbra de la noche bajo la blanca luna Anoche soñé contigo, soñé que me decías que me querías con locura. Soñé que me acariciabas, soñé con la gloria infinita, soñé que tocaba con mis manos el cielo. Quise que este sueño no terminara nunca, quedarme ahí rodeado de tu presencia, de...

Un ejército de sombras camina en el desierto del recuerdo. Son tropas de asalto, rebeldes sin causa zombis de un pasado. Una realidad paralela que camina al borde del abismo de un sueño. Ilusiones de la memoria añoranzas de un ayer que son sombras en el hoy, que se apresuran al mañana marcando la senda del camino de tu...

  El esperpento se barrunta en el crepúsculo del amanecer de este país de historia milenaria. Entre trágico y grotesco camina el día a día de este país nuestro que hace cinco décadas caminaba en silencio y cabizbajo porque sua palabras un dictador se las robaba, este un día se murió sin derrota y una despedida en silencio que fue olvido. El...

PEREGRINO Paseante de caminos olvidados Encontrando su presente en los pasos de su camino Rebuscando en su pasado del diario de su destino Empeñado en construir el caos de su hoy Gritándole al silencio de su yo Rumiando el dolor de la incomprensión Intentando superar su miedo errante Negando la sin razón de...

En el diario de tu día a día aparece la fatiga, esa cansina sombra que nadie ve, ni nadie cree, pero que solo tú sientes. Esa fatiga desecha, que con su pluma de dolor escribe en tu diario lo que sientes en silencio, que roba tu sueño, y se esconde tras la mascara de la depresión en concreto. Esa fatiga...

Si ella te pregunta por mí, dile que me ausenté en busca de otros lugares. Dile que no soy, lo que represento ser. Dile que soy una piedra en el camino, una esperanza perdida, un amor inexistente. Dile lo que mejor te parezca, pero jamás le...

En el tiempo donde los días cuentan minutos, segundos perdidos y las horas son eternas, veo pasar el pasado con sus pasos adoquinados encorvado por el tiempo de sus recuerdos. Le miro, y su rostro es una máscara blanca sin sonrisa, ni pasión, ni deseo, y la cuenca de sus ojos son el oscuro vacío del ayer que del...

Cuando la muerte es flor del aire infinito, el canto desliza las horas. Las vivo Las toco, Las acaricio. Algunas, a veces, se secan, se enferman, Otras resucitan. Hay minutos que florecen radiantes, y no tiene explicación, es simplemente, una manera que no controlo. Vestidas de púrpura desnudez en el materno horizonte de la tierra con los siglos vienen a sembrar algunas páginas. La sangre asola tallos cimbreantes, la...

En el hoy del mañana las sombras del ayer se escabullen entre la arboleda del bosque de los recuerdos donde crecen dudas, y las incertidumbres son colibríes. Ese exótico mensajero guardián del tiempo que nos enseña el pasado, que en el presente son sonrisas y alegrías de un ayer de miedos y temores que en el futuro serán historias de...

19 En la llanura desértica de la mente del escritor cabalga el hidalgo sueño de una historia sin nombre, de una historia que siente la pasión del escritor.   Pippo Bunorrotri.       https://youtu.be/C-ATeFGN2Ss...

  DESESPERACIÓN Demonio engalanado en su traje de melancolía En la sombra caminan Sorteando la luz del día Empeñado en su infierno de suspiros Sigue vagando en el jardín de espinas Pidiendo perdón al vació de la nada Empapado en lágrimas heladas Rabia que corroen el alma Amparada en el silencio de la soledad Cuando nadie...

Cuando pueda amarte te amare si reparo sin reproches, ni preguntas. Cuando pueda sentir que una insulsa sonrisa pueda darme la ilusión de creer en el amor te amaré mientras viva… Mientras mis labios sepan ser reflejo de aquello que dibuja cada día una estrella y la dibuje en tu universo, te amaré mientras pueda...

En el crepúsculo del amanecer se estrella el radiante día quebrando la ilusión de un sueño dejando la mascara de una realidad habitada en el tiempo de tus días que es el Zendale de tu destino. En la imperfección de esa perfección, que el amanecer, una sonrisa desvela el adverbio de la duda, dejando en la mirada el sustantivo de una esperanza que...

