• All
  • ACROSTICOS
  • BLOG
  • BREVERÍAS (Aforismos)
  • NOVELA LA BAUTA DEL ZENDALE
  • POEMARIO DE SINFONIAS DEL SENTIMIENTO
  • POEMARIO DE UN TIEMPO SIN TIEMPO
  • POEMARIO OSCUROS DESEOS
  • POEMARIO PALABRAS AL VIENTO
  • Poemas de una tarde de sabado
  • POESIA EN LA NOCHE
  • POESÍA SIMPLEMENTE
  • RELATOS
  • Sin categoría
  • SONETOS
  • Uncategorized

Tú poeta… que tienes y sientes las palabras de tu poesía; reflexiva, impulsiva, irrelevante y concisa, que otros siente y guardan en el errado ayer que les recuerda su presente y que olvidan en el desorientado humo de su pitillo. Tú poeta… que tienes y olvidas, pero que sientes las mudas palabras que salen de los labios lacrados con el sello...

 A las olas de ese mar que me mima, que baña mis recuerdos, le pregunto… con la mirada dividida por la desdicha de mi pena, si ella, que navega en sus aguas aun me ama. Al viento que agita mi memoria en el vendaval de mis días, que en su brisa se lleva mi lagrima, le...

Llega la luna con su secreto en el refajo de su falta victoriosa ella de su batalla pues a él logra eclipsar con su belleza; a veces triste y afligida se presenta entre los quebrantos de las nubes alborotadas que su presencia quieren ocultar; otras simplemente ni aparece porque él su palidez pinta de azabache o...

Tu cuerpo desmembrado que engendrado fue en una loca noche de pasión, que llevas la razón de mi ser en el grito de la palabra que escupe tu sombra, bramando el miedo que dibujas en la mente de mi mismo. Cuerpo que eres reflejo de la sombra que me sigue en el pálido rostro de la...

Hablas a la mente acariciando el pasado en los surcos del presente donde ruge la tormenta del efímero futuro; hijo del pasado y presente engendrado en el lecho del amor propio, donde amas a tu sueño besando a la incertidumbre, acariciando el miedo, que el “prioste” de la realidad te muestra severo, sin saber que esta devora tu sueño dejando...

Son las veintiuna en el reloj, muere el aliento del día, nace la brisa de la noche y las sombras son figuras que caminan en la penumbra cargadas de reproches en la maleta de su alma, que despertaran de rabia en el lecho de los sueños donde cuerpo y alma se funden en uno pensando en...

Tú, poesía mía que en tus estrofas llevas un trozo del muro de mis lamentaciones y alguna que otra fantasía, que en el hueco de la rima que la retiene muere en los brazos del viento sin poder alcanzarla para que se queden en el recuerdo. Tú, que floreces en el etéreo espacio del abandono de las horas, siendo...

Deseo tener a mi costado, a la ilusión y su excentricidad, por esta siempre a la sombra, desnuda, esperando la ola de mi mar de fantasía. Deseo tener a mi vera, a esa mujer, que es compañía y alegría, porque me necesita para su gordura, porque necesito que mi locura reprima. Deseo tener en la orilla de mi río, a...

  En esa tarde brillante, centelleante de grises y claros, de oscuros aterciopelados, en la que nuestras miradas se encontraron en el arco iris de nuestros ojos pigmentados, entablando un dialogo de mudas palabras en el reloj sin tiempo en el calendario de momentos e instantes. En el reflejo de la mirada nos cogimos de la mano sin...

Una vida entera nos prometimos un día y solo la mitad en vilo pasamos enturbiando nuestro vacío, llenando las mañanas y las noches de silencios y reproches. Pero un día cualquiera del calendario, de ese año para el olvido, el corazón se me congelo de tanto frío en nuestras vidas y ese día la razón...

En esta sociedad donde la inconsciente hipocresía que esconde intenciones que no dices, es la reina de la fiesta donde se valora mas el envoltorio que el contenido, definiendo lo que haces no sintiendo lo que dices y emprendes. Unos buscan lo que no tienen y quieren a toda costa sin importarles el euro que cuesta, ni si...

Un “te quiero”, no significa nada en el tiempo que solo quieres el instante de ese momento del susurro  del “te quiero” que cuando pasa te transformas en un extraño… otras veces significa tanto que no sabes decir ¡basta! porque no sabes donde está el final de ese “te quiero”. Prefiero un “te quiero” que me de circunstancias para guardar...

Los hombres arrastran su amargura, las mujeres gritan su pena queriendo compartir amargura y pena de macho y hembra con complicidad, hembra y macho a partes iguales,  desde la atalaya del acervo poder que la historia les ha dado. Ellos –los hombres- miran a ellas; a la mitad que les dio la vida, que en...

Lloras la promesa incumplida, con el rostro entre las manos y el corazón acartonado, gimes sin llorar pero los silencios de las lagrimas corren por los pliegues de tu rostro compungido deslizándose entre el anular y el corazón de tus trémulas garras hasta caer rendidas en las baldosas de barro, con su lento suspiro, donde las huellas desdibujadas de tu...

Tu mujer…, que en la nube del amor has sido maltratada, ultrajada y vejada, con golpes y sin pudor por quien entiende, que amor es posesión…   Ese receloso machista que como aliado tiene al miedo y cómplice los prejuicios.   Tu mujer…, que con disculpas justificas ese horror con error de un momento de enajenación de un delirio alimentando tu miedo y tu...

Tú!, que amas a esa silueta maquillada, escondido en las tinieblas de tus miedos, que persigues en silencio espiando a la soledad, arranca el desasosiego; esa mascara que tu rostro oculta de las miradas de una sociedad de envidias y mentiras. Desnúdate del temor; esa túnica que cubre tu espíritu ocultando tus sentimientos, y atrévete...

Ya llega la tarde cansina y agotada con su enlatada nostalgia que en la noche se emborrachara con la purpurada lagrima de la añoranza pasada. Llega la tarde y las decisiones de la mañana a las dos de la tarde se fracturaran y su factura a las seis de la tarde pagar harás con el beneficio...

Ese lenguaje mudo que se mueve en el sigilo, que sus signos son palabras entrelazadas que vuelan reflejando sentimientos, emociones diversas, divididas y encontradas… Hay palabras que se pierden en significados diferentes, que son iguales, pero vestidas de manera distinta. Por no saber ver la diferencia de su vestimenta se mantienen en la frontera de nadie, siendo unas extrañas en el vocabulario corriente, donde se pierden, se...

En el silencio de la noche me dispongo a escribir con mi pluma afilada y mi pensamiento en blanco y negro, rememorando el hoy que ya es ayer pensando en el mañana. Quisiera ser, ese bisturí con su hoja afilada que con delicadeza de pulcro cirujano rasgar la fina piel pudiera para ver que se esconde bajo ella… esa...

Se precipita la muerte en ese instante en que la brasa parpadea en la somnolencia de su sueño y la llama se viste de luto escapando la sombra, que durante tiempo camino en las ondas del viento, en el último suspiro del tizón que sabe que se convertirá en ceniza, de un dolor que se muere a...

  En estos días, de dimes y diretes en los confesionarios de cristal, en las volátiles redes sociales, que más bien son el corral de la bolsa de valores donde cotiza el engaño al alza y a la baja, la realidad que nos define. Pues la mentira es su verdad y la crispación su...

A los diez años de vida, me enamore con ese amor ciego que desilusiones y alegrías deja en tus días, que en las soledades te acompaña y en los silencios te acaricia con su mirada. Es dulce y agria, es bonita y triste a la vez, pero siempre me acompaña y se llama Escritura esa chica que me...

Vamos a lloras sobre el tiempo para que la sal de las lagrimas cicatrice las heridas del alma. Para que las paginas de un libro sean el reloj que cuente las horas de nuestra amargura. Para que las tristezas de las penas sean el caudal de un río seco donde el pintor las...

Todos somos iguales, dice el asesino condenado a cadena perpetua por matar a la mujer que dijo “No” con gritos desgarrados  a sus pretensiones de machista engreído, que cree en su vanidad que por llevar verga o divino falo colgando ya tiene vara de mando. Todos somos iguales, dice el corrupto adulador siendo condenado, por llevarse lo que...

Así es como el poeta en el desgarro del día escribe prosa en verso, verso en prosa de la desdicha de este mundo que por momentos se pierde en el océano de la amargura y nada en el mar de la alegría. En la calle los arboles se desnudan dejando su ropa tendida en...

Este tiempo, que hoy vivimos es consecuencia de la historia del pasado; de sangre derramada, de palabras desgastadas en diálogos absurdos donde la realidad cedía ante la tristeza de una lagrimas y los gritos subversivos de la sin razón dictada. Lo que escribo en mis versos es el reflejo de ese tiempo que fue pasado de...

Hay un lugar al que he ido en sueños y al que no puedo volver porque he perdido su rastro en el crepúsculo del alba donde los pájaros van y vienen en la brisa del viento matando el tiempo. Ese lugar…, en la lejanía del horizonte donde conocí la dicha, es el olvido sosegado donde renuevo la...

  Camino herido por los surcos de unos versos con la amargura en mis manos en el abismo salvaje de la añoranza de un pasado que deja sombras desnudas como frágiles juncos al viento en la existencia de una vida que escapa en el sueño absurdo de la carretera del tiempo donde el pensamiento cuenta su historia.   Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/6a1PQ4whqrc...

Huyo de mi sombra arrastrándome por la vida tras las mascaras de mis yo-es buscando es realidad que mis palabras asesinan en la biblioteca del tiempo donde versos compongo para la bauta de mi sombra. En la soledad de mis errores hayo el perfume de mis recuerdos, que nada en la ausencia en el océano de...

Construimos el amor, esa contradicción fascinante que nos hace sentir vivos, con egoísmos y vanidades, con sueños e ilusiones, de mentiras y verdades, donde las lagrimas y las preocupaciones son el catre de la soledad. Construimos el amor, esa inspiración que sufrimiento deja, con palabras dichas y palabras encubiertas, con sentimientos dibujados en el calendario del destino donde la despedida y...

Un poema… es un sentimiento, que hace sentir la caricia de ese instante que no define verdad o mentira en la palabra sincera escrita con sentimiento. Un poema…es una percepción, que en sus versos cuenta la desdicha de un momento, la alegría del segundo que perdura en el minuto de la metáfora leída. Un poema… es una...

  Qué sentido tiene el tiempo si cada uno se lo damos a destiempo cuando conocemos la verdad y la mentira, cuando pensamos en la realidad dividida, cuando amamos en presente, en pasado y futuro. Cada uno, en el tiempo, con el engaño y la mentira jugamos en el barro de la verdad relativa que nos conviene para moldear esos barros...

Mil paisajes distintos se perfilan en la planicie de ese mar azulado donde los delfines persiguen sueños; sueños rotos escapados en la tarde. Mil días de soledades con sus lagrimas derramadas y sus palabras difuminadas, dichas al silencio en el llanto de un mar que refleja el futuro confuso en el hoy. Buscas excusas, para detener el tiempo y no...

Esa noche de perfumes que su aroma recobra sensaciones y recuerdos soñados; noche de murmullos silbados, de susurros entrecortados, de palabras balbuceadas y de música que juega a la comba con las estrellas. Esa noche que arde en la húmeda y noctívaga umbría donde las miradas luciérnagas lentamente se ciñen en abrazos de la amargura, que camina...

De ella todo me encanta, todo me atrae y me cautiva; su mirada, su sonrisa, su rostro, su gesto inquieto y tranquilo, su andar ligero y tranquilo… La lucidez de sus palabras, que salen de su boca como el chorro de una fuente, dibujando su ondulada belleza con la gracia de su figura… Como puedo...

¡Tú que en mi mente navegas, hijo querido! que en la noche me asaltas en mi rostro desnudo sobre la almohada. En el amargo amanecer del día que nace en la espuma del café donde los recuerdos, se esconden de la noche trasiega. Tengo miedo del recuerdo, camino solo pensando en lo que he perdido y en...

Si ves que el mar espuma deja en la playa; es mi poesía, que sus versos deja a tus pies. Mi verso es un barco velero de un solitario tripulante que navega en las olas del viento, y es una gaviota que planea entre el cielo y el mar. Mi verso es una daga, cuya hoja...

