Tu silencio escucha lo que el mío parlotea encontrando mi alma ese consuelo que todos piden, que todos buscan y nadie encuentra, avanzando en el camino de mis miedos y temores, esos que mi prosa glosa y mis versos disfrazan con las metáforas de sus estrofas.   El silencio de nuestras palabras gritan en la oscuridad de la luna creciente susurrándole al viento que...

En las noches sin dormir, yaciendo en la almohada fluye esa realidad sin retorno en la que no soy yo sino la realidad de una existencia donde los temores son las tormentas de una vida cubierta de polvo, lluvia y barro, donde los miedos desempolvan sus batallas.   En las noches sin dormir bajo el sudario del desasosiego fluye de nuevo esas imágenes que dejan lágrimas suspiros...

El cielo ilumina el silencio de la noche en el aquí y alla del despertar de una zozobra en él entre-sueño del sueño escuchando el tímido susurro de las sombras del viento, que muestran la angustia del carrusel de la vida en un ayer abandonado y en la sutil quietud de la oscuridad te acurrucas en el sueño dejando que la apatía del tiempo penetre en los pensamientos.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/Yrr5RL6BAi4...

En los granos descompuestos de los segundos del tiempo se ocultan los enredos de los sentimientos, de las pasiones disfrazadas que incansables hablan de ti… de mí… de nosotros.   En las horas mojadas por las lágrimas vertidas en los minutos de una existencia, que profundos surcos dejan en los rostros vanidosos de la desconfianza del tiempo caminado, que justifica el recelo, de...

Se esculpe en mi memoria el movimiento sugerente de una mujer del recuerdo, y un irreverente hormigueo recorre errante mi cuerpo encaramado por el silencio del desierto, del indefinido tiempo parado, agrietando el sentir de un corazón fatigoso por las horas de un día refinado en el trajín de su enigma donde los misterios se alinean.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/TPw5TvDPRoc...

Entre tus labios muere ese beso que lleva el éxtasis del renacer de un deseo, que en verso describe la pasión de un amor.   En la sonrisa que ilumina tu rostro se lee despacio ese pajizo pensamiento tierno de tu alma enamorada en el confín de su sino.   En tu rostro el sol dibuja esa sombra de tu cuerpo apasionado que busca la fuente de unos labios que humedezcan los...

En el atardecer del azul cielo su azulada luz tamiza mi sombra en la azafranada puesta de sol, ahogando en el aloque de su fuego los tormentos de mi día, entre las olas del mar rizado de mis sentimientos escondiendo las emociones entre los versos de este poema que viste presunciones con las estrofas de sus metáforas dándole la razón a ese tiempo de incertidumbres, que todo cuenta mostrando sin...

Mueren los días entre juegos y caprichos de una mirada robada al gajo de la vida que corre entre pensamientos y sueños hurtados a un tiempo herido de reglas y mentiras, de mudanzas y trasiegos bajo el cielo azul y negro donde el sol calienta lo que muere.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/thjQpovdTC0...

Ligeras caricias penetran en el alma inspiradas en la melodía de un corazón agitado ante la mirada de ese amor encontrado en la emoción de una sonrisa que envuelve la calidez de un pensamiento inspirado en un sueño que da vida a dos cuerpos que se encadenan en el apretón de unos besos que describen el universo del sentirse enamorados.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/ZFXtZnJYekk...

Muero en el pasaje de un corrido día dejando que se valla en el alegre aleteo de una gaviota que borra la luz de mi mirada.   Mis pensamientos se quedan amordazados en el póstumo suspiro de ese instante delatado en la tregua de una lagrima del segundo sin lamento.   Los sueños, mueren cada noche y su dicha en el aquí o allá de un...

La brisa nocturna acaricia mi rostro mientras la luna ilumina el acantilado de mi muda sonrisa.   Mis pensamientos corren al pálpito del ayer para hablarle a la noche estrellada de aquel primer amor que se fue en la última sonrisa de aquel verano; de zapatillas y disimulos de refugios  y susurros, de deseos contenidos, de pasiones cabalgadas, donde el corazón temblaba y las...

Estéril es la poesía si sus estrofas carecen de dote que mostrar al infatigable mundo que apresurado galopa oteando el horizonte.   Estéril es el conocimiento que realiza normas, reglas y dotes para una sociedad de perfectos propósitos con deficientes deseos y alocadas pasiones con las que desdibujar su inquieto destino.   Estéril es la poesía que con su letra reverencia la palabra que lame la...