Me extravío en días, con palabras alborotadas, silencios del paisaje, solemne, de los pasos perdidos. Asomado a tu cuerpo recojo señales sinuosas de días grises  venideros. Pulso de imágenes derrumbando ilusiones en vísceras que roen las horas del día. Mis venenos fuera de sitio, del bullicio de las gentes, de las luces del bulevar, de diseño. Muertes programadas por bancos, salud , en cápsulas de...

Camino en el barrio de los días mirando el horizonte gris de mi melancolía añorando el amanecer de aquel ayer en que la inocencia era un cristalino río, desbocado, que en los meandros de su corriente encontraba la ilusión soñada. Ese río creció recorriendo el valle del tiempo creando estanques dorados donde los anhelos eran sueños que jugaban a ser una realidad certera formando oscuros pozos del...

Otoño, esa estación de árida melancolía donde las emociones hacen balance de sus días contemplando como la lluvia danza en los cristales y se pasea sobre un manto de hojas marchitas abatiendo sueños, mientras el sol revolotea y convalece en los grises de su amanecer pintando los atardeceres de mostaza. Donde la nostalgia es alegría en el recuerdo del ayer que camina hacia el...

— La Bauta del Zéndale – Susurros del pasado

La tristeza es ahora quien recala a mi alma cansada, de ella sale a borbotones la melancolía, la aflicción, el desencanto.   El murmullo acumula tanto quebranto, que los sentimientos deambulan perdidos.   El pesar impone, por entre raíces, un límite de vocablos en duelo.   Ya mi corazón casi flota, la pesadilla se habré aun desencanto.   Sentimiento encumbrado, desconfiado.   Desnudez de mi enajenación fulgurando la noche en...

Sueña, sueña, cuando estés triste. Sueña, sueña cuando estés alegre, ilusionada. Sueña, sueña al despertar, al acostarse. Sueña, sueña, cuando el día ha comenzado cuando haya terminado, cuando en la noche la luna refleje tu rostro, cuando las estrellas brillen en la noche oscura. Seña, sueña, que el amor no solo es un sueño que se puede hacer realidad. Sueña,sueña, que los sueños que te atreves...

En el lago tranquilo de la osadía perdida de un mundo desaforado. Tú, ciudad de sueños, de historias eternas, de luces y sombras, cada amanecer te vistes de misterio escondiendo en el tapiz de tus calles los secretos del ayer, que son futuro del mañana, mientras el mortal incomprendido arrastra sus penas, el sumiso esconde las suyas tras la máscara de...

El otoño llega pisando de puntillas con su acostumbrado silencio, sin tambores, ni cornetas, ni cortejos que lo anuncien, dejando en el recuerdo al desenfrenado verano y en el olvido la primavera de olores y colores. Llega el otoño con sus colores añejos, con la penumbra de su luz y la apatía de sus días, en sus horas...

El verdadero deleite de la vida no se encuentra solo en la ciudad ni en los grandiosos palacios donde el arte habita en silencio, ni en los suntuosos salones donde la sociedad coronada agita sus voces, ni en los oscuros rincones donde los políticos esgrimen sus egos. No; ahí no encontramos el regocijo y la complacencia de...

¡Por fin!. Tras tres  semanas  agotadoras  y  estresantes  de trabajo  en  el  estudio,  había podido  escaparme  de  la  agobiante  urbe  de  Madrid  para  descansar  en el viejo pazo familiar, una antigua construcción del siglo XV que siempre había pertenecido a mi familia y  que yo...

Olas que rompiste, en desgarrados gritos. Ay, heriste, por los nocturnos hitos de la agonía. Mares no lloréis, ante truenos malditos. Pues en la bóveda celeste, una nueva estrella, resplandeciente, pende de ella en este día. Noventa años a tardado en dibujarse la nueva estrella resplandeciente. Su estela nos ha dejado recuerdos, de momentos felices, de momentos sentidos. De amargos momentos, dolidos, sufridos, de sonrisas, de llantos, de dulces palabras sentidas. En la bóveda celeste, desde...

Pasan las horas en el devenir del tiempo, la ansiedad pasada como gaviotas revolotea en el reloj de los días buscando pasiones perdidas que en el hoy del mañana resultan alegres crepúsculos que de ilusión llenan los días del recuerdo, donde los sueños olvidados surgen como peregrinos del destino dibujado, exigiendo el instante del momento de tú tiempo. En ese segundo...