Cree el político vanidoso que el país es su pueblo, donde de joven hacia fechorías culpando al vecino que corría, y con tal de ser el regidor que rija y gobierne el destino de su pueblo mortificando al rival que le abuchea; mientras crezcan sus ahorros con el sudor de sus vecinos en paraísos, donde fiscales...

La vida es un libro que cuenta una historia de incoherencia, confusión y desasosiego jugando con la retorica de un texto que seduce con el engaño y la verdad que se interpreta en el reflejo del día rastreando las sombras que las palabras dejan. Es un texto con matices y contradicciones donde el engaño es una línea quebrada y la...

Ya las elecciones se han marcado en fecha y hora, para después de que los papones resignados hayan peregrinado con los santos mostrando sus purpurados mantos en el recogimiento de sus oraciones. Ya los generales, preparan sus estrategias de mentiras y engaños arengando a sus capitanes, para  que lleven a la legión de soldados ataviados sin...

El día nace triste y apagado, las nubes esculpen oscuras formas que flotan en el tenue viento que sopla, y entre forma y forma que se saludan en el tapete azul con “un buen día tenga usted”. Un furtivo rayo de luz pálido y dudoso se cuela entre las formas que se acomodan, hasta llegar...

En la música, ese espíritu que en la secuencia temporal de un instante fluye con armonía y melodía, donde la cuerda aúlla acompasada, el metal atruena el silencio, el viento solloza y gime, todo suena y nada se confunde, calmando el pesar del universo con la dulzura de su ritmo; y en la partitura las notas...

Cabalga sobre las nubes el poeta sin lentejuelas, ni túnica que cubran su cuerpo desnudo, sin mascara que su rostro esconda, el viento su cabellera suelta blandiendo en su mano la pluma, como espada relampagueante, que hieran las palabras de sus versos sentidos. Subió a lo alto de la montaña de su sueño, donde el...

Esta sociedad nuestra; donde el indigente pena, donde el niño sueña, donde el joven grita, donde el maduro aguanta y revienta, donde el noble se mofa a escondidas, donde el político pasa sin pena ni gloria. Esta sociedad nuestra que construye un mundo de egos. Esta sociedad nuestra que al poeta de la pena. Esta sociedad nuestra donde… Tú indigente,...

Soñar  y  no  despertar Despertar  y  no  soñar Levantarse, Descubrir tu mensaje Sobre la nevera. Beber café amargo Desayunar solo Vivir, soñando, vivir Soñando Para tener tu imagen Para conservar tú taza Para mirar tú retrato Para oler tu cuerpo Para seguirte con la mirada Para acariciar tu piel Para humedecer tu rostro Con mis labios Al besar tu cara Soñar Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/Ez62cQPYyI8...

Mi corazón esta triste, triste por no estar a tu lado. Mi corazón llora, llora de emoción. Mi corazón esta alegre, alegre de haberte encontrado. Mi corazón está ilusionado, ilusionado por volver a encontrarnos. Mi corazón está vivo, vivo por vivir a tu lado. Mi corazón sangra, sangra por miedo a perderte. Mi corazón esta triste y...

OH soledad, soledad Que hiriente eres En mis atardeceres, En las noches oscuras De mi alcoba vacía De tu presencia. OH soledad, soledad, Que me acompañas en mí caminar Mañanero En mis tardes cansadas En mis atardeceres De regreso a mi refugio, En mis noches Vacías y sin sabor. OH soledad, soledad Que hiriente eres Soledad mía. Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/r-hUC0z2VDE...

Esta noche que camina en la esfera del reloj que no se detiene en la oscuridad, ni en la penumbra de las farolas de la ciudad que duerme. Esta noche de este invierno que camina en el solsticio de febrero hacia un marzo donde llega la primavera, llena de aromas perfumados y rumores de un...

Te quiero como amiga, Te quiero como amante, Te quiero como hermana, Te quiero como hija, Te quiero como madre, Te quiero como esposa. Te quiero como a una estrella del firmamento, Te quiero como al agua Del manantial que sacia mi sed, Como tú quieras te querré. Te quiero con tus defectos, Con tus virtudes, Con...

TE QUIERO CON FLORES TE QUIERO CON PALABRAS TE QUIERO CON SENTIDO TE QUIERO CON PROMESAS TE QUIERO AL DESPERTAR TE QUIERO AL DESPEDIRME TE QUIERO AL ACOSTARME TE QUIERO POR LA TARDE TE QUIERO POR LA MAÑANA TE QUIERO PARA QUERERTE TE QUIERO  PARA DARTE TE QUIERO Y TE QUIERO NO ME PREGUNTES POR QUE   Pippo Bunorrotri   https://youtu.be/zR8_-7FXZzc...

Dónde vas mi señora con tus encantos al aire y tus enaguas en la mano esta noche de luna llena que cupido llega con su flecha de oro, su incienso de sudor y lagrimas y su suspiro de pasión desbordada. Pues yo tengo intención, más bien es un deseo, de plasmar tus encantos en el lienzo...

Han pasado los años con sus días de circunstancias y cada atardecer sigo estremeciéndome, como aquella lejana tarde en que me atreví a adentrarme, con agitación pausada y ataviada de misterio, entre las páginas de un libro que con el tiempo me enseño a no estar solo, viviendo la vida de otros, haciendo que la realidad...

Cuando el amor llega a la isla de las tolemias donde la gordura es locura y los sentimientos son únicos y complicados, y también perfectos y elaborados. cabalgando en las olas del desvarío. El amor no se mira, simplemente se siente y te lleva por la senda donde el miedo espanta, donde el dialogo es el poder que...

ASUNCIÓN Anochece con el suspiro de tus labios Sueño con las caricias de tus besos, de tus manos aterciopeladas Un día en esta senda mía apareciste de la nada como una nube caprichosa No pidiendo nada, solo una sonrisa y una palabra nerviosa que quería compañía Con tu cascada de...

  Los poetas versos y sonetos, de amor escriben, que poesía es, versos y sonetos que leo con atención, en ellos relatan que Cupido un niño es, un niño con alas, arco y alijaba con flechas, del amor es su Dios. Mas la historia antigua, de la mitología romana, nos cuenta que Cupido Dios del deseo amoroso erigido fue. Que...

Me tientan, esos poemas que abrazan esas palabras que hablan del sentir de un instante en el reflejo de un momento. Me tientan, esos versos sueltos que arrancan una sonrisa robada al suspiro en la rima de las estrofas de un poema solitario. Me tientan, esos besos escondidos escatimados al tiempo de tu vida, que a la...

Todo allí es grande radiante y luminoso, un universo cambiante donde la imaginación te lleva, en el que habita la sonrisa de la quebrada soledad. La soledad del ermitaño que ordena sus ideas con sus cien susurros conocidos, con sus cien rumores nuevos en su melancolía, viajando en sus sueños. El espíritu se emborracha en el tiempo lento, viviendo...

La noche me despertó en el segundo tañido de la monótona campana que anudaba la hora en que los gatos se aparean y los hombres y mujeres cuentan suspiros. Intento dormir de nuevo, mas el sueño se revela en el desvelo del último tañido, aguijoneando la imaginación; ese toro bravío desbocado que ciego corre sin control. Por matar el...

Mirémonos a los ojos y hagamos un trato, porque el futuro es el día a día y no esa hoja del calendario donde esta ese numero que es el ultimo en el que el futuro espera. Mirémonos a los ojos y hagamos un trato, digámonos con palabras sinceras lo que espera el uno del otro, sin tapujos, ni mentiras´ sin...

Ella inspiraba el vértigo con su dulce hermosura, era mujer concluyente que deseos ahogaba en su alma de mujer, que revelaba en sus suspiros, y en su imaginación cabalgaban sin que sus labios lo supieran. Era hermosa… una venus en el Olimpo de la imaginación de él… era hermosa, tanto, que a sus sueños presto su rostro de mujer. Él que...

Esa noche donde todo empieza y nada acaba; es noche, los dos, frente a frente donde el reloj nos desnudo, desnudos nos miramos sin palabras, ni reproches, con miradas de deseo, olvidándonos del pasado, deleitándonos con el presente, nuestros suspiros humeaba pasión, como el aliento de un volcán. Tus manos dibujaban caricias en los pliegues de mi piel y...

En ese triste anochecer donde la luna se engalana con los ropajes sombreados de la nostalgia. Un enamorado busca el ¿por qué? de su nostalgia. Todo calla a su alrededor, parece respetar su dolor; los rumores de la ciudad se apagan en el interruptor del tiempo. El viento, de la tarde durmiente y las sombras luctuosas del abandono comienzan...

Al amanecer cae la nieve con su silencio acostumbrado y sus blancos copos, aterciopelados, se reúnen en la ladera de la montaña susurrando… susurrando su inocente nombre que tantas sonrisas despierta, en la mirada de un niño; con ese sonido suyo que tanto se asemeja al de las mariposas que revolotean en torno de las flores. Se...

Absurda sinfonía de la imaginación donde el aleteo de una mariposa escribe jeroglíficos enrevesados en el segundo de su vuelo coordinado y algo alocado, dibujando sueños irreales en el viento de sus alas; diseñando mundos imaginarios, construyendo episodios mágicos de la fantasía de una realidad que vacila. Que en la medianoche despierta en el poeta la rabia que...

  El día que nace y la noche que muere, debaten, en el reloj de arena, su última ley su primer decretó, en el congreso del silencio de las palabras, mientras los visillos de niebla de las ventanas del universo se corran, para que el azulado cielo pinte de colores los valles, las ciudades, y las formas que...

En el crepúsculo del alba cuando la noche su manto negro retira y la luna se desvanece, en esa hora que el reloj repite como nueva, llevándose e su regazo a sus hijos, los sueños, dejando a los amantes desnudos en la aurora. En el equinoccio de este invierno, que espera su solsticio en Capricornio, nace el...

La noche estaba serena, la ciudad adormecida la calle silenciosa… ella enamorada lucia hermosa. En el contraste de la noche la luna brillaba en la penumbra con su pálido resplandor en lo alto de un cielo estrellado. El viento suspiraba con su dulce susurro entre las esquinas de la ciudad que recordaba. Ella, enamorada, llego a la calle donde el recuerdo prendido quedo en...

Hay pensamientos que vagan confusos en la pesada niebla del valle de la conciencia, sin forma definida, sin rostro perfilado, ni color que ensombrezca, que el cedazo del poeta las impurezas criba en su mente buscando la “verdad” en su poema que promueve una “ficción” con lo que expresa, creando una metáfora que desata evidencias  en...

La noche llega silenciosa, los parpados caen como pesados plomos sobre las pupilas, como losa sobre la sepultura. El sueño llega blandiendo sus blancas alas tejidas en sabanas de seda, abandonando la selva negra donde habita y sestea, en un afán de alcanzar el deseo escondido entre las carnosas hojas de las sombras que cortejan al rayo de sol...

El divorcio cambia el destino de dos que navegan en la galerna del día a día y en las noches de dolor que en el preludio de la décima borrasca rompen los grilletes del barco que le une navegando por el mismo mar, la confusión los ciega y el miedo les atenaza. Tienen miedo los dos. ¿De qué? Si...

Hasta que mi cuerpo se convierta en polvo, y el eco de los latidos de mi corazón se pierdan en las ondas del viento, no seré de nadie solo de ti. Pippo Bunorrotri-   https://youtu.be/GFoT6UUNLZc...

Cuando morí, aquella mañana que ensartaba los minutos en las horas, no lo entendí, no sabía que había muerto hasta que a otros oí decirlo y la rabia carcomió mis entrañas entrando en cólera al enterarme como la muerte me había llevado, y pensé en esos recuerdos que se habían quedado huérfanos… ¿Qué será de ellos? sin...

Hay días, que me busco y no me encuentro solo veo borroso reflejo de lo que fui en el ayer no tengo valor de enfrentarme al día, quisiera que el tiempo se detuviera en la hojarasca del viento, para mirar en el horizonte del pasado y ver los pasos cambiados de mi vida, esos...

Recorro las calles que me hablan de ti, buscando aquel lugar en que el anochecer se hizo día en que la luna se sonrojo. Aquel en que nuestras pupilas retrataron nuestras sombras en la palidez de la luna. Aquel en el que el silencio tenía palabras diferentes para nombrar el sentir, donde nos abrazamos a...

  Con la danza de las horas sonando de fondo, cubriendo con su mato las esquinas de mi estudio, en esta tarde lenta de invierno donde la lluvia invita al ensimismamiento, rodeado de libros, retratos de un instante y folios en blanco que esperan ser rasgados por la lanza de mi pluma, asedio a los recuerdos.   Amontono en mi...