En el desnudo amanecer notorio de su peculiar crepúsculo naciente, el rostro de un pensamiento se cimbrea como palmera en el giro de las horas, ocultando los enigmas de un día de emociones que el sentir demanda.   Desde el acantilado de una vida perfilada en las horas que corren insertando instantes en las cuencas sudorosas de los momentos de...

Con el cincel de mis palabras gravo pesaroso en la enmohecida roca de la dura vida, los instantes, los momentos, de las convicciones, rasgando las certezas que importunan a los miedos, que acomplejan tu sentir sincero, creándote zozobra.   La inquietud, el desasosiego es la cuadriga entrenada que cabalga erguida en la media noche, deslizándose tranquila por la carpa del circo de los sueños. Convirtiéndose en los soberanos de...

Escucho el gorgoteo del rio acariciando los guijarros, recorriendo con sus prisas y tranquilos remansos los enclaustrados meandros de su libre camino cantarín y mis incipientes pensamientos vuelan en el viento de la cavilación, abrazando el movimiento de las cristalinas aguas de un rio que llora reflejando la armonía de una realidad dispersa, secuestrando el silencio de un alma...

Si tú mirada descansara en el escaño de mí mirada… si mis ojos acariciaran la sonrisa de tú rostro… si tus ojos dibujasen un gesto en mi boca… seguiría soñando con la elegancia de tú cuerpo, con la gracia de tú rostro, con la finura de tú pasión, con la gallardía de nuestro deseo, dejando que en el horizonte se escribiese el verso de ese sublime instante en que...

Recuerdo… aquellos lejanos tiempos de maneras alargadas, de costumbres encogidos, de bancos de madera anclados a mesas marcadas –como potros salvajes- con las iniciales de bravíos caballeros y colgajos pendencieros de las horas que corrían en la era del tiempo descosido.   Recuerdo… el olor a tinta, a tinta y pizarra a papel amarillo encarrujado y chafado por el tiempo de espera en el...

Las palabras mudas de mis versos arden en la hoguera de la oscura melancolía de unos remordimientos, retorciéndose en el crepitar de las rojas llamas las imágenes de sus recuerdos, desvaneciéndose en el helicoidal humo negrecido de formas arrugadas, que invocan el silencio de esa soledad mía donde llora el pensamiento, tratando con persistencia de apagar el fuego de mi desconsuelo.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/s3noweiesGc...

Aquellos primeros besos llenos de las trémulas brisas, de cambiantes ventoleras, del tiempo de las horas de las agitadas dudas, de convulso desconcierto, llegan al ahora del ligero sueño del ayer memorial con su sonido eterno del tiempo que fue; un antes mañana, un tal vez puede ser, que se convirtió en un hasta luego sin las grietas de un adiós.   Aquellos...

En la avenida de la noche; torcí en la callejuela de la modorra, hablándole a la luna de las estrellas, que apagan su brillo en el brasero del celaje de mi universo.     En el deseo del coma; los pensamientos me hablan del día que se había ido en el atardecer de las horas consumidas en lamentos y suspiros de un...

En el deshielo de la noche el iceberg de los sueños tranquilo flota, navegando sin rumbo en ese océano tenebroso de neblinas solapadas donde las sombras juegan con sus formas con esa realidad de fantasía, convirtiendo la utopía en la perenne quimera de un tiempo sin horas que busca el instante del abrazo perdido de un día corrompido dejándome sentir lo...

Los desconsolados sueños se acurrucan compungidos en la eclipsada noche que se acaba; acercándose el alba que floreciendo nace en el horizonte sin estrellas.   Como gotas de roció las palabras se deslizan por mi memoria, lejos del sonido de mi voz muda que sonríe a la luz que radiante ilumina la ilusión de un día que se enreda en la duda de una...

Hay momentos imprecisos en un destino deambulado en que la memoria se agota, apagando con su brisa los encendidos cirios de un recuerdo que le pertenece, aunque el crea que no es suyo.   Cuantos sonidos de desnudas palabras son pisoteadas por las pisadas de las horas arrugadas de unos instantes mudos que buscan las letras de su vergüenza.   Hay momentos precisos de un...

Hubo un tiempo que cuentos escribí de pasados esfumados entre vientos y mareas.   Hubo un tiempo que relatos escribí de batallas perdidas, de victorias olvidadas, de dunas sin arenas, de playas sin olas.   Hubo un tiempo que veros escribí de peregrinos sin camino, de sendas sin huellas, de campos sin hierba, de bosques sin árboles.   Hubo un tiempo que melodías escribí de canciones...