El libro es un juego de manos, un solaz que divierte a la mente, donde letras dibujadas cuentan la historia del tiempo sin tiempo, una historia real con palabras de otros, una historia fingida en la mente del escritor que lees con desgana cerrándolo de repente esperando que el polvo del ayer te dé el deseo de...

18 En la soledad de la noche el poeta escribe el silencio del día, y en las palabras de sus versos esconde el ruido de la noche.   Pippo Bunorrotri.     https://youtu.be/lqk4bcnBqls...

INTRANSIGENTE Inocente perverso de la razón, donde No hay lugar para la escucha, porque cree Tener la razón de su disputa Rivalizando en la sin razón de la razón Anteponiendo orgullo y vanidad Nadando en el egocentrismo de la intolerancia Succionando la libertad de otros Infame hipocresía de la disciplina Granero del fanatismo Empeñados en...

El viejo músico de odas pasadas rasga con delicadeza las cuerdas de su guitarra, con sus dedos llagados, con sus manos estriadas y su alma apergaminada de sueños ya olvidados, de realidades ahogadas en alcohol y mariguana, de años disparatados y lagrimas derramadas. En la penumbra de la noche el viejo músico rasga su inspiración mientras la luna acaricia el mar y...

Corre el tiempo entre las esdrújulas del día dejando en las sabanas de la semana los recuerdos de un tiempo que en las horas tristeza deja de los sueños inacabados. Corre el tiempo contando días de la semana, el lunes es el primer día donde el olvido del ayer se vuelve recuerdo y el sueño mariposa ilusionada que en domingo renueva...

En el sanedrín de la conciencia se sienta la purpurada razón con su mitra pontificada a escuchar emociones y sentimientos. Las emociones son breves, intensas y vehementes en el santiamén del reloj del tiempo, provocando una reacción que la razón debe controlar. Los sentimientos, son lentos y reflexivos, con sus dudas de existencia donde la euforia, la admiración el afecto, el...

Esa cornisa de la vida que ensombrece la alegría y en el tiempo demanda reposo reclamando alegría. Su sentencia sestea, como la mamba verde que dormita con la cabeza baja colgada de un árbol, así esta permanece en el árbol de la vida agazapada en el corazón hiriente, haciendo que un río de lagrimas recorra los sentimientos como un torrente desbocado. La pena...

  Mi vida ha sido un mar. Mi mar, de olas y tempestades y en sus profundidades secretos y pasiones se cultivaron que en los días de calma su rumor, lejano y sordo se escuchaba el clamor de su soledad, mas hoy su silencio es calma. En la playa desierta de ese mar próximo al intranquilo ponto un maduro hombre, abuelo...

Fluye como el agua del incipiente manantial la poesía del poeta libre, en su mente las palabras aparecen buscando la pareja esa rima en la estrofa de su verso sin métrica.  Su nacimiento surge a borbotones como una pompa vacía que al dinamitar en la mente se convierte en una gota de agua que se desliza suavemente por la cálida...

En esta tarde gris de verano inquieto en que la humedad abrasa el tiempo, el arco iris sin colores aparece en la noche, y yo paseante inesperado entre el gentío del paseo camino como un gato sin sombra escuchando los lamentos de un mundo anhelante que no ve, ni sabe lo que el mañana tiene. Soy la vaga...

En la nostalgia esa sombra que cada año pasa contando las horas, los días, las semanas, los meses de su tiempo, y como las cigüeñas en otoño retoman su vuelo sobre el baldío océano regresando a la tierra de sus vagos sueños, tú buscas ansioso en los vestigios de tus recuerdos la ciudad de tú infancia, el parque de...

Sentado en su escritorio el escritor contempla la hoja blanca que le mira con su pureza de virgen doncella. El escritor no se decide, duda en romper su inocente virginidad, es consciente que el debe ser quien en su vientre ponga la semilla de su hijo, el libro, que cuando germine en el regazo de...

No hay mañana sin ayer pues en el hoy se teje el manto del futuro con los errores del pasado y las mentiras y verdades del presente sin mañana. No hay mañana sin ayer, nuestra juventud nos engaño pensando en el mañana creyendo que en ese sueño del mañana la desazón, el dolor, la duda,...