Entre los poemas de Machado, en la estantería de mi biblioteca de los poetas recordados que ilustran las lecturas de los minutos encerrados de la alegoría de la vida. Unas hojas envejecidas y estriadas por el tiempo del olvido, con su letra negra cursiva inclinada y cuidada, cuenta las confidencias de miedos, temores y reproches concebidos en la...

Ella, la enigmática dama del tren del tiempo descendió y en la penumbra del anden de una vieja estación su sombra dibujo. Me acuerdo bien que eso sucedió un Lunes porque es el día en que los niños lloran sin saber por qué… o tal vez presienten la rutina. El Martes me la encontré leyendo un libro...

El abuelo camina tímido e inseguro sumido en los recuerdos del ayer ajeno a lo que revolotea a su derredor, ensimismado en su yo repasando el pasado que vivió, ya ni soñar quiere. pues el soñar le hace daño su destino escrito y deambulado en el ya solo espera el final, ya los reveses le importan ya...

En el despertar del amanecer, luce tu semblante ante mi mirada, cual ventana abierta al mar Mediterráneo, ese que nos saluda en las mañanas de nuestro despertar. Ardiente es la mirada de tus ojos azules, tu sonrisa un blanco velero es sobre las azuladas aguas del mar, donde se reflejan las sensaciones vividas que se perfilan en tu suave piel melocotón. En el despertar del...

Una mariposa Revolotea en mi interior. Es la mariposa De la ilusión, Los sueños, La alegría, La tristeza, El desconcierto, La sin razón. La mariposa Del amor   Pipp Bunorrotri.   https://youtu.be/Fo0K_n3VLG4...

Se dice, se comenta por ahí, en los cenáculos de forma poligonal que para mirar al interior de uno hay que hacerlo a través del cristal, de los nuevos eruditos del siglo XXI; que la escritura no es más que un ejercicio de soledad. Lo cual...

Aquella primavera que estuve contigo que a las seis en punto de la tarde en el parque de la mal querida te esperaba, escribiendo sueños en la memoria. Aquel día de primavera que la lluvia nos sorprendió cogidos de la mano en la cuesta de las Carbajalas y abrazados corrimos a refugiarnos bajo los soportales del Palacio...

Hay recuerdos, como hay vida, que se resiste al olvido como hay muertos que se resisten a ser enterrados en los recuerdos. Esos a los que nos resignamos a decirles un adiós o un hasta luego, porque nos hacen falta para trazar nuestro camino, para vivir la vida con distancia e ironía, en este mundo de mezquindades y de...

Volando como gaviota en el secreto de su vuelo planeando en el viento, en la nada de la meditación, esa evasión de miserias cotidianas, donde el silencio es la caligrafía de las palabras que escribo en la vaina de un grano de arroz, deseoso de encontrar esa espiritualidad que la tecnología me ha robado. Desde esa altura, donde la...

Como cada enero, diciembre se cae del calendario siendo una hoja arrugada del invierno, esencia de la trova del poemario de una vida que sus versos versificados  liquida en el ultimo día, colocándole en la estantería del tiempo que continua en otro versificado poemario que empieza con la asonancia de una nueva rima. En el himpas, ese...

Ahora que mi río está llegando al estuario de ese mar tranquilo, donde las olas mecen el tiempo, donde todo sale a flote balanceándose es su calma, me he dado cuenta que de la cascada, donde mi río broto, han caído cosas que se han convertido en los fósiles que han rodado en su corriente alocada del silencio de su cauce. Ahora,...

Os veo ahora, Valentina y Nicolás, dos niños que estáis aprendiendo a caminar por la vida, vais al colegio, jugáis, aprendéis, soñáis en presente sin importaros el futuro, dibujando un pasado, escribiendo esa inocencia vuestra en las blancas paredes que se ira, la inocencia, en el suspiro del tiempo. Cuando los años hayan caminado con el tiempo...

PEPE Pido perdón con palabras meditadas Entre llantos sinceros Palabra esta, perdón, que misterios encierra Entre lagrimas derramas.   Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/384wt6tznwE...

En el instante de aquella tarde, de aquel día, en el que el sol se ponía en el oeste de una noche de alegría que nuevos amaneceres traería, en medio de un charco de sudor y lagrimas. Cuando abriste los ojos con un llanto y te asombraste de mi gesto ausente, o quizás...

  ADIÓS Aquí en el recuerdo del hoy Despido el ayer de nostalgias y alegrías Intentando que la tristeza no se vea Obteniendo una sonrisa de despedida Siendo recuerdo de un sueño.   Pippo Bunorrotri.     https://youtu.be/_03uXQiz6eY...

Eres quien habita en ese vago espacio de sombras, soledades y silencios. El que deja sus tristezas en una silla menguada, quien sus penas pone en prosa y verso tumbado en la cama perdiendo su mirada en el universo del ayer. Eres quien eres, aunque no te lo parezca, quien revuelve el ayer del hoy buscando la nada, quien viaja...

El otro día, ese en que te levantaste con el propósito de hacer limpieza de las cosas arrinconadas en un cajón de tu pasado inquieto. Si querer te reencontraste con los instantes olvidados en ese álbum de fotografías; de colores desteñidos, de sonrisas congeladas, de muecas desfiguradas y lagrimas pintadas. En tu memoria peregrinaron las imágenes de...

Tú abuela, contempla  los crepúsculos del otoño con anónima ilusión, esperando el frío invierno en que mi diminuto cuerpo caliente tu tierna alma de madre arrinconada. Tú abuela, crees reconocer la sombra de mi diminuto cuerpo que se forma con tu sangre y tus lagrimas en las cálidas ondas del vientre de otra mujer, mi madre, en la...

Miércoles Santo del setenta y cinco, el manto de la noche cubre las sombras de la catedral, ya los nazarenos se retiran, sus capuchas cuelgan de su cinto, su rostro se dibuja en la penumbra, sus túnicas cambian por ropa cotidiana. Ya la niñez borrosa camina en la niebla, y aquella juventud ilusionada e inmadura se dibuja...

Aquella despedida en la que no hubo ni llantos, ni gritos, ni sonrisas, ni lagrimas, en el instante del tiempo… Ni besos, ni abrazos, ni disculpas, ni reproches, que recordasen otros momentos, solo un adiós congelado como despedida. Aquella mañana, de primavera, enriscada en la plúmbica neblina del amanecer, en la vieja mochila fatigada, que hoy se...

Déjame ser, La sábana en tu noche La almohada de tus sueños El pañuelo en tus lágrimas El viento en tus mejillas Déjame ser, Los mares de tu océano La arena entre tus dedos El aire en tus pulmones La saliva de tu boca Déjame ser, La sonrisa de un niño El beso de tus hijos La...

Hoy solo tengo recuerdos, Recuerdos de tus ojos Llenos de expresividad. Recuerdos de tus labios Sabor melocotón, Recuerdos de tu cara Llena de miedo y emoción. Recuerdos de tus brazos Regordetes y suaves. Recuerdos de tu pecho Lleno de pecas luminosas, Que parecen estrellas Llenas de luz. Recuerdos de tu vientre Duro, nervioso, suave. Recuerdos de tu cintura Perfecta para bailar. Recuerdos...

Busco, en los tesoros de mi vida Busco, En mi corazón las caricias de tu mirada. Busco, En mis anhelos los besos furtivos De nuestros encuentros tan prohibidos. Sentado en la oscuridad de mi alcoba, miro al cielo Implorando al ser supremo me regale vivir nuevamente. Nuestro sueño eterno.   Escrito Enero 2009 Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/EVAB2z1RPu4...

Dónde vas alma mía. Alma mía. has andado errante y perdida ahora que has encontrado la senda del jardín de la esencia. Dónde vas alma mía, has comenzado a caminar por la senda que te llevara al edén de la esencia de tu sosiego. Dónde vas alma mía, en esa senda, por la que caminas en esa senda árboles frondosos encontraras en su orilla sus ramas no te dejaran ver la...

Tras más de cuatro décadas de caminar entre el bullicio de ciudades encantadas, orgullosas y desquiciadas, que aceleran la ansiedad y sacian los egos, regreso a la casa de esa villa donde el silencio es evocación del primer llanto que quedo gravado y encerrado en la celda de la memoria de las ausencias no olvidadas Abro el...

BUENOS DÍAS SEÑORA DE MIS SUEÑOS, EN ESTA NOCHE DE VERANO, ME HE DADO LICENCIA PARA VISITAR VUESTRA ALCOBA. ENCONTRÁNDOOS SOBRE VUESTRA CAMA DORMIDA Y DESNUDA ESTABAIS. A VUESTRO LADO YO ME POSTRE PARA OBSERVAR VUESTRO ROSTRO QUE UNA SONRISA EN EL PRENDIDA ESTA, CON LA YEMA DE MIS DEDOS VUESTRO CUERPO DESNUDO YO DIBUJE, DESDE LOS HOMBROS HASTA LA PUNTA DE...

No soy poeta, soy un velero varado en el lago de la vacilación donde la espesa niebla cubre su negrura y el destello de una rima pida locura. No soy poeta, soy marinero que navega en la tormenta de esta vida donde solo quedan las ausencias que el tiempo arrebato con su viento de...

EPÍLOGO   En el presente me senté, Bajo la bóveda de las estrellas, En la noche desnuda. Con la nada como compañía Sin presente, ni futuro, Sin amor, sin amigos. Mi mente se mudó, A ese extraño mundo Que es la memoria, Con su insólito poder. En la campa de su castillo Una legión de recuerdos Me observan, me...

Tuyo ha sido el tiempo de mi soledad, esa que se perdía en los versos de las noches, en que el búho miraba la luna con sus grandes ojos de amplia pupila, de mirada penetrante y enigmática que miran el interrogante de la vida, mientras mi espíritu vaga bajo el manto oscuro de las...

En el hangar del tiempo camina el olvido con los asombros esparcidos, pues las mariposas de antaño son gusanos enredados en su seda guardando los misterios de los enigmas, de pasiones, deseos e ilusiones que iluminaban el futuro. En los tizones apagados de su vibrante fuego, queda aquel mundo que antes traía memoria y ahora solo es olvido.   Pippo...

Esa sombra que se desliza entre tu ser y tu alma tejiendo espinas heladas en la procesión del entierro. Las ilusiones que nacieron en el ayer soñado se esfuman en la mentira de una verdad oculta. Aquella mirada, que detenía el tiempo en la montaña de la duda rodó por su ladea dejando un surco de amargura. Aquellas...

En un crepúsculo de invierno, cuando la cerrada noche preñaba blancos copos de nieve, un llanto desgarrado quebrantaba el tiempo del reloj y en la primavera, cuando las flores amanece ese llanto era balbuceo de palabras perforadas, que en los inviernos venideros atrapaban los instantes de momentos abrazados en el tiempo del gateo, entre sonrisas y babeo de quien...

“El aforismo es un género hermafrodita, mitad poema, mitad ensayo. Pequeño monstruo entre la belleza y la razón: Quimera”.   24 Escribo en tu mirada el lejano ayer que cabalga en la llanura de la memoria, queriendo ser nueva singladura de una vida. Mas lo viejo no puede ser nuevo, si acaso de él aprendes que lo nuevo...

Florecen los almendros en el invierno del valle de tu rostro. Reverdecen las moras a orillas de la cascada que nace en tus ojos, y las humedece. De tus tiernos  labios salen palabras esbozadas que son latidos del sentir, que aplacan el quemazón de mi ansia por mamar el sabor de tu cuerpo, que es deseo infantil por acariciar la...

He llegado a esa frontera de la vida en que a veces pienso en ella, la muerte, de manera distraída que se convierte en una reflexión inacabada en las horas del tiempo muerto, pues no encuentro la razón para pensar en ella de manera decidida. Pero a veces pienso en ella...

Pasan los años en el sortilegio de la vida navegando en el océano del tiempo, vistiendo un cuerpo desnudo mientras el impetuoso y seducido viento desnuda las nubes, acaricia el sol y se baña con la lluvia. En los dulces amaneceres sueñas con glorias, que en las se desangran las heridas obtenidas de los errores que...

En las nubes altas el tiempo trenza esperanzas, mientras en la tierra, el mundo camina hacia el infinito con miradas sin retorno, embarazadas de ilusiones que nacen en las cunetas de un mundo que camina sin rumbo hacia sus sueños. En la humedad de la noche, las nubes de desvisten y el mundo llora lo perdido, para...