En el camino empinado de la vida, golpeado por el tiempo, siento la agridulce huella de mi atípico día que ha despertado entre los sueños robados de mi desvanecimiento donde perdí el ahora del reloj de mi tiempo.   En el flujo de ese desvanecer las horas del tiempo de recuerdo, palidecen en la memoria encontrando las cicatrices del latir de un...

Llevo gravado el reflejo de tu recortada imagen, en el lívido cristal de la fulgente mirada y el latido atemperado del rozado corazón se desvanece en el suspiro de una pasión añorada en la memoria.   Dentro de mi alma los tenues matices; de tú sonrisa, de tú mirada, llenan de alegría la esperanza de un deseo en la realidad de un sueño.   El fresco...

En los grises atardeceres de estos días inquietos, la ruidosa tormenta de la indecisión y titubeo, sin sutilezas se desliza por la mente, donde peregrina ese juicio vacio de la melancolía, que arrastra una sensación extraña, llenando el tiempo de la nada de las horas, robándole a la memoria añoranzas que terminan en los cielos abiertos de los pesares de mis tormentos.   Me...

Se desliza el pensamiento por la abrupta ladera de la mente reflexiva, ensayando el equilibrio de un cambio que disputa la pausa de su existencia en el inesperado entonces; donde se forja la duda del tránsito decisivo de si es forma o viento sin aliento.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/_kvYMmX64wc...

En la penumbra del atardecer de estos tiempos; de lóbregas luces, de rostros arrugados, de sonrisas torcidas, de miradas perdidas, de silencios de ira, peregrinan en sus horas recorriendo un mundo que añora el ayer perdido en la prorroga del miedo al mañana.   En el oscuro atardecer del ahora, escuchas el latir del corazón, queriendo aprender la esperanza de una vida que se inicia en...

En el largo silencio de esa soledad buscada sigo la sombra del viento escuchando las palabras del momento de reflexión, a la espera de ese suspendido instante donde tu voz me llama entre las sombras del viento, satisfaciendo los antojos de ese sueño de amante que despierta con deseo de besar los labios del aturdido amanecer de tu mirada.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/2NudHTs4y7A...

Fuiste, el antojo de mi deseo y en el devaneo de las noches bonancibles entre sueños y la luna nueva, arrastre los golpes de mi pasión, rompiendo en pedazos mis sueños y con el reflejo de tus ojos uní las palabras de mis lágrimas que mudas gritaban entre sollozos y lamentos, tu nombre, que era el antojo de mi deseo.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/LJNWB-jMhB4...

Mi pensamiento vuela libre, sobre el inmenso océano de mi imaginación y el sentir, como gaviota, atraviesa tormentas y mareas descansando en el viento de un sueño, marinado en el silencio de una soledad sentida, en los recuerdos vividos que esconden los latidos de una supervivencia no fingida donde las horas de una existencia eran el enigma de una esperanza deseada.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/uMCSdgkdOJc...

En los grises atardeceres de estos días inquietos, la ruidosa tormenta de la indecisión y titubeo, sin sutilezas se desliza por la mente, donde peregrina ese juicio vacio de la melancolía, que arrastra una sensación extraña, llenando el tiempo de la nada de las horas, robándole a la memoria añoranzas que terminan en los cielos abiertos de los pesares de mis tormentos.   Me...

Se desliza el pensamiento por la abrupta ladera de la mente reflexiva, ensayando el equilibrio de un cambio que disputa la pausa de su existencia en el inesperado entonces; donde se forja la duda del tránsito decisivo de si es forma o viento sin aliento.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/SijnXyH_Nhs...

En la penumbra del atardecer de estos tiempos; de lóbregas luces, de rostros arrugados, de sonrisas torcidas, de miradas perdidas, de silencios de ira, peregrinan en sus horas recorriendo un mundo que añora el ayer perdido en la prorroga del miedo al mañana.   En el oscuro atardecer del ahora, escuchas el latir del corazón, queriendo aprender la esperanza de una vida que se inicia en...

En el largo silencio de esa soledad buscada sigo la sombra del viento escuchando las palabras del momento de reflexión a la espera de ese suspendido instante donde tu voz me llama entre las sombras del viento, satisfaciendo los antojos de ese sueño de amante que despierta con deseo de besar los labios del aturdido amanecer de tu mirada.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/gfOaHUT7sDY...