En la noche de los tiempos cabalgan cuatro jinetes con majestuoso trote a lomos de sus corceles en el vació del viento de la historia sin tiempo. Uno es negro,  su jinete desnudo y pálido es el Hambre, con una balanza recorre el mundo de circunstancias, de la hégira de los años lunares, llevándose trigo y cebada dejando hambruna por un...

Dónde vas pena mía arrastrando la tristeza del ayer que en el olvido se queda. Dónde vas tristeza del hoy fulgurante sin la pena del acechante mañana. Dónde vais tristeza y pena sin el recuerdo del ayer lejano con la alegría del hoy que es mañana.  Dónde vais tristeza y pena musitando los instantes del día que son noche en...

Esos hombres, mujeres y niños que nacen en una tierra donde los sueños están prohibidos, donde los sueños son de unos pocos que no saben soñar. Reos de la sin razón, de la obcecación, de la sumisión, de una idea sin mañana ni hoy. Hombres, mujeres y niños, donde el pasado de su tierra es historia olvidada, y contada con...

Esas formas imprecisas dibujadas en el aire que se esconde tras la luna, que el sol perfila en el alba rellenándolas de grises según camina el día. Esas formas que pasean pesar y alegría en el ruidoso silencio de las horas y en la noche se transforman en duendes mutilados sin sombra y con forma de...

Llega un tiempo en que los años te hacen viejo, o quizás no sean los años y si la fatiga del tiempo que notas que se termina. Todo lo que empieza termina, así es la vida que palidece en el calendario de nuestro destino y termina en muerte. No somos conscientes de cuando empezó, siendo protagonistas silenciosos del principio de...

SOMBRA Sueño que no encuentras Olvidado en el recuerdo Malestar inconsciente de un castigo Batallando en la oscuridad Rumiando la pena de la conciencia Acallando la memoria del yo que eres.   Pippo Bunorrotri.           https://youtu.be/ydKwY0tqAXQ...

CAPÍTULO II «Ningún ser humano te espiará a la hora de tu secreto. ¡Permanece callado en esa soledad! No está completamente abandonada: los espíritus de muerte, en la vida, te buscan y, en la muerte, te rodean. Te cubrirán de sombras: ¡Permanece callado!...

Ronda la tuna en la calle empinada del poeta que olvida, con su serenata de borracho acompasado, y el poeta recuerda el amor de su musa que le tiene olvidado. A la tuna detiene y manda una serenata de unos versos sin medida, a su musa en la calle de la estrofa sin rima. Como la voz de un borracho desde...

Hubo un tiempo pasado sobre una tierra que nació mar, un viejo maestro enseño libertad y respeto, y a sus hijos guió sin odio, ni rencor, y en sus cartas dejo sentimiento y dolor de una vida de desconcierto. El reloj del tiempo cuenta sinsabores, pasión, y entretelas personales, de un tiempo en que el silencio era pecado, y la palabra condena, en...

17 Camina el arrepentimiento por la ladera solo y desconsolado, donde el perdón no se siente buscando la razón del perdón.     Pippo Bunorrotri         https://youtu.be/1-XhIhNWqgI...

 Se cruzaron nuestras vidas un día sin nombre, en una tarde cualquiera en el andén de una estación de una ciudad con solera.  Un que otro nuestras miradas se encontraron, radiantes se inspeccionaron, codiciosas se reconocieron,  y sedientas se absorbieron  saciando su curiosidad.  Tras el impacto  nuestros mundos perdidos, en el recuerdo del olvido, resurgieron de entre las ruinas de...

Versos que caminan en los sueños del ayer, que el poeta recoge en las sombras del funesto atardecer. Versos que navegan en el océano eterno del tiempo indefinido, que el poeta recita en la platea de la noche. Versos que vuelan en el silencio perenne de la hégira, que el señor de los sueños recorta y pega en la memoria...

Hay poetas que se inspiran en las noches y en las estrellas escriben sus versos.  Versos del oscuro ayer. Versos del amargo presente. Versos del sueño de mañana. Hay poetas que escriben del amor inventando palabras para su enamorada elevándolas en el globo de su rima hasta la luna para que sean fugaces estrellas. Hay poetas que en sus versos cuentan intimidades disfrazándolas en el...

El tiempo corre, vuela zascandilea en el viento sin medida y con paciencia Es un sinfín que no acaba, es el canto de la rueda del momento donde el instante rueda. Se conoce su principio su final nadie lo cuenta y la muerte es el final de un principio. El tiempo es la pluma que escribe...