“Dedicado a los enfermos de Alzheimer”   Cuando las estaciones del año so espesa niebla; las primaveras nacen pálidas, los veranos destiñen el vació, los inviernos tiñen la nada y los otoños un suspiro frío.   Cuando los días no cuentas; las horas pasan si darte cuenta, los minutos son eternos, los segundos no existen y el...

Hoy el mundo desgajado del tronco milenario de la historia, se desmenuza ante las voces de quienes reclaman y desprecian, lo que otros en la historia pusieron, y que esas voces corrigen cambiando la historia. Llora el mundo, como si todo, lo que lleva en sus entrañas se detonase de pronto, convirtiéndose en arena del desierto, donde las estrellas vagan erráticas, retrocediendo en el tiempo. Las...

Cabalga el soberbio sobre el mar mostrando su petulancia con la espada de jactancia que blande al viento  desde la torre de su castillo, el orgullo. Pero un día, la vida, ese juez, que juzga y no perdona en su puesto lo coloca como una estatua de mármol para que el tiempo lo contemplé por lo...

Tristeza… Un viento helado corre por la ladera de tu piel dejando surcos de desconsuelo en el anochecer del alma. Duele… Porque la tristeza de verdad es una herida que sangra desde la semilla a la raíz dejando muerta a tu sombra. Se nutre… De momentos y de instantes ateridos en los fríos silencios, como golondrinas sin nido, de...

Es cinco de Enero y a la ciudad llega la ilusión en esta noche de confetis y deseos montada en su carroza de sueños, y Valentina y Nicolás nerviosos esperan su llegada.   Las calles engalanadas con cristales de colores que iluminan un cielo estrellado y la sonrisa inocente que corretea en los soportales trepando por las...

El amor… ese caballero de las sombras que cabalga en la campiña, donde el deseo y la pasión florecen bajo la fugaz luz de la luna que esconde nubes de dicha en la ventura de unos instantes teñidos de amargura y alegría. Ese altivo caballero… desciende, con su gallardía,  por la ladera de la esperanza en...

Donde la luz se guarece de su propio resplandor. Donde las palabras se derriten en gotas de muerte y belleza, así es la soledad del poeta que cuando la luna florece se encierra con su silencio, dejándose batir por los sonetos de una rima que no nace y muere en las estrofas de unos versos de...

Hay un día, en el calendario de mi vida, que goza de rebeldía, que se empeña en revolver en el desordenado desván de mis recuerdos, buscando en el dolor, el nombre de las ausencias y las miradas olvidadas.    Ese día con su revendía insiste en volver, al primer día, sacando del armario el diario de mi...

PERDIDOS Porque la vida colecciona años en la memoria Entiendo que en lo inesperado de los días está el mañana del hoy que sobrevive Reconozco que soy un ciego y a tientas camino en el destino… Destino que en mi deposita las ausencias que el tiempo me quita Irrumpo en...

INMOVILIDAD Ingenio se disimula en la mente cuando la luna se pasea Noches tortuosas dibujan sus sombras Mientras la memoria viaja libre Obligada por la quietud de las sombras Viendo como la cigüeña se mueve sobre su nido Imaginando que vuelas con sus alas La mano yace con la muerte de los...

CUENTO Cae del cielo lágrimas livianas Ungiendo palabras sonámbulas En el trastero de la memoria Naciendo unos versos cortos Tratando de aliviar la tormenta del poeta Obteniendo un cuento sin final.   Pippo Bunorrotri.     https://youtu.be/QFlcs8vwLK4...

  DONDE LA NIEVE Días de recuerdos de los besos del verano Otean las noches de invierno Nutriendo los sueños de ilusiones Dibujando en el alma sonrisas Esperando la risa sincera   La noche cae oscura Aparece el día blanco   Nada es igual, todo es diferente Inclinando el tiempo a la espera Estremece el frió de la...

ENCUENTRO En los azares del sueño hallo Nostalgias disfrazadas de turbios recuerdos, Crece la esperanza mientras dibujo Una vulgar figura sin pena, Estatua fría de la evocación Negando la evidencia de esta tarde donde Todo vuelve a aquel día en que las miradas se cruzaron Regresando a la orilla del lago, donde el...

SIGILO Sigo el silencio de las palabras Inmersas en su procesión trenzada y alargada Guardando sus pasos en la almohada de la memoria Intentando construir un poema corto y encendido Las palabras toman cuerpo de lo sentido Oponiéndose a que me enredé en lo cotidiano y me desvele.   Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/lXCYni_d1Nw...

En estos días de diciembre, que liquidan el año que empezó, vuelve la memoria, allí, donde la niñez se fraguo.   Vuelve a aquel lugar, la memoria animada, que añora, donde las amapolas marcaban el sendero de unos vacilantes y zoques, primeros pasos, que no vuelven pues se los llevo el agua del río del pasado.   Donde...

  Este ultimo día de fastos, en el tiempo del año, se vuelve orgulloso y engreído desmedido ego corrompido que me envuelve en su sudario con los sueños olvidados, con las promesas quebradas de un ayer que fue mañana.   En una sábana blanca escribo la galantería de lo correcto.   Mi pluma dibuja signos que son palabras congeladas en la...

En la noche ciega del remordimiento, la desazón por lo perdido, las pupilas de unos ojos, tristes y apagados, indagan la penumbra del infinito por si en esta la luna defenestrada que dejo negrura en el alma y potentes clavos ardientes en la indiferencia del recuerdo.   Anhela los rayos de un nuevo sol que aparezcan en...

Si la vida es noche y día; como negarla, si la mitad es esa negra sombra donde los sueños habitan danzando la quimera desatada de una razón que se congela. Como negar… ese todo de luz y oscuridad, sin los burladeros de engaños y mentiras de la plaza de nuestra vida. Como negar… esa negra sombra, mitad del...

Ven amor, caminemos juntos sin temor ni pudor, viajemos pegados. allí; al horizonte azulado de nuestra alma donde existe el verdoso oasis de la memoria.   Viajemos allí; en el viento confuso, sobre las aguas encrespadas del océano de nuestra vida, hacia el faro talludo de la ilusión que centellea nuestro amor.   Será una singladura de llantos, de suspiros, de...

Me arañan con sus uñas, de gata encelada, las palabras de una poesía que los sentimientos interroga.   La ansiedad me roban, mientras danzan en mi alma las estrofas sentidas en metáforas difusas.   Plantean orgías, que se diluyen en el olvido y resucitan en el recuerdo de un verso concreto.   Entono sonetos de poetas que conozco, para pegar los verbos...

En el dulce oasis de mis papeles, tras el cardenalicio “Urbi et orbi” dominical y con el tímido aroma de la tinta impresa del rotativo, sorteando las noticias presurosas del noticiario del crepúsculo de la tarde, un poema balbuceante nace ajeno al tímido sol que se desvanece…   Ojala su tiempo se tome para crecer...

En el despertar del gallo la pluma del poeta se adormece en su nido cansada de pintar reflejos, de arar metáforas en el barbecho de unas páginas, sembrando palabras en la mente del poeta.   Las palabras germinan, se abren y cierran escuchando el juicio de lo que dice el escritor, que busca el cuerpo de una idea implacable, donde...

“La gran tragedia de nuestro tiempo es que no sabemos vivir aquí y ahora”   ESCUCHA Es verdad, escucha… ten calma Siéntate aquí, y escucha… no huyas Cuando la noche llega, escucha… la soledad te brinda un océano Un silencio te taladra, escucha… sírvelo en una copa y brinda Conviértelo en tu...

Como naranjos en flor era el aroma del chorro de su voz, en el transparente río de su alma, y en el pentagrama de su vida las notas se amoldaban; el Sol de una buena mañana, el Fa de un hasta luego, el Mi de un como estas, el Re de un después, y el...

En esta tarde donde la melancolía callejea entre las sombras, donde las palabras dejan heridas y los sentimientos supuran; donde la desazón es ciega y las alas de los sueños están rotas, tan solo quiero leer poesía, perderme entre versos, sonetos y rimas desapercibidas, para olvidarme del mundo y del tiempo, y recobrar esa intimidad mía, que...

El amor no viaja en autobús por autopistas desoladas. No viene en el Ave sobre perfilados raíles, ni tampoco en un velero surcando mares tranquilos. El amor es sordo y ciego, loco y arrebatado, silencioso y solitario. Se presenta inesperado sigiloso y perturbado, susurrando su nombre sin propuestas concretas, ni preguntas enrevesadas, solo con la esperanza de caminar de la...

  Hay silencios encriptados en el disco duro de tu conciencia que jaquean tu esencia infectando con su virus tu alma.   Hay silencios balsámicos que con su fragancia, de flores asilvestradas, te embriagan,   hay silencios que apestan con el odorífero nauseabundo del aroma del engaño.   Hay silencios que hablan, otros no dicen nada, pero todos nacen y mueren en la estrofa...

  https://youtu.be/orL-w2QBiN8       No se apaga la luz una vez la hayas prendido en la celda de tu memoria con la chispa del sentir.   Construye un faro en lo alto del acantilado para que pueda guiar al velero desnortado, al marinero desordenado, hacia el puerto de su ensueño.   Nada puedes temer, tus miedos debes vencer mientras la luz ilumine tu sueño.   Pippo Bunorrotri....

Tú abuelo, te fuiste en el tiempo en el que la evocación fue olvido y ahora tu memoria se yergue ante mi como augusto Toteen de un dios pagano. En la vertical ladera de mi mundo desconcertado la mirada se detiene para ver la silueta dibujada, ungiéndome con el saber de hombre mundano. En tu antaño, donde la...

Sobre el caos de unas fechas esperadas y atrapadas en la penumbra de sus días la esperanza coloco, como regalo engalanado, bajo el tronco de mi árbol iluminado por un estrellado cielo de ilusión y esperanza.   Pippo Bunorrotri.     https://youtu.be/Ug1nM9bejAg...

Te amo por lo que eres, por ser como eres, por ser el faro que mi velero guía en este océano del tiempo, por ser la esfera perfecta con movimiento celeste que genera un campo inducido que ilumina mi vida; de suspiros y llantos, de amor y locura, que ilustran mis pasos allá donde vayan.   Eres el viento que...

https://youtu.be/aO5fLLHj55k   Soy esa sombra que me espía, que en la oscuridad me atosiga con sus preguntas y reflexiones razonadas, que me sigue y recrimina mi silencio y mi gordura, mi terquedad y mi soltura, sumergiéndose en la espesa niebla de las contradicciones y lo absurdo de encontrar el camino de regreso a la esencia de mi propio...

ÁRBOL Te Alzas con tu silueta al cielo Tus Ramas dibujan sombras Que Bordean los rayos del sol Siendo Ofrenda de consuelo Pues La cabeza levantar debo, para ver tu silueta.   Pippo Bunorrotri.         https://youtu.be/aO5fLLHj55k...

Enséñame a creer que puedo hacerlo mejor Cuando sangren mis heridas y me apoye en tus alas. No quieras adivinar siempre que estrella perdí al amanecer Mírame y enséñame a entender que todo se pierde y vuela Que nada es tan tuyo como para retenerlo Ni tan ajeno que su...

Se suele estar cansado cuando agotas las fuerzas. A ti, que no puedes leer sin enseñar tu franqueza. Justo a ti va dedicado este pensamiento: Mira atrás solamente para avanzar, no dejes piedras en tu camino, el camino es algo que la vida te regaló, ándalo. ...

En la noche silenciosa de esta ciudad ruidosa, cabalgo con paso firme pisando sus adoquines. En la noche silenciosa de mi soledad, preparo mi corcel blanco, ese corcel blanco que es el sueño, con las mejores galas pues subido en su grupa quiero cabalgar hasta tu encuentro Amor. En la noche silenciosa de esta ciudad ruidosa cabalgo sobre mi corcel blanco guiado...

Recorro el valle de tus anécdotas aquel remanso de tus dulzuras, recuerdo el cariño de tus palabras, aquel acento de tu voz, en la brisa me miro dentro de un lago azul, y me doy cuenta, ¡que te extraño!, de tu ausencia. Solo así pasa...