Fuiste, el antojo de mi deseo y en el devaneo de las noches y la luna, arrastre los golpes de mi pasión, rompiendo en pedazos mis sueños y con el reflejo de tus ojos uní las palabras de mis lágrimas que mudas gritaban tu nombre, que era el antojo de mi deseo.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/A4bUCMV2oCE...

Mi pensamiento vuela libre, sobre el inmenso océano de mi imaginación y el sentir, como gaviota, atraviesa tormentas y mareas descansando en el viento de un sueño, marinado en el silencio de una soledad sentida, en los recuerdos vividos que esconden los latidos de una supervivencia no fingida.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/xomuP-Iy8tc...

En mi mente tu memoria peregrina por las sendas empedradas de mis silencios.   Tu mirada expresiva sigue oteando mi nublado horizonte de húmeda calina.   Tu sonrisa dolida marca los instantes de ese momento doliente de arrepentimiento.   Tu sonrisa desinhibida, de sinfonía y ritmo, llena mi alma brotando en el corazón aquel primer beso, aquel primer abrazo, donde mi deseo se abrigaba en la sombra calmando...

Mil recuerdos hacinados en el sarcófago del olvido, tornan cansados a la memoria sin retorno, ni tiempo.   Mil recuerdos en el infierno de los días de una vida desbastada por las horas… de los momentos, por los minutos… de unos instantes, sin espera ni regreso.   Mil recuerdos sin rostro ahorcados en el deseo del suspiro de una pasión inesperada.   Mil recuerdos sin nombre con palabras mudas que escribieron las estrofas de unos versos sin letras, llenos de memoria, llenos...

El verano es un recuerdo en este ahora en que los vientos del nuevo amanecer barren el cielo mientras el pálido sol se asoma sobre los surcos del otoño, mostrando los grises de carboncillo y oro de un mundo que escucha la nota del tiempo sentado en el escalofrió del viento.   Ahora solloza el cielo mientras languidece la montaña del día en...

En la caverna de las horas que se acaban te mire a los ojos, a ti, verdugo! de la noche oscura y en ella hallé terror, asolación, sufrimiento, por lo que queda arrepentimiento por lo perdido en la duda del dolor por los sueños olvidados, por la vida apagada de la indignación del sentir y el olor nauseabundo del último suspiro inunda el viento de...

La llama se enciende en ese preciso instante del repente impreciso, de ese fuego que baila en el invierno infinito de un alma que siempre quiere y que nunca pasa del sentir que necesita la pasión que no se apaga consumiendo el sueño de un tormento que se rompe, en el silencio de un sollozo, cayendo en el sideral abismo de la...

Hundido en el abismo del mar de mi pesadumbre, escribo la melodía de esa esperanza perdida en un recuerdo sin fin, que bordea la oscura oquedad del olvido.   Esa endurecida soledad que se burla del ridículo silencio, de unas mudas palabras que aun creen en el arrepentimiento de un perdón sin sentido, que den holgadas alas a las mariposas de sus esperanzas.   Ese...

Como golondrinas sobre el viento se deslizan las estrofas de los versos de la poesía.   Simples palabras impresas en el volátil papel blanco, que en el silencio de las horas son colocadas lentamente alineando su sino.   Destello del sentir de una emoción, de un desasosiego, de una agitación, de un dolor, de un pesar, de una tristeza, de una alegría.   Palabras, simples palabras que como...

En el mohoso día de la desidia, el aburrimiento escala los muros de mi torre mientras mi mente viaja a ese campo de acacias y pigmentos de sutil pensamiento, donde la imaginación se embriaga con el aroma de los sentidos que acarician tu piel como olas de un mar sedoso, susurrando palabras que invaden  el espacio con su melodía de esas emociones...

Extrañas emociones cuelgan en el parpadeo de la aurora de ese día despreocupado donde el pensamiento camina sobre dunas de arena envueltos en los olvidos de un ayer imaginario.   No hay soles, no hay lunas, solo el cabello blanco de un rostro sin memoria.   Extrañas emociones se reflejan en esa mirada vaga que se lamenta por unas lagrimas distantes que suspiran deseos oníricos.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/rs5bc_P1kKo...