Versos enamorados demando hoy y mañana que en el ayer he encontrado. Reclamo todo mi amor, a la diosa del amor, Afrodita, hija de Zeus y Dione, pues ya muero de amor, de amor  ilusionado, amor apasionado… emborrachándome de ti, tú… apego de mis sueños, solo tú mataste todo mi miedo. No habrá obstáculo que me aparte de ti, no...

En  los sueños rotos del amanecer gris de un mañana se pasean cabizbajos los ambiguos recuerdos, recuerdos nada mas, de unos sueños rotos en el atardecer del ayer, que como un niño balbuceo en el hoy tratando de pegar lo que está roto, mas en el intento me quedo de las rimas de unos versos de ambiguos recuerdos, recuerdos nada mas, de unos...

Corre el aire, galopa el viento, en el dorado amanecer donde el sol despierta. Todo se transparenta ante su presencia mientras preguntas porque galopa el viento. En el mar la luz se desnuda y su reflejo admiras mientras corre el aire.   Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/oica5jG7FpU...

Tiranas son las horas Ingenuos son los números del reloj Empeñados en dibujar el tiempo, Midiendo y acotando su espacio del Palpitar constante de la vida, simples Ondas en el lago del destino   Por las que transita la historia Anhelando un sueño no escrito Sobre el recuerdo del pasado Agonía del olvido que es...

En el insomnio de la noche los petulantes sueños del futuro incierto navegan en el océano del delirio ignorado de los sueños de la noche. Sueños inopinados de una realidad trenzada  en el instante del tiempo, en un pasado nublado de momentos habitados, en un presente deslomado. Sueños repetitivos que se desvanecen en el amanecer de una realidad confusa, en el...

La música esa diatriba de los soñadores de sueños que viaja en el silencio vagabundeando en las esquinas, en las plazas y en los palacios buscando tristezas y olvidos de quienes se esconden tras la máscara de sus anhelos; sin embargo, ella es (la música) agitadora implacable de un mundo de locos. Con los acordes de...

Pasaste los últimos días postrada en la cama de tu casa con las zalamerías de tu familia, con el celo de tu hermano, con el esmero de tu sobrina, con la vigilancia de tu esposo, con la diligencia de mis hermanos, conmigo en silencio y temeroso a los pies de tu cama. Te fuiste...

Vídeo poema "BUSCO LA INFANCIA" de Pippo Bunorrotri  por Ana Centellas   https://youtu.be/kWPbBuLNdA8...

Poesía no es retorica, ni teoría, ni prosa, es mirada inquieta, pues la mirada es la esencia de la poesía. Nada es insignificante cuando el poeta mira, pues el poeta analiza los sentimientos de la vida en el silencio de la noche con sus luces y su misterio, y por el día con el sonido del mar y...

— DIME POR FAVOR ¿POR QUE?

Aquel primer amor que llego repentino en aquel verano en que la pubertad se deslizaba entre susurros, sonrisas entrecortadas y miradas de soslayo. Su rostro floreció a la sombra de la muralla romana en los jardines del Cid, entre rosas y amapolas, la dulzura de su andar mi corazón conquisto. Cuando ella me miro, desde la corta distancia del...

¿Debería olvidar el pasado y borrarlo del recuerdo? ¿Debería olvidar a los amigos del ayer que ennoblecieron mi destino? ¿Por qué debería olvidar?...

Un melancólico caballero de triste figura desde la almenas de las Torres de Serrano percibe sobre la ciudad las sonoras campanas, del Miguelete “els cinc senys i les seis morlames” golpeando en la medianoche arrebatándole la visión del inquieto sueño que le acompaña lamentándose en soledad. ¡Detente!  Memoria ¡Detente!  Le grita al silencio con muda voz, el espectro de su yo. ¡Detente! ...

Nos conocimos en el avatar del ayer y caminamos en el quebrantó del hoy. En el reflejo de la luna unos rostros se miran preguntando por el mañana. Somos tú y yo los del avatar del ayer los del quebranto del hoy dibujando el inquieto futuro. ¿Por qué entonces?...

Tú poeta del tiempo que en su piel escribes agitadas estrofas de su momento.   Tú poeta del silencio que en la nostalgia de tus estrofas encuentras el verso del tiempo… del tiempo acabado.   Tú poeta invisible que con tus versos podas los deseos llenando los fríos corazones.   Tú poeta sensible que con una palabra haces una rima del sentimiento.   Tú poeta...