Eres  mi  luciérnaga que ilumina mis noches sombrías, el manantial cuando me invade la sed, el horizonte claro en mis oscuros atardeceres, eres lo mejor que me ha pasado en años. Me das paz con solo escucharte, confianza a dónde  puedo llegar  en la vida. Eres mi amiga, te conocí por casualidad o solamente, el...

“Tengo una sonrisa para tu árbol de Navidad. Tengo un corazón simple para tu Belén. Tengo una palabra amable que alivia tu tristeza. Tengo una mano que te ayuda a levantarte, y la otra es un bastón donde apoyarte. Tengo un espíritu que te trae felicidad. Tengo sorpresas, ilusiones y...

Salgo a la oscuridad de la noche fría buscando mis versos en la lejanía, pues se han adentrado en el laberinto de sensaciones y emociones de un hombre enfrascado en una lucha con su mente donde un ejército de dudas se desliza por la ladera de su conciencia. Y en esa oscuridad con...

Desde este amor ese nuestro y que nos separa, clamo a mi alma por la ternura que en mi pecho porto por ese rostro tuyo que sombrea mis sueños.   Mi voz alzo en el silencio de tu mirada, para que percibas cuanto te amo.   Mis palabras son el despertar de ese mundo tuyo donde mi velero navega con viento de felicidad.   Destierro...

He llegado a este mundo desnudo y con un llanto, es seguro que dé el me iré sin nada y con el llanto de otros, pero entre el primer llanto y el ultimo ha habido una vida llena de alegrías, penas, obligaciones y derechos, pues estos me los he ganado caminando en...

Hoy he derramado lagrimas en la playa, que las olas del mar se han llevado, he dejado que la blanca espuma, que como sonrisa trae el ondulado mar, mis doloridos pies lavaran recordando aquellas tardes en que los dos nos confesamos nuestras penas, temores e ilusiones, que hoy se han desvanecido en el adiós...

La noche esta muda, las calles persiguen el silencio y en la penumbra de su caminar un enamorado se sienta, a escuchar como las olas rompen con furia en la memoria de su pesar, mientras suspira en la noche que oscurece con los ojos anegados en llanto por el lamento de su desdicha.   Su corazón...

En la sombra de la luna el tejedor del tiempo acomoda la agujas de la época de la vida mientras murmura su historia.   Hace mucho tiempo que el pasado…, que en la historia se ha quedado, debería ser arrinconado pero no olvidado.   Hace mucho tiempo que los viejos amigos y los viejos tiempos deberían ser evocados por lo que...

Susurra de súbito un día el amor sobre el sofoco de un rostro, en la palidez que le precede, en la mirada que se escabulle, en el suspiro que se escapa en una sonrisa inconcreta… Así susurra el amor   Dos corazones que palpitan en un instante inopinado en la soledad de su campanario, mientras...

La poesía no son palabras sometidas a una representación; la palabra es un eco que difunde el reflejo de una idea.   La poesía es un lenguaje que dice lo inconfesable y define lo impreciso con las sombras de las palabras.   La lengua y la metáfora persiguen la puntualizaron, la poesía persigue la interpretación que nada tiene...

Nos conocimos en ese instante en que tu mirada tropezaba y la mía se inclinaba, encontrándose en esa intersección de un punto sin final donde la magia existe.   Tus ojos obraron el milagro de que de la chistera de mi boca saliesen mariposas de cristal que tu rostro acariciaron arrancando una nerviosa sonrisa y el silencio...

Hay noches en mis días que camino con mi sombra, solitario, en la inquietante hipnosis del sueño donde las pesadillas se alían con el insomnio y los miedos y reproches cabalgan a lomos, como alma sin pena, del remordimiento asfixiándome en la penumbra. Vago por un desierto sin arena hacia un mar muerto, pues en él solo...

¿Qué tienes hoy poeta? Que el lienzo de tus ojos reproduces viejas fotografías llenándolos de visiones trasnochadas, que hacen que en tu rostro reproduzca el pánico de tu locura melancólico y congelado. Oscuras pesadillas rasgan con su daga los versos que ayer fluían con su rima y hoy son tortura de tu duda. Quisieras exhalar el aroma de...

Una espada ropera con empuñadura repujada saliendo sin espera del bosque encantado en busca de fuego una fermosa mañana; una dama disfrazada de reina hechizada, con sus garras de pantera; una doncella inocente que te engatusa con su voz melosa y su sonrisa solicita. El susurro de un tribunal cuándo condena; la sombra de la luna en la purpurada noche entre luces...

Amante perdida en la insipidez de un tiempo donde la sonrisa del amor era fingida, escucha mi voz, agria y farisea como si fuese la de un muerto  desde el nicho de su desencanto.   Tus ojos de oro han dejado sombras en mi alma, que mi mirada de ónice desgarra como un relojero convirtiéndolas en...

Te amo, a pesar de tú tristeza pues tus lagrimas dan belleza a tu rostro, como la lluvia la jardín, la tempestad pasa y fortalece. Te amo, cuando la alegría abandona la clausura, cuando tu corazón late junto al mio, cuando en tu mirada la nube del pasado se desvanece. Te amo, cuando tus besos son...

El amor nace un día cualquiera, una noche sin luna, o una mañana accidentada, una tarde dividida. Camina ciego mientras medra sin contar el tiempo, soñando en las semillas del momento y en el instante de su cosecha. El amor escucha el lamentó del viento danzando en el edén perfecto, creciendo bajo lagrimas de lluvia, deforma...

Esta entre la multitud de una ciudad anárquica, dónde su esencia péndula entre callejas con historia que le cuenta la utopía de su leyenda antes de ser abrazado por la metrópolis alocada, pero cuando un hombre en su memoria apila historias estas alzan la voz cantando en la mañana la ilusión de un sueño y en...

¿Dónde está la poesía? En lo deforme por naturaleza. En lo correcto por imposición. En el quebranto por el odio. En el llanto de un recién nacido que se rompe en mil pedazos y vuela en el viento. En el chirrido de puerta entreabierta. En el crepitar del fuego. En el ruido de la...

ALEGRÍA Alma que viste otoños inquietos, que Llegan desde la aflicción al alborozo. En su regazo la vida se renueva, Grotescas figuras se forman en el rostro Recordando añoranzas del pasado Inhalando suspiros de gozo Animando la velada con su presencia.     Pippo Bunorrotri.       https://youtu.be/P7ZLcUYzvnc...

La lluvia cae sobre la ciudad, la noche me atrapa extrañándote mujer. Las gotas de agua resbalan lentamente por el cristal de la ventana, como lagrimas bañando tu rostro. Gotas de agua donde se refleja el rostro de mi amada esperando ese día en que decidas quedarte… Estos versos siguen su rebeldía vagando en mi mente. Las rimas… Están en huelga permanente. Amada mía me hace falta...

No dejes que empiece un nuevo día sin haber repasado si en el ayer tus sueños se han cumplido… o están por nacer.   No permitas que el aburrimiento gane la batalla a tu bizarría, pues en la derrota y en la victoria esta el error y la gloria.   No permitas que alguien hable...

Os despeñasteis en la oscura oquedad del abismo de la muerte, los fantasmas de vuestros miedos me dejasteis como herencia, mas yo ya no puedo dominarlos ahora que vuestros huesos en el campo santo no son más que polvo de ese campo.   Es fácil de entender, amantes padres, que vuestra existencia padecisteis en el...

Esa aciaga manía de vivir, este capricho por vivir en un espacio conquistado en un tiempo que no es tuyo sino de la vida, donde solo eres un antojo de la imaginación de tu mente, que te empuja, te arrastra… Miguel ¡no lo niegues!, a navegar por su vasto océano convirtiéndote en capitán, patrón y...

Soy un chalado trovador que se cubre con el capisayo de unos versos enlazados ocultándose en el silencio, soñando con fantasías amordazadas en el tiempo del pasado por miedo al rechazo, arriesgando su libertad de expresar sus sentimientos. Que camina en el arenal de la diáfana conciencia como nómada con su costal de dudas.   Como el reluciente sol...

El dios del deseo amoroso, Cupido es su nombre, hijo de Venus, diosa del amor, y de Marte, dios de la guerra, perdió los ojos de tanto llorar y con una venda, salió al mundo con su fatal locura; de mando, quito, pongo e impido. En el devaneo de su soledad el mundo...

Sentado en la nube del ensueño vi caminando por la playa dos enamorados de la mano murmurando sus pesares.   Solo son dos enamorados que uno deseo quiere y el otro pasión desea, que sus miradas dicen, que sus caricias expresan, que sus besos revelan.   Tal vez lleguen al lecho donde pasión y deseo yacerán juntos en el...

  Ame con pasión sintiendo la dicha completa Manifestando una profunda devoción, Ojos los tuyos que cada despertar iluminan el día Rogando que eterno dure.   Y ocurrió lo inesperado, la destrucción.   Originando emociones encontradas Dando paso a la antipatía, el disgusto, la aversión Inyectando repulsa a ese amor sentido Ocupando su lugar, borrando su...

Certeza tengo, de que el orgullo no puede ser altanería, ni pedantería, las imágenes del ego no pueden ocupar tu mirada, ni sus sonidos saturar tu conciencia. Como el brillo de la luna llena, que es único, ni como el primer rayo de sol que nace en el nuevo día. Así es la certeza del...

“El aforismo es un género hermafrodita, mitad poema, mitad ensayo. Pequeño monstruo entre la belleza y la razón: Quimera”.   23 Si fuera el rey del cielo las estrellas enhebraría alrededor de la luna y tú cuerpo cubriría con su cálido manto, pero solo soy un pobre hombre dueño de sus sueños que en tus...

Enséñame a amar, en el ribete del tiempo con esa aureola de versada que tienes en lenguas del amor.   Basta de peleas, de rencores, mentiras, engaños y odios, de llantos y suspiros, de palabras huecas.   Enséñame lo que es el amor, con palabras sinceras, con miradas tranquilas, con caricias escondidas.   Tú y yo en un debate donde la...

Las mortecinas brasas de un fuego encendido un día apacible, sereno, donde el gozo era perfecto arden débilmente en la oscuridad de la noche extraviada. Su luz solo es un destello de esperanza a que el fuego prenda de nuevo, para que caliente los leños de los placeres pasado, para deleite del amor en el viento de la...

He enterrado tu recuerdo en el bosque lóbrego del extravió, bajo el árbol muerto del amor cubriendo tu sustancia con piedras hornablenda, donde nadie pueda encontrarlo, ni tan siquiera la memoria.   Sobre tu testa no he colocado cruz que recuerde tu nombre ni a tus pies corona de rosas, solo una diadema de espinas que...

Recorro las sendas de tu pasado por el camino de nuestro presente. Recorro el valle de tus anécdotas con el remanso de tus dulzuras, con las caricias de tus dedos, mientras recuerdo el cariño de tus palabras, recuerdo el  sonoro sonido de tu voz, recorriendo...

Cuando la noche se astilla un calor húmedo nace en la bragadura, como el rumor de una ola pervertida por el hechizo de un viento terral. El duro bejuco colgante se cimbra en el viento esperando blandir su encanto.   La sangre hierve y la desesperación… crece, atosiga el pensamiento armiger .   Extraviada una flor en la penumbra de la noche por su agobió...

El día será noche la noche será negra el sol se apaga la luna no será luna. Como un cristal el mundo se romperá, todo eso podrá ocurrir, incluso hasta la muerte en su carruaje me llevara, pero en mi espíritu siempre perpetuo permanecerá la ternura, la pasión, el deseo, de este amor que siento por ti.   Pippo Bunorrotri         https://youtu.be/TqyLnMa3DJw...

Dama del poder y del misterio que en el reino del recuerdo eres juez, homicida y doncella, que en mi día me persigues y en mis noches me castigas.   A tus caprichos me sometes amputando mi destino, siendo el peor enemigo y la mejor amiga, pues con diatriba tatúas mi vida.   Pretenciosa, te burlas del pasado murmurando...

Vivimos atrapados en un cenobio de piedra labrada con lagrimas y el flujo de recuerdos del tiempo derramado por los deseos olvidados, por las pasiones vertidas en llantos.   Nuestras sombras deambulan por el austero claustro románico, con arquearías de dobles columnas de fuste retorcido, como la vida, sombras abatidas por la derrota de lo que nos...

Esta noche de pálida luna he soñado con un sueño olvidado… ¡si he fantaseado! con aquel primer beso en los soportales de la Plaza Mayor robado a tu sombra inquieta y perturbada por mi demente sombra que en un alarde de atrevimiento sus labios en los tuyos poso…, lo que aconteció después solo tú...

Tú poema que naciste desnudo e inocente, que ves la naturaleza divina con esos ojos de ver en las tinieblas del mundo, en la ignorancia del que no ve más allá de su mirada. Que sabes escuchar las mudas palabras del viento, del mar y del silencio. Que con tus manos enhebras palabras en versos del...

Soy ese poema desvestido que en sus versos deja sentir de mudos sentimientos de abatimiento. Poema que le haba a una flor, al río, al mar, a la montaña, al desierto,  a la pradera y al corazón consternado. Poema que viaja en el viento inquieto buscando un alma que le acoja para dormir...

Poeta místico; que el rostro de mujer contempla tratando de adivinar los enigmas que encierra, que sus senos te obsesionan y sus pezones te parecen lunas iluminando tus versos de cuatro silabas con rima y métrica precisa, que el Sol ordenas con hemistiquios separados con cesura, que el cielo es el libreto de la zarzuela de...

Hace tanto tiempo que he soñado contigo que mi realidad ya no es mía, la he perdido, es de tu sueño.   ¿Podre conseguir ese cuerpo tuyo y besar esa boca que deseo?   He soñado tanto contigo que mis manos recorren la escultura de tu cuerpo y mis brazos la envuelven contra mi pecho, que ya no...

De mi poesía hice una ilustración con palabras viejas, con vocablos gastados y sentimientos nuevos, llenando páginas de un árbol añejo, rasga con mi pluma su piel, sintiendo los aullidos del pesar que llevo dentro, liberándome de mis miedos, dibujando mis pasiones, esculpiendo mis deseos, siendo el secreto de mi soledad.   Mas un día de locura necia a...

Dos complacientes sombras paseaban por la avenida del tiempo, eran dos sombras perfectas, seguras, concretas, dos sombras determinadas que fijaban su esplendor. Comenzaron con los mismos pasos, mientras la senda de su ventura era llanura de su dicha, cuando la llanura de su dicha  se quebraba, o se empinaba alguno de ellas, o las dos sus pasos...

Donde los mares sin luna deplora y las olas son líneas dibujadas en la arena de una playa sin playa, donde el sol ya no quema ni las estrellas iluminan, ella duerme el hechizo del sueño del que no despertara. Guiada por un vagabundo suspiro ella se dejo llevar de la mano desde la...

¡Tu vital melancolía! que añoranzas cobijas, matas la evocación de mi juventud con codiciosas dagas ardientes en la grotesca levita de esta edad cicatera donde el tiempo pasa lentamente dejando que tu mano hurgue en mis valores, urdiendo en mi alma temores y recelos de lo que en aquella etapa aconteció me haya traído hasta...

El sol con su disciplina marca el día en las escarpadas horas del destino. la luna con su método corrige la disciplina de la vasta y pálida tierra yerma que suda y sangra   El sol calienta e ilumina de algazara y congoja el cultivo de la naturaleza. La luna se agita en el traslucido azul de un...

Es un día más y en su tercera parte de tres hace horas viaja la oscuridad y el sonido de la ciudad mudo permanece… si acaso, el sonido de un coche rezagado se escucha fatigado.   Por unas horas dueño del silencio se siente el poeta en su soledad; por fin el yugo del semblante...

En la media noche de este otoño funesto la salmodia de la lluvia se esconde del viento llamando a la ventana.   Inquieta te llama por tu nombre lavando tu rostro cabizbajo para que retomes a tu morada bajo la aciaga luz escasa de las viejas calles con historia.   La mar se mueve agitada pues la lluvia...

Reina el silencio, en el enlutado manto de la noche donde las estrellas firmes en la bóveda celeste ilumina la senda de los signos, donde aturdidos por su enigmática belleza perdemos la mirada distraída preguntándoles por su naturaleza.   A las estrellas miramos en el desierto de la indecisión, para encontrar un destino, para encontrar un camino, de...

Tus suaves manos desconocidas acarician  mi cuerpo desnudo, mi alma herida. Tú cabello perfumado se enamora de mi rostro compungido. Tus palabras de alivio, tus susurros consentidos, aplacan mi corazón herido. Este corazón que galopa sin sentido en el campo del desespero. Porque soy un pájaro herido, con las rotas huyendo en vano de su destino. No puedo darte amor, que...

Por fin todo terminado ya no existe lazos, ni ataduras que hagan de nuestra vida el calvario de un infierno; todo está roto, todo es pasado, y la amargura, reposa al fin en el aljibe del olvido y nuestro corazón cumple su deseo. Ser libre.   Nos amamos un tiempo de pasión y deseo… fue un error… fue u...

Cuando caminas, por la polvorienta senda de la vida. En busca, de un destino que no es el tuyo. Pues el tuyo, solo es miseria, desolación y tristeza. Al menos,  lo que piensas, es que tu vida es una ironía de tú sino. Solo escuchas, los lamentos de tu sombra encorvada. Que se quema, los ardientes...

Pintor y Poeta desde la horizontalidad de vuestra expresión: Seducirme; con el movimiento de vuestras manos, sobre el blanco lienzo, sobre la blanca brisa de papel. Embrujarme; con el trazo de los pinceles, con las manchas inquietas, con los rasgos de la pluma, con los borrones encuadrados. Enamorarme; con la forma de vuestras criaturas, con las rimas de...

Cuando la muerte camina en el último repecho de la vida, la incertidumbre acecha. Cuando la muerte llega, el dolor se presenta con su tormento. Cuando la muerte se va con tu adiós, las palabras no consuelan, son espinas y las lagrimas riegan la semilla del recuerdo. Ese adiós tuyo que la muerte se lleva, te...

En el espejo de la bóveda celeste se refleja una sombra esferoide arrastrando sus dudas; dudas de un futuro incierto, de un pasado glorioso e enigmático, de un pasado caótico.   La sombra es redonda, plana, oblato o elipsoide todo depende del punto de fuga donde la vista pongas, donde el sol nazca, donde la luna...

El hombre construyo un trono y en él se apoltrono discursando como un Dios, la mujer en el púlpito se quedo, escuchando la exaltación del señor del trono.   El hombre se creé lleno de razón. La mujer razón tiene pues ella en nueve meses con dolor la pario.   El hombre es impulsivo y vehemente. La mujer...

Hace tiempo… tiempo… no muy lejano el hombre se creía superior; con un anillo, que mas que un anillo era una cadena que ataba y nadie podía separar, compraba tres en uno, que solo el nombre diferenciaba; Esposa, Sirvienta y Concubina, que solo al hombre obedecía con posesión y orgullo, donde la soberbia se mostraba y...

Desnudos en la arena de la playa, junto a la espuma de las olas del mar, una noche nos amamos olvidándonos del mundo y teniendo como sabana el cielo invertido, donde las estrellas danzaban y el velero de nuestro amor por nuestros cuerpos se deslizaba con el adagio minucioso de nuestro espíritu.   Brillantes eran tus ojos, como...

Mis versos escribo en papel; árbol muerto, mudo y blanco que en otro tiempo vida latió, no obstante… los versos de este agonizante poeta palpitan en la noche de su ensueño, mientras en el parque de la memoria las estrofas se alinean para contar su historia. Sentado en mi escritorio rodeado de papiros de misterio y...

Si has de amarme, que sea por lo que siente tú corazón; no por mi aspecto, ni por mi sonrisa ni por mi voz, fuerte, segura o persuasiva, ni por mi personalidad encantadora que te conquisto aquella tarde de sonrisas y miradas distraídas en la que el tiempo se entretuvo haciendo felices a nuestros corazones ávidos.   Porque,...

Ella una mañana se sentó frente al espejo y una sombra se perfiló en su reflejo, evocando una imagen desnuda de una mujer que no conocía pues sus formas negaban su razón y en su rostro la alegría era una bauta sin risa, ni gozo, la visión de esa fémina desnuda desprendiendo desesperación sobrio...

Mis dedos dibujan caricias sin origen en el tendal del tiempo y estas se me van en el viento al pasar, vagando sin destino ni propósito, esperando ser recogidas.   ¿Quién las recogerá?   La caricia dibujada esta noche puede amar sin demencia, ni perdón y el primero que acierte alcanzarla pasión y deseo hallara, mientras el viento cantara la canción, de...

Mi delirio nunca te declare, aunque te ame en secreto desde el primer instante en que mis pupilas dibujaron tus formas, hasta lo ordinario de tu ser.   Tú eres mi amor en cada fecha del calendario, en la melodía del despertar, en la sinfonía de mi vida.   Cuando veo tu rostro singular, donde la belleza celebra...

Al atardecer el sol empieza a esconderse en el horizonte del día, las luces de la ciudad comienzan a iluminarse como estrellas de la noche que esta por llegar, llena de sorpresas. Al atardecer, tú eres la estrella que comienza a iluminar la senda de mi noche, noche de misterios, noche de alegrías, noche de sonrisas, noche de miedos. Eres la estrella que en...

En el anochecer tus ojos azules tornasolan como estrellas radiantes, en el universo de tu rostro, marcando en él los surcos de tu tiempo pasado que me indican la senda del futuro. En el anochecer tus ojos azules se humedecen regando los surcos de tu rostro donde crecerán las flores de nuestro futuro.   Pippo Bunorrotri.       https://youtu.be/ydKwY0tqAXQ...

Hace tiempo, mucho tiempo ya, que entre nosotros, padre e hijo, hay un Mar de Silencio.   Sé que vives, sé que me quieres; que caminas por el mundo con tu orgullo, yo camino con la angustia de mi altivez queriéndole en el recuerdo.   Sin embargo desearía, que un blanco velero cruzase este Mar...

Golpean con fuerza en la bóveda del cerebro los recuerdos de una infancia donde la inocencia fue arrebatada con promesas y falacias por sotanas y hábitos empeñados en hurgar entre las piernas del abnegado infante que en la deidad creía.   Nada queda de aquella infancia en que vivir sus sueños era la fantasía de un chiquillo que quería...

La belleza palidece en la memoria, la de aquella mujer que mis deseos encendió una tarde cualquiera de una primavera sin recuerdo. Se disuelve en un mundo cotidiano lleno de ritos y desorden.   El jardín oscurece y las negras sotanas sus rondas comienzan ensartando mis sueños y anhelos.   Trémulo, en este ocaso mio me invade la atroz angustia de perder los...

Amada mía, mujer de mis versos tú que con tu luz iluminas tu camino, dame la mía pues soy como un ciego que a tientas peregrina por la vida sin paraguas bajo la lluvia  de la duda, y las tormentas y tempestades de la indecisión, ciego de fantasías y loco de consonancia. Ese es mi mal, fantasía...

INQUIETA Intranquilas caminan las estrofas en los veros del poeta Notando su ánimo solicito y turbado Que son fuego un tiempo y dolor calmado. Una ventana que refleja la infante realidad Impostada de un mundo desordenado e inquieto. Ensoñación de un poeta agitado, Tal vez lleno de ternura que vuela Al abismo donde...

MELANCOLÍA Me siento triste como una tarde de invierno Empeñado en los recuerdos del pasado que dolor dejaron Lamentos mustios de unos versos sin historia. Abatido me inclino en la tumba sin nombre Navegando en pensamientos de penas. Casi blancos mis cabellos al evocar su nombre, Obstinada tristeza que en esta noche...

ACEPTACIÓN Aceptar no es reprimirse, ni resignarse, es… Comprensión y sabiduría Para saber amoldarse… Tranquilo, solo es el proceso de conocerse uno mismo Aprender a vivir es saber aceptarse Cada uno a su manera, Iguales o diferentes Oportunidad para convivir sin intentar cambiarse No es lo mismo cambiarse uno que cambiar al de enfrente.       Pippo...

A menudo, últimamente en las noches de mis sueños me despierto con el sonido del tiempo sobre mi cabeza.   Tengo la sensación de estar flotando, vagando, en el vació de la nada.   Podría estar soñando… Podría estar muerto…   Solo el tiempo se mueve constante, pausado e implacable y siento… como el tiempo invade mi espacio.   El tiempo pasa sin...

Las nubes se tropiezan en el horizonte plomizo, la mar ruge su desconcierto, la enamorada se sienta en el espigón del puerto con su triste silencio.   A sus pies desnudos las olas rompen con rabia mientras ella suspira a la noche que oscurece y se lamenta en el llanto de sus anegados ojos.   Su corazón está apagado, su...

                                             CAPÍTULO IV     «El paso del tiempo nos aprisiona, no en una celda de hormigón armado, sino en una de esperanzas rotas y tragedias imprevisibles,...

En el crepúsculo de la noche dos cuerpos desnudos –el tuyo y el mio- se dibujan en la penumbra de la luna, mientras esta escribe versos en el viento de la noche.   Tus brazos envuelven mi cuerpo, mis manos inquisitivas esbozan los pliegues del tuyo, las tuyas pacientes juegan a esconderse entre caricias.   Tus cabellos fantasean con...

Tu abuela Contemplas Los crepúsculos Del otoño Con anónima Ilusión. Tu abuela Crees reconocer La sombra De mi diminuto Cuerpo, Que ilusión Abuela Poder apreciar Poder admirar Al fin, Tus ojos esmeraldas. Abuela, Mis diminutas manitas El primer día Recogerán El diamante De tu lágrima. Tu abuela, Contempla Los crepúsculos Que en una Fría noche De invierno Yo llegare Para que Me acurruques En tus suaves Brazos y tus Sedosos dedos Acarician mis Mejillas, Mientras Tus ojos Esmeralda Me tararean Mi primera Nana. Tu abuela Que ilusión. Pippo Bunorrotri.     https://youtu.be/eIuqtlTQhOI...

Es tarde, demasiado tarde para la mujer de mis sueños, es tarde para la alegría y para ese amor sombreado en la memoría, que ha vagado solitaria navegando el océano de la ilusión. En mi puerto su barco nunca arribo, aunque el faro del cabo esperanza siempre encendido marcaba el dique de la ensenada de la...

Cuando tu amor se muere; la luna su palidez disimula, las nubes esconden los rayos de un sol fatigado y los lamentos de un hombre se tornan mudos por lo que ha pasado. Los habitantes del mar saben que el cielo se oscurece murmurando el silencio de su destino, los pájaros entonan su melodía en la...

  La dama de la sonrisa perpetua con su Alegría difuminada, se sienta en la noche de la mente.   Imagino al sol sentado en el regazo de la luna Murmurando secretos de hermosura, Amor perpetuo, loca pasión y dulzura Garabateando palabras de versos incompletos. Imagina un mundo de fantasía, Nada en concreto, pero...

Ocho lagrimas,que son: Ocho letras. Ocho números. Ocho canciones. Quizás...

Bajo la pérgola de un misterioso jardín en un apartado lugar mis oídos escuchan el trinar de pajaritos, que a mi mente traen recuerdos. Recuerdo el aire romperse, en mil fragmentos ancestrales, cuando tú figura paseaba lentamente cerca de mis lugares. Recuerdo, esa tarde, bajo esta pérgola, a mis labios disfrutando de besos reales y ficticios que solamente en, mis sueños tuvieron sitio. Bajo la pérgola el...

Cansado del crujido de este mundo donde el desconcierto y la anarquía lo gobiernan en la utopía del ego, agotado del disperso caminar en el día de la angustia por la tortura, perdido en el calvario de la desesperación, tu señor del ensueño, soprano de mi yo, me reclamas de nuevo; noble y...

La noche, ¡oh suntuosa noche! de eternos sueños que fugaces se vuelven al alba, que el mortal espera tu caricia en el oscuro silencio, mientras la cúpula del cielo ilumina el divino trono del sueño, entretanto el extravagante reinado del día termina y los duendes se acercan con sosiego con sus cuadrigas de sueños; oh noche...

Camino en el lodazal de un infierno sintiendo la putrefacción de los sentimientos, experimentando lo peor del lado oscuro de la sombra que cobija mi existencia, la que trenza que la vida sea indiferente perturbando los susurros de los recuerdos, componiendo la sinfonía de los moribundos que como zombis caminan por la senda...

Un cuarto a oscuras, Una habitación vacía Una luz apagada Un cuerpo quieto Un cuerpo vibrando Un cuerpo indiferente Un pensamiento perdido. En un cuarto a oscuras. Pasan los segundos, Los minutos, Las horas, De un espacio En el tiempo. Me pregunto, ¿Dónde estuve? ¿Qué fui? ¿A dónde voy? ¿Qué soy? ¿Qué quiero? ¿Qué no quiero? Mi vida es algo más Que solo actuar, Que solo caminar Que...

Cinco vocales. Cinco letras Cinco números…Primos. Cinco canciones, cinco poemas con los que definir; mi eterna amargura, mi eterna desdicha, mi eterna sonrisa. Melancolía apagada, que cada día mi rostro dibuja la mirada con la que te miro llena de ilusión, llena de pasión y de esperanza. Cinco líneas mal dibujadas, cinco sonrisas llenas de ilusión,...

La vi caminando por el versallesco jardín de los pasos perdidos, de las mudas palabras, donde la geometría compone, arboledas alineadas, pérgolas aromatizadas y arcos triunfales, en el témpano crepúsculo de un día, que no fue un día cualquiera, pues tallado de forma topinaria en la memoria se quedo. La seguí con la mirada y...

Cuando la suave voz de un retoño muere en el tiempo de su perezoso andar su melancolía perdura en la memoria de un niño que es joven, de un joven que es padre, de un padre que es abuelo. Cuando la sonrisa es espontanea, la mirada inquieta inocencia su fragancia se prolonga en...

Palabras escritas con tinta, que se diluyen en el blanco papel emborronado. Palabras escritas que parecen no tener dueño ni amo. que en el viento caminan. Palabras salvajes y bravas que corren en desbandada sin hacer daño, por la sabana de arenas blancas de un folio sin renglones. Palabras que describen el mundo en que vives, al que...

Tiempo para conocerte Tiempo para conocernos Tiempo para abrazarte Tiempo para abrazarnos Tiempo para besarte Tiempo para besarnos Tiempo para reír Tiempo para bailar Tiempo de palabras entre dos. Tiempo para pasear de la mano por el parque, por la calle de nuestras vida, por la senda de lo compartido, y de lo no compartido. Tiempo para amarte Tiempo para...

Deja que la luz del amor ilumine tu alcoba desordenada y tu corazón frió a través de las grietas del sentir, que se mueva soberano en tu alma lo mismo que el sol ilumina el amanecer. Deja que fluya emancipado, como un río de agua cristalina con sinuosidad habituada en el seco lecho del...

En La soledad del silencio percibo como pasan las horas, minuto a minuto, segundo a segundo, como si fuesen una procesión de nazarenos con su lento y acompasado caminar mostrando su recogimiento. Cuando tú no estas mi vida llora su desconsuelo, mientras boceto tus sombras y el viento esconde tu figura, dibujando en sueños el murmullo...

Cada noche tiene su mañana y el día su noche oscura, en las ligeras horas de la noche tus recuerdos se transforman en sueños. En las horas de la noche el día a día decae y florece, la calma y la tormenta frecuentas formando sombras que brillan en la niebla de la oscuridad que no...

Desde el principio albergaba en mi interior, la sospecha que cuando te conociera te reconocería.   Algunas veces la duda rompía el hechizo de amarte sin conocerte.   Mas el impulso sobrevive siempre a la tempestad, implacable del tiempo que nos marca el destino.   El fin de algo es el principio de algo mejor, beber la vida en tus...

Aquel día en que nuestro amor dijo adiós nos separamos entre lagrimas y silencios, con el corazón herido y el alma llena de lamentos. Tú rostro se mudo pálido y frío, mis besos se congelaron; la adivina que un día nos unió predijo el dolor de estos años apartados perdidos en lamentos de lo...

¿Cómo es la muerte? Tú me lo preguntas hermosa flore-cilla de nombre Margarita, sencillo y bello, que diferente es, que en los amaneceres primaverales te abres con esplendor mostrando tus pétalos al sol y en el atardecer te marchitas a mis pies. La muerte es, joven dama del jardín; un caserón lúgubre y vació sin memoria...

En el perfume de la oscura noche llega el yermo sueño, escultor de fantasías que con sus frágiles dedos cierra con diligente delicadeza nuestros ojos que suspiran ocultarse de la transparente luz del aciago día que se va envuelto con su tropelía en la penumbra del olvido. ¡Oh! Escultor de fantasías, sueño anhelante del descuido y del ignoro cierra...

Boca que grita que corre tras las palabras, que murmura nombres, susurra silencios y solloza dolores del alma que son semillas de melancolía que tu alma llenan de pesar. Boca que besa en la distancia en la cercanía acaricia pasiones y deseos de la metáfora del tiempo de una vida vivida día a día, donde la evocación es...

En aquel tiempo había un hombre llamado Alonso que habitaba un caserío situado en un valle, no lejos de Astorga una ciudad de mediana población que antiguamente había sido capital del reino, y antes incluso había sido campamento de las Legiones Romanas. ¿Quién había visto...

Ella se ido en el adiós del ayer; solo me he quedado en el retiro del sigilo, en el sosiego de la afonía de su brisa. ¡Qué aciago es este momento!...

¡Oh!, silencioso desierto donde el viento forma dunas de arenas movedizas de dudas, deja que hunda mis pies desnudos en tu cálida arena donde la culpa se incinera, con mi alma llena de miseria y mi corazón desgarrado de dolor por las voces de los buitres y las tórtolas quejumbrosas que vuelan en tu firmamento sobre...

El amor vespertino se reclina en el jardín del edén, antes de que el manto de la noche cubra la campiña, antes de que la arcilla erija héroes con el légamo del pantano, antes de que el miedo sienta el frío ferruginoso del olvido, antes de que el remordimiento...

Odio la algarabía y el desenfreno de una ciudad sin brida que en la juventud fue alegre alborotó, en la madurez confusión y ahora en la nebulosa ambigüedad me hace tanto daño como puede; desearía liberarme de su ruido y del caos de du día a día donde sus estadistas se regocijan como porcunos...

¿Alguna vez, a través de los años por los que has transitado has añorado el rostro de aquel primer amor amado? ¿Te has lamentado en ese instante del silencio que es sosiego, en medio del dolor de esas horas donde la intolerancia es terquedad? ¿Has implorado por el sueño del olvido, aquel que despertó...

Tarde calurosa Pesada, Nerviosa, Tarde sudorosa. Pensamientos lentos Pesados, Cargados, De recuerdos. Recuerdos Llenos de calor, Encendidos. Esta tarde calurosa La que tengo  yo   Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/ySA_QYVWj9k...

Soy un desnudo sentimiento en los versos de mi poesía que va dejando sus braceas sueltas en el tapiz de una hoja en blanco. Escribo en el lenguaje de las flores que la memoria colectiva desconoce y que los sentimientos albergan hacia el destino versos sin destinatario. Un desnudo sentimiento que puede ser; una...

Escrito esta el destino en el reflejo del espejo al que acudimos raudo y sumiso, para restaurar los eslabones perdidos en la batalla del arrebató, esa altivez postrera que te oprime y condena. El destino dispone y tú te entregas como un ciclo de viento fresco al capricho de su ley sacando de ti ese ego que no engaña que muestra...

21 En el centellar de un relámpago de pasión, nacemos… corremos tras las sombras de un sueño que perseguimos, y en el halo de un instante incierto, morimos. Sin alcanzar el sueño que perseguimos.   Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/6NksUf0xg9k...

Mi amor lo definiría, como el sonido de un piano en el concierto de la vida. Cada acorde de su sintonia es el latir del corazón, día a día.   Cada nota de la sinfonía es un concierto de caricias a mi amada.   Con ellas entro en su corazón y así suavizo, cuido y eternizo mi amor...

Dicen, que mi poesía es triste, que en ella no hay alegría, puede que lo sea y puede que la alegría solo sea la pauta de su rima escondida, pues mis versos abarcan en sus estrofas las lagrimas y penas, no mías, sino del mundo que me rodea. ¡Mirad mis versos! sus palabras no mienten, ni verdad absoluta son, solo...

Las palabras, esos jeroglíficos consentidos que esconden sombras invisibles que sientes, que tienen sonido y ritmo y en su rima encuentras expresión. Sostienen la esperanza mantienen la ilusión, tienden puentes en la discordia anuda amistades imprevisibles construyendo vínculos etéreos, que con el tiempo perdonan. La magia de las palabras te conecta y te conmueve, que siempre atenta esta a los...

Silencios en mi soledad que solo tu dulce voz puede llenar. Silencios de mañana en busca de tu cantar. Silencios de tarde en busca de tus murmullos. Silencios de media tarde en busca de tu mirada. Silencios de noche en busca de tus susurros. Silencios en mi soledad. Solo tus silencios mis silencios ocupan mi soledad. Silencios que, no son más...

DEMENCIA De un soplo el sentimiento se extravía En el vació de la nada, dejando Memoria del olvido En los sentimientos compartidos Noches y días de oscuros abismos Campo de dolorosas obsesiones en el viaje de la nada Incrustadas en la razón del reflejo opuesto Anteponiendo delirios de una realidad vivida pero no...

Cuando la noche llega el silencio se queda correteando en la penumbra y la imaginación vuela mientras esperas en la estación de la conciencia a el tren de los recuerdos. El pensamiento se detiene frente a la línea roja, invisible, de la vacilación, del quien, del como, del cuando, del porque. Perderás tu identidad sin importarte el sonido de las...

Cuando la ventana del día se cierra y el ventanal de la noche se abre, mientras las estrellas le guiñan a la luna, cerca del monasterio de tu tumba los relámpagos caen con su murmullo atronador en el bosque de tus sueños. Encallados en la arena de tu mar los corazones que un...

Poesía, señora del espacio que eres esa hada misteriosa que cabalga en el tiempo buscando el sentir de la vida que navega en el tortuoso océano del sustantivo tiempo. Esa bailarina sinuosa que dice lo que siente, que piensa lo que dice, que calla lo que sabe y en el silencio encuentra la metáfora de lo que calla. A...

Amar en el silencio de la soledad es pintar un sueño en el caballete de la incertidumbre tratando de darle forma a lo que nunca será tuyo, dibujando en la mente el bostezo del abismo entre la realidad y el sueño. Es dilapidar el tiempo que no tienes en sembrar una semilla que solo germinara en el campo...

En la larga avenida de mi destino, silenciosa ella, camino palpitante con los pies descalzos en las tinieblas de mis dudas mientras el orvallo de la esperanza humedece los sentimientos, tropiezo en los adoquines de la vaga avenida, fríos témpanos de hielo, de mis errores y en la hojarasca de mis decepciones. Caigo y me levantó maldiciendo la torpeza, giro el rostro y...

Mi corazón llora Por ti mi amor. Mi corazón llora Por no estar contigo amor. Mi corazón llora Lagrimas de amor. Mi corazón llora Por la ilusión del amor. Mi corazón llora Por un sueño de amor. Mi corazón llora Por no tenerte amor. Mi corazón llora Por no tenerte entre mis brazos. Mi corazón llora Sentimientos de amor. Mi corazón...

En el invernadero del futuro la semilla de la ilusión germina lentamente al calor del deseo, mientras el poeta le escribe al tiempo metáforas en verso contando su historia esperando que esa semilla germine y rompa en el barbecho del pueblo que espera un futuro que le ilusione en el que la tristeza se torne alegría y la alegría en...

En el quebranto de la noche se debaten los recuerdos dejando añoranzas de lo que fue un ayer imaginado sueños de lo que sería hoy y que en el mañana seguirán siendo recuerdos de lo que fue. En el quebranto de la noche se debaten los recuerdos que en la mente del escritor se alinean, como centurias romanas, formando...

En la noche, en que la luna se esconde tras la penumbra, y las estrellas dibujan el cielo en el negro lienzo quiero ser enterrado con mi último deseo. En la lapida que cubra mi tumba quiero que se grave este verso, sin rima, ni métrica, con estrofas de un tiempo...

A usted político de este tiempo yo le digo;  no me gaste las palabras en promesas de dos significados, que lo que quiero lo tengo muy claro, y las promesas son lluvia en un campo mojado. Si promete progreso solo porque queda bien en el telediario y abre debates innecesarios en las alocadas tertulias de las televisiones de pago, sepa que...

Mientras tú duermes, yo suelo volar en tu sueño.   Mientras tu duermes, yo espero tu mirada.   Mientras espero tu mirada, puedo darte mi sueño.   Podría darte hasta mi aliento, mi vida entera.   Mientras tú sueñas, yo espero tu despertar.   Mientras espero tu amanecer, te regalo mi sol.   Podría esperar al ocaso, para regalarte la luna, pero a esa...

En el vértigo del tiempo rumio grisáceos pensamientos recordando el miedo y el desconsuelo de aquellos primeros momentos de enfrentarse al destino; aquel matrimonio precipitado, aquella enfermedad misteriosa enigmática y dolorosa que el futuro pinto de negro, donde las obsesiones eran carcoma permanente; aquel trabajo desesperado, mal pagado, donde la horas devoraban a dentelladas los sueños y las ilusiones que en el...

Buenos días señora de mis sueños en esta noche de verano me he dado licencia para visitar vuestra alcoba encontrándoos sobre vuestra cama, dormida y desnuda estabais. A vuestro lado yo me postre para observar vuestro rostro que una sonrisa dibujada en el prendida esta. Con la yema de mis dedos vuestro cuerpo desnudo yo dibuje desde los hombros hasta la...

Palabras olvidas en el tiempo que: los besos son puñales, las caricias tortazos, los abrazos estrangulan, las miradas son miedo, las sonrisas falsas, el amor es rencor, el rencor odio, la sumisión abatimiento las lagrimas incomprensión, y el silencio una jaula. Las palabras no mienten solo dicen lo que sientes ellas no insinúan, acarician, son sueños y no dolor. Cuando la razón...

— LA BAUTA DEL ZENDALE – Las Sombras del Pasado

Solo fue un sueño. en la penumbra de la noche bajo la blanca luna Anoche soñé contigo, soñé que me decías que me querías con locura. Soñé que me acariciabas, soñé con la gloria infinita, soñé que tocaba con mis manos el cielo. Quise que este sueño no terminara nunca, quedarme ahí rodeado de tu presencia, de...

Un ejército de sombras camina en el desierto del recuerdo. Son tropas de asalto, rebeldes sin causa zombis de un pasado. Una realidad paralela que camina al borde del abismo de un sueño. Ilusiones de la memoria añoranzas de un ayer que son sombras en el hoy, que se apresuran al mañana marcando la senda del camino de tu...

  El esperpento se barrunta en el crepúsculo del amanecer de este país de historia milenaria. Entre trágico y grotesco camina el día a día de este país nuestro que hace cinco décadas caminaba en silencio y cabizbajo porque sua palabras un dictador se las robaba, este un día se murió sin derrota y una despedida en silencio que fue olvido. El...

PEREGRINO Paseante de caminos olvidados Encontrando su presente en los pasos de su camino Rebuscando en su pasado del diario de su destino Empeñado en construir el caos de su hoy Gritándole al silencio de su yo Rumiando el dolor de la incomprensión Intentando superar su miedo errante Negando la sin razón de...

En el diario de tu día a día aparece la fatiga, esa cansina sombra que nadie ve, ni nadie cree, pero que solo tú sientes. Esa fatiga desecha, que con su pluma de dolor escribe en tu diario lo que sientes en silencio, que roba tu sueño, y se esconde tras la mascara de la depresión en concreto. Esa fatiga...

Si ella te pregunta por mí, dile que me ausenté en busca de otros lugares. Dile que no soy, lo que represento ser. Dile que soy una piedra en el camino, una esperanza perdida, un amor inexistente. Dile lo que mejor te parezca, pero jamás le...

En el tiempo donde los días cuentan minutos, segundos perdidos y las horas son eternas, veo pasar el pasado con sus pasos adoquinados encorvado por el tiempo de sus recuerdos. Le miro, y su rostro es una máscara blanca sin sonrisa, ni pasión, ni deseo, y la cuenca de sus ojos son el oscuro vacío del ayer que del...

Cuando la muerte es flor del aire infinito, el canto desliza las horas. Las vivo Las toco, Las acaricio. Algunas, a veces, se secan, se enferman, Otras resucitan. Hay minutos que florecen radiantes, y no tiene explicación, es simplemente, una manera que no controlo. Vestidas de púrpura desnudez en el materno horizonte de la tierra con los siglos vienen a sembrar algunas páginas. La sangre asola tallos cimbreantes, la...

En el hoy del mañana las sombras del ayer se escabullen entre la arboleda del bosque de los recuerdos donde crecen dudas, y las incertidumbres son colibríes. Ese exótico mensajero guardián del tiempo que nos enseña el pasado, que en el presente son sonrisas y alegrías de un ayer de miedos y temores que en el futuro serán historias de...

19 En la llanura desértica de la mente del escritor cabalga el hidalgo sueño de una historia sin nombre, de una historia que siente la pasión del escritor.   Pippo Bunorrotri.       https://youtu.be/C-ATeFGN2Ss...

  DESESPERACIÓN Demonio engalanado en su traje de melancolía En la sombra caminan Sorteando la luz del día Empeñado en su infierno de suspiros Sigue vagando en el jardín de espinas Pidiendo perdón al vació de la nada Empapado en lágrimas heladas Rabia que corroen el alma Amparada en el silencio de la soledad Cuando nadie...

Cuando pueda amarte te amare si reparo sin reproches, ni preguntas. Cuando pueda sentir que una insulsa sonrisa pueda darme la ilusión de creer en el amor te amaré mientras viva… Mientras mis labios sepan ser reflejo de aquello que dibuja cada día una estrella y la dibuje en tu universo, te amaré mientras pueda...

En el crepúsculo del amanecer se estrella el radiante día quebrando la ilusión de un sueño dejando la mascara de una realidad habitada en el tiempo de tus días que es el Zendale de tu destino. En la imperfección de esa perfección, que el amanecer, una sonrisa desvela el adverbio de la duda, dejando en la mirada el sustantivo de una esperanza que...

Me extravío en días, con palabras alborotadas, silencios del paisaje, solemne, de los pasos perdidos. Asomado a tu cuerpo recojo señales sinuosas de días grises  venideros. Pulso de imágenes derrumbando ilusiones en vísceras que roen las horas del día. Mis venenos fuera de sitio, del bullicio de las gentes, de las luces del bulevar, de diseño. Muertes programadas por bancos, salud , en cápsulas de...

Camino en el barrio de los días mirando el horizonte gris de mi melancolía añorando el amanecer de aquel ayer en que la inocencia era un cristalino río, desbocado, que en los meandros de su corriente encontraba la ilusión soñada. Ese río creció recorriendo el valle del tiempo creando estanques dorados donde los anhelos eran sueños que jugaban a ser una realidad certera formando oscuros pozos del...

Otoño, esa estación de árida melancolía donde las emociones hacen balance de sus días contemplando como la lluvia danza en los cristales y se pasea sobre un manto de hojas marchitas abatiendo sueños, mientras el sol revolotea y convalece en los grises de su amanecer pintando los atardeceres de mostaza. Donde la nostalgia es alegría en el recuerdo del ayer que camina hacia el...

— La Bauta del Zéndale – Susurros del pasado

La tristeza es ahora quien recala a mi alma cansada, de ella sale a borbotones la melancolía, la aflicción, el desencanto.   El murmullo acumula tanto quebranto, que los sentimientos deambulan perdidos.   El pesar impone, por entre raíces, un límite de vocablos en duelo.   Ya mi corazón casi flota, la pesadilla se habré aun desencanto.   Sentimiento encumbrado, desconfiado.   Desnudez de mi enajenación fulgurando la noche en...

Sueña, sueña, cuando estés triste. Sueña, sueña cuando estés alegre, ilusionada. Sueña, sueña al despertar, al acostarse. Sueña, sueña, cuando el día ha comenzado cuando haya terminado, cuando en la noche la luna refleje tu rostro, cuando las estrellas brillen en la noche oscura. Seña, sueña, que el amor no solo es un sueño que se puede hacer realidad. Sueña,sueña, que los sueños que te atreves...

En el lago tranquilo de la osadía perdida de un mundo desaforado. Tú, ciudad de sueños, de historias eternas, de luces y sombras, cada amanecer te vistes de misterio escondiendo en el tapiz de tus calles los secretos del ayer, que son futuro del mañana, mientras el mortal incomprendido arrastra sus penas, el sumiso esconde las suyas tras la máscara de...

El otoño llega pisando de puntillas con su acostumbrado silencio, sin tambores, ni cornetas, ni cortejos que lo anuncien, dejando en el recuerdo al desenfrenado verano y en el olvido la primavera de olores y colores. Llega el otoño con sus colores añejos, con la penumbra de su luz y la apatía de sus días, en sus horas...