Los sueños se me arrugan cuando tú distancia y mi distancia construyeron fronteras en el horizonte de nuestro sino. Fronteras infranqueables que ni el olvido puede vadear y en sus muros los recuerdos sus lamentaciones dejan en sus grietas, para poder vivir en sueños, aunque los latidos de tu corazón escuche en mi silencio. Mi piel, mis manos, mi corazón, siguen buscando en el carrusel de la vida ese...

Hay palabras que acarician más que un abrazo, haciéndote sentir la nostalgia de ese momento mágico donde una voz te envuelve y te confunde donde el corazón desesperado grita amor…amor… mi amor.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/ix0xG01eFIA...

En el canto del día se dibuja el sufrimiento de un incierto mañana mientras en los ojos distraídos del sol esparragado las sombras se tatúan.   En el viento que corre la duda pende apareciendo en la penumbra ese enemigo invisible que esboza recelos sobre este presente que dispone un mañana.   En el amanecer del sueño la densa melodía navega a...

Calado por la lluvia de unas lagrimas que describen la vida en pasado… los días de normalidad arrinconados en la memoria quedan mirando el vacío horizonte… los días de lamentos recorren la ladera del recuerdo maldiciendo las horas de un presente borrado… los días de añoranzas con miedo se presentan a renovar emociones que mantengan viva la memoria de un sentir desordenado.   En los días de...

En el vacilante paso de ese momento confuso, anhelo encontrar ese pequeño instante en el que el cogollo de un bonsái se abre al mundo buscando nuevos horizontes que se desvanezcan en los fríos inviernos de un futuro lejano.   Me cautivaría encontrar en la senda oscura de ese inseguro momento confuso una luciérnaga luminosa que iluminase los pasos de mi caminar...

Altivo y seguro, modesto y sereno, inquieto y reservado, dubitativo en el transido de una verdad a un engaño… Camina en solitario el pensamiento. Llevando el peso de la incertidumbre de unas palabras que sobre pesan la razón de la reflexión… Camina en solitario el pensamiento. En el infinito de una imaginación que no se detiene ante el titubeo confuso de una decisión muda… Camina en...

En la arena blanca de las dunas erizadas de la playa solitaria, escribo inclinado palabras sentidas que nadie escucha, que las olas besan y el viento borra mientras las horas del tiempo sereno me lleva allí donde nada se borra, donde el olvido es el recuerdo del instante de una añoranza que solloza, donde todo se dibuja con la agitación del corazón, donde el desencanto solo es un borrón que no...

Cuándo… la palabrería desentendida y la risa desinhibida, bailen en la playa de olas tranquilas…   cuándo… las congeladas lagrimas se derritan de alegría…   cuándo… las caricias sean suaves toques de bienvenidas que de latidos llenen los molidos corazones…   cuándo… escuches voces corriendo entre calles vacías ansiosas de ruidos…   cuándo todo esto suceda entonces la emoción será un arco iris de felicidad plena.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/qmlGb0rXQR4...

En una esquina del pentagrama, del herido corazón, el afrodisiaco aroma de un beso deseado ágil se diluye en el humo de un extinto fuego, que en el viento lleva el amargo sabor de ese amor pasado que termino en las caricias del apasionado abrazo de un nuevo amor que escribe su pausada musicalidad sobre el lienzo de una piel gastada, que siente de nuevo.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/GEmwH8dFEs0...

Eres el crepúsculo de mi impaciente día que de boira llena mi pensamiento, haciendo con precisión que en la excitación germine un deseo, saboreando ese instante de ese momento ventoso que sin verte los sentimientos se llenan de tu aroma, ardiendo en mi alma el fuego que no se extingue de ese sueño mío, que es amor que por ti siento.   Pippo...

Rechazo el pensamiento de ese momento agrio en que… el frío escalofrió del recuerdo, de aquel… instante perturbado recorre las paredes de mi piel magullada, escapándose un leve susurro cálido… que el verbo de una evocación en la pálida oscuridad nocturna… hila sueños sin sentido en las palaciegas intrigas de una mente que busca amaneceres en el vagabundeo del tiempo, con el balanceó del viento deshilachando instantes de la descolorida memoria.   Pippo...

Cruje la tierra llora la montaña lagrimas de sangre en el tiempo que pasa, ese que tiene un sentido para el poeta que esculla los chillidos del silencio. Grita la tierra escondiendo en la negrura los bramidos de la pena que en canal se abre mostrando las entrañas de siniestro pesar de su destino. Desolado el cielo mira el sollozo de una...