  Partamos de aquí, versos míos; pues ella se fue sin despedida, alejémonos en silencio sin temor, ni rencor, pues el tiempo de recitar se ha ajado y lo que los versos le decían es tiempo de su pasado que ella ya no puede escuchar. Que amargo es el mundo, sin su sonrisa desvelada, sin su mirada...

Las cosas grandes empiezan siendo pequeñas, como una rosa que empieza siendo semilla y termina siendo un rosal de rosas perfumadas. Como el amor que empieza siendo una mirada indiferente, una sonrisa partida y termina siendo un amor con espinas o el amor que te encandila para el resto de tus días. Como la vida que empieza con un acto...

Días prestados en las sombras del tiempo acabado cuanta el anciano sentado en el frío banco de las horas muertas. La mazorca desgrana de sus vivencias del pasado ante las palomas que esperan su grano. Las palomas vuelan con el grano del anciano, que cree que vive de prestado en las sombras de un tiempo acabado. El anciano...

Se dibujan las palabras en los sueños de un niño mientras el poeta escribe sus versos en las nubes algodonosas que cubren la ciudad de los sueños perennes donde, el niño juega a ser hombre y el poeta, solo sus versos escribe. Niño y poeta van de la mano caminando por la senda...

Gotas de roció por el recuerdo del olvido del amor perdido. Olas del mar donde se hunde el velero de una pena. Lluvia que nubla la alegría de una infancia el recuerdo de una madre que se fue sin despedida. Gotas que son gritos de vergüenza de un corazón que se desahoga. Gotas que son espinas de un dolor...

El silencio puede ser mentira, pero es una gran realidad donde aprendes a callar y también a escuchar, pero eso el tiempo donde crecen las dudas, las reflexiones, los pesares, las pasiones y los sinsabores; te lo enseña en la inocencia de sus horas, en la confusión de sus días, en el desconcierto de los años.   Pero...

Noches de estrellas notas de jazz que como gaviotas vuelan sobre el mar en las noches de café y whisky. Noche de estrellas notas de jazz tragos de bourbon que te hacen cabalgar sobre las olas del mar. Notas de jazz en una noche de estrellas donde los ángeles le arrancan a las trompetas lentos acordes sin tiempo. Noches de...

En el crepúsculo del atardecer el purpurado mando de la noche camina en el silencio del trovador y las desbocadas estrofas del poeta se dirigen a la campa de la luna donde el meticuloso escritor las espera encadenando rimas, dejando que la rima libre sea el Tenor que se pasee en los versos de un...

Bienvenido a este nuevo espacio donde los “Susurros del hombre que le habla a los sentimientos” se ha trasladado. Un espacio libre y abierto a todo aquel peregrino de un mundo enfrascado en el desasosiego de sus días. Gracias, gracias de corazón por acercarte a este...

Acerca de la soledad y del escritor, se dice, se comenta por ahí, en los cenáculos de forma poligonal de los nuevos eruditos del siglo XXI, que para mirar al interior de uno hay que hacerlo a través del cristal donde el reflejo se esconde...

Mi amor es esclavo; de tus inesperados besos, de tus sonrisas inquietas, de tu mirada inocente, de tu voz saltarina, de tus manos misteriosas llenas de caricias, de tus sorpresivos abrazos que embrujan mi silencio. Tú eres la flor reluciente del jardín de la esperanza que germina en el fecundo campo de mi vida. Tus ojos son la...

El poeta es un maestro del silencio, de la soledad sin tiempo, del sentimiento sin ira. y en la sabana de la esperanza plasma con paciencia sus poemas con palabras sin letras que cuentan sentir escribiendo lo que siente. Te mostrara tristeza la apatía y la desgana de este mundo de prisas, no para que en ellas te...

— PARA TI QUE ESTAS AHÍ

En la oscura soledad de la noche delante del lienzo blanco, que es tu piel, me he puesto a pintar sobre el. A modo de lápiz blando, mi dedo corazón use. Comencé a dibujar el contorno de tu figura de los pies a la cabeza, para luego con el resto de mis dedos, como finos pinceles, rellenar...

— Bradbury y la temperatura del papel

— Las Memorias del Olvido
A %d blogueros les gusta esto: