Dos cuerpos desnudan, bajo el reflejo del firmamento estrellado, los hábitos de su día, inquietos a sus pies caen, como hojas de un otoño fatigado, arrugados y lacios mientras sus manos acarician el deseo y sus sufridos besos se derriten lentamente en la espera, tras los bocados de su pasión en la enérgica pelea cuerpo a cuerpo, de abrazos censurados, de veladas...

Atrás quedan los sueños de una piel estirada en el terso de los días, ahora en el ocaso del sino de la existencia miras sus pliegues contando sus penas en la piel agrietada por las curvas de una vida, en esa cara arrugada enmarcada por el tiempo de las nostalgias de sus recuerdos perdidos en la memoria.   Esas manos...

No encuentro horas en ese tiempo que necesito para volver al momento donde nunca estuve, ese punto indefinido del espacio profundo donde la oscuridad es la luz y la alegría, es la espera del miedo.   En esa calma de la tensa espera destierras los recuerdos y te disfrazas de noche para engañar al espejo que refleja tu vida y el...

Sutiles sensaciones siento cuando encandilado miro como los rayos de sol destellan en las ajadas hojas cerosas del marchito jardín, las caricias del corazón me trasladan a los recuerdos de una infancia donde el viento susurraba la fantasía de un día que el tiempo ha transformado en sutiles sensaciones.   Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/t486sKLNgtQ...

El tiempo de ese momento en que escribo las estrofas de unos versos que no elijo, de la mente sale una idea con su esbozo de noción, como golondrinas de su nido, -de golpe y alborotada- que sin presentarse libres e inocentes surgen en el universo de la mente y en la línea de su...

Te fuiste en las horas de una tarde cualquiera, en el anuncio de un suspiro y su frió viento cristalizo la lagrima que paseaba por el pálido jardín de tu otoñal rostro.   Dejaste evocaciones quebrando corazones desamparados ante la indiferencia de un mundo repudiado…   la ambigüedad, el enredo que tanto deplorabas llenan de sombras las horas de los días…   solo tu memoria,...

El verano pierde su ardentía cuando Octubre, el mes de la penumbra cambia de tamaño las sombras del día llenando de largas melancolías, los atardeceres, conmoviéndonos con sus auroras de sus tintes; marrones, rojizos, ocres, morados.   Sus sombras patinan en la penumbra de su luz donde el viento juega con la espesura de una arboleda, sosteniendo sus hojas en el suspense de un suspiro de la merced del viento, que en...

Cabalgan los latidos de un corazón que se desvanece en el otoño de un calendario extenuado, que al volver la vista asoma el sol en el fatigoso horizonte, languideciendo en el recuerdo.   Ella, es ese atardecer plomizo abrumada de evocaciones se vuelve hacia su reflejo buscando la voz de su mirada…   porque no puede sentir la brisa de ese beso prendido en su...

Tú! Otoño de contrariedades que siempre sabes como disimular esa cara tuya de colores consumidos por un verano descuidado.   Sabes cómo pasmar al cálido calor de tu imagen en los ecos perfilados de ese silencio tuyo de lento y reposado absorto caminar.   Aunque la memoria sea vaga en los indolentes recuerdos de tu día agostado, de hojas caídas, como suspiros del...

Tersa dulzura, era la suya cuando en el despertar de su fabula, se levantaba del lecho en que soñaba; con viento y brisas, con olas, espuma, arena de playas y aromas embalsamados en un cuerpo de cristal.   Sus dedos pasean por su piel rociada por el deseo, dibujando en las curvas de sus pliegues ese beso que se poso en sus...

CAPÍTULO VI     «Muchas veces hemos constatado como nuestra impresión nos dice el camino correcto y sin embargo dudamos de lo sutil, de la esencia del día a día, por eso necesitamos, y buscamos, un espacio de tiempo que nos permita comprobar esa sensación, luego de ese...

Has llegado a esa edad en la que no tienes exigencias pero si requisitos y condiciones, las primeras se han quemado en la edad del camino, las segundas, ahora primeras, con desgana usas en ese calendario de números cansados.   En esa edad de instantes, de lento tiempo en el reloj de arena, no pides mucho solo replicas con tu...

Día de luz en este septiembre de letras agotadas y palabras consumidas donde tu sedosa voz de apacible armonía viene a mí como golondrina con su esmoquin de festejo dejando en la intensidad del día azul las carantoñas de un ayer que es el hoy de mañana, colmando de dulzura mi apenado interior llenando de alegría la caricia ligera de tu...

Trazo las estrofas de una poesía que busca ser: sincera, impertinente, peculiar, vibrante, sentida, radiante y lozana en su deambular por las pasarelas de la rígida prosa donde la lírica muestra su carencia.   Mi poesía es esa inspiración; para olvidar, para meditar, para reír, para soñar, para hacer sentir al que ojea y mira, al que lee y piensa.   Escribiendo lo que siento, en la habitación del silencio, mi alma...

Dime porque te deseo, porque tu nombre lava las heridas de una daga traicionera en la amarga noche del ayer transeúnte en la torpeza de un amor de engaños y rencor que se ha quedado en el campo funerario de la amnesia.   Dime tu numen de mis noches desde esa nada donde te parapetas, en esas horas de tortura, en las que...

En la brumosa noche de un otoño pesaroso en medio del lento susurro una brisa aturullada del mar surge un lamento, balada de Nereida herida, cabalgando a lomos de una ola agreste que rompe su bravura contra el empinado acantilado con un grito que muere dejando en la brumosa noche el lamento de un suspiro y el llanto,...

En las veredas del sueño he perdido la memoria, en los veranos cansados he quemado recuerdos, en las sigilosas  horas de paseo por las calles llamando a ese pretérito que ha llenado de arrabales el desvelo de una vida que mezcla las letras de un sueño indagando una realidad que solo es la metáfora de lo que buscaba.   Pippo...

CAPÍTULO V   «Un día más… tal vez… Un día menos… tal vez Un instante menos… tal vez Tal vez… un instante más… Para recordar… Para disfrutar…».   Son las siete treinta de la mañana. Un vehículo oficial del Ministerio del Interior, sin identificación que lo detecte como tal, circula con la...

Tengo las manos entumecidas esta noche de suspiros largos, el corazón cansado quiebra sus latidos en el sudado pecho tras luchar con el olvido en el ciempiés de los segundos.   En ese encuentro entre tinieblas y destello todo a quedado; las penas, las añoranzas, los reproches, los perdones, las risas y los llantos, sintiendo como fenecía ese ciego que...

En la mente se replica, anhelantes besos, codiciosas caricias y los ávidos juegos de dos cuerpos formando uno, persiguiendo su sombra en el entusiasmo del sueño, en el tiempo de ese instante donde surge el idilio solitario de las palabras afásicas.   El insaciable deseo se encuentra con las turbulencias de unas emociones perdidas en la evocación de una realidad que...

Hay días que se desvanecen tras los números del calendario perdiéndose los instantes; de ese gesto inútil, de esa risa simplona, de ese nervioso tartamudeo, de esa mirada a contraluz, de esos momentos sin recuerdos que guardar en la memoria. Solo la zozobra, la ansiedad revolotean en los silencios de las sombras castigadas.   Ese tiempo perdido en esos días, es el lugar...

Aquí estoy, esbozando un otoño en el azul cerúleo diurno, tallando con el cincel de mis dedos en las nubes del cielo las sombras de una vida que deambula en su destino cerrando puertas sin secretos habiendo celdas de misterio donde te encuentras con evocaciones demoradas en el paraje umbrío de las sombras contemplando las horas...

Una candente ilusión vino esta noche como tea encendida sobre el facistol de la mente, solo en la penumbra sin amparo de la musa por un instante pensaste que esa batalla reflejada, en la llama arrebolada de la memoria ya había sido librada hace tiempo; una batalla perdida por un cobarde en el brillo de una mirada…   …las dudas aparecen bajo...

Ignoremos el rencor, volvamos a hablar: de nosotros, del mundo, del tiempo; de las noches sin aliento y de la vida compartida.   Olvidemos la voz distante del insulto, la mentira, el engaño y el desprecio, recobremos esa voz impresa que llevamos dentro que sola reflexiona en su silencio.   Naveguemos por ese mar de páginas y páginas escritas de razones y consejos, de...

Ese sosegado artificio que maniobra en silencio el dispositivo de la farsa, de la respuesta callada, que en el reflejo de la indiferencia dos cuerpos abandonan; las sabanas, las camas, la almohada de los sueños, los besos, las caricias y las cómplices sonrisas. En el amanecer miran su reflejó en el quebrado espejo dechado de fantasías y le interrogan sin...

CAPÍTULO IV   «El paso del tiempo nos aprisiona, no en una celda de hormigón armado, sino en una de esperanzas rotas y tragedias imprevisibles, cuán grandiosa sería entonces la oportunidad de volver, pero al hacerlo no nos estaríamos enfrentando al Tiempo, sino a nosotros mismos, porque...

Todo está en silencio en ese tajante secreto que la soledad envuelve en la piel de cordero de una realidad que es “Loba”, que sus aullidos oídos prestas no porque sean mudos sino porque tu alma no sabe percibir la cadencia, el acorde de su sonido.   Te encuentras inmerso en la penumbra del bosque de tu raciocinio con ese definitivo silencio que...

Mira más allá de mi mirada, de mi elemento, ámame con la violencia, vehemencia y el ardor de mi cariño, que el grito de nuestra entrega se estrelle en el horizonte azul y que juntos descubramos la libertad de nuestro amor.   Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/C97H_HvBjPA...

Posterga tu facundia cuando en mi lánguida mirada el empíreo deseo se deslice por tu cuerpo con el cincel de mis dedos silenciando el gemido imparable de tu anhelo, que llena de delirio las cóncavas hendiduras que el legado de un ayer ha dejado en mi cuerpo convirtiéndolas en imperfectas nostalgias.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/Un9sXWWuChU...

El tiempo, ese anacoreta que vaga en el espacio indefinido de la existencia errante, marcando arrugas en los rostros; no trota en vano, como sonámbulo por las calles de la biografía formando alcazabas de piedra, de arcilla con argamasa de paja, que cobijen soledades en los tiernos despuntes del anochecer.   Qué triste es el tiempo cuando el...

Hoy en este crepúsculo del alma que nace con su azul acostumbrado, el sino de mi vida se esconde tras las plúmbicas nubes helicoidales el presente, su ternura guarda en el armario, el pasado, notario y registro de una existencia niega la mención de las horas…   …mi voz no responde al encanto de...

Más allá de ese espacio donde se escriben los sueños vuela la memoria en su descuido que huye de la rutina de un mundo que camina en la cuerda flácida de la cándida hipocresía y el egocentrismo de un tiempo que se refugia en la desidia mientras el sol llena de color el infinito, la...

Camino por las callejuelas de la vieja ciudad escrutando sus esquinas aprovechando que la luna rocía su encanto, con trazos firmes de claroscuros en la vacilante noche de una ciudad confusa, de un bardo mezclado, que han escrito su historia dibujando sombras en la suave luz de candiles y farolas mostrando sus grietas de un presente a un pasado donde su...

Al oír tu tierna voz su huella me cautiva y un silencioso entusiasmo se postra en el pensamiento palpitando el corazón al sombrear tu nombre la memoria.   El susurro de tu voz se semeja a la sonora hablilla de la persistente lluvia sobre el patinado cristal que tu rostro refleja la languidez del día.   Hoy en tu voz vagas melodías...

La noche extiende sus anteojos, en el crepúsculo vespertino y el calor que se determina en el ocaso de su penumbra, mientras el rey sol se retira a su bosque definiendo el silencio del horizonte.     Es inevitable, no volver la cabeza y dejar que la mirada cabalgue en ese indeterminado confín grabando en la memoria la armonía...

La diosa del amanecer cubre con su manto, ese universo de espectros danzantes, de dioses vikingos, señores de la fantasía en la inesperada noche en que las atemorizadas estrellas se esconden entre las flotantes nubes y la luna no se presenta desertando de su trono.     Noche que finta misterios. Noche de quietas soledades. Noches del crujir...

Escribí una epístola que jamás su destino vio pues mil pedazos quebrados anidaron en el entrelazado mimbre de un canasto de descuidos escondiendo los suspiros de unos sentimientos mutilados por unas palabras de apego.     Escribí poemas de amor en el atardecer de la noche versos medidos con la métrica del parecer, versos libres como mariposas de...

DIAGNOSTICO Días de espera Imaginando historias con la Ansiedad disfrazada Generando dudas e indecisiones No mostrando realidad Observando segundos que caen Soñando momentos mudos Teniendo dudas e inquietudes Indecisión constante en el tiempo Completamente denigrado el reloj Obteniendo resultados sin importar los momentos.   Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/Lg9HnYN-K6M  ...

  LOS AMIGOS Levantan su mirada Observando su dolor Sin que sepan su pesar.   Ante el abismo del temor Manos tendidas se acercan Intentando levantarte de la caída Ganando una sonrisa. Ojos que miran con ternura Sombras pálidas que te aguantan.   Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/8JKgwwLYyHc...

NOCTURNO Nostalgia en la noche Olvido en los suspiros Corazón empeñado en su latir Todo se queda el sueño Urdiendo escusas Rodeadas de humo. Noche de sudores Ondeando en la desconfianza.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/rB2pOGaaHAY...

ESCRIBO Escusas son las que tengo Siembre ante un folio en blanco. Cada media luna Repite mi pluma Intentando acariciar el tiempo Bebiendo las palabras del sentir Ocultando el pensamiento.   Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/KzEFQW9CXGc...

FIN DEL MUNDO Final de puntos suspensivos Interrogantes en el camino No resueltos en el tiempo.   De donde vienen las preguntas Empeñadas en resolver Laberintos y entuertos.   Más en ese camino sin fin Urge el pensamiento No encontrar ningún riesgo Desde donde divisar el horizonte Oscuro del fin del mundo.   Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/eUO74ml-MnQ...

INSOMNIO Inocente sueño que desnudo duerme. No, no hay noche que te domine Solo el desvelo sueña en un mar de aves Observando cómo sus alas roban el viento Mas en el sombrío pesar de la noche te sientes esclavo No siendo consciente de la cadena de tu esclavitud Incapaz de dominar...

DIABLO Demanda a la luna tú mascara Intentando fingir que la has perdido Antes de que tu pálida mueca Bese su boca La temeraria blasfemia Olvidando lo cortesano.   Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/lncNcNtGkJY...

náufrago Negro se tiñe el cielo Al mirarlo desde la playa Urde la mente el abismo que se acerca Flotando sobre las olas del mar, la tormenta  trae Recuerdos de fechas y lenguas Anotando en la memoria Gestos encontrados en los crespones del olvido Observando cómo nadan, como náufragos perdidos.   Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/MkrwU5Pd93c...

Tú! dolor, que me acompañas en los desvelos de la noche, en el caos de las mañanas y en la pesadez de las tardes, no me des sosiego, olvida el perdón del arrepentimiento sigue azotando este cuerpo afligido por el tiempo.   No me des descanso. No me des paz para poder ganar ese reino ilusorio que nace lentamente en...

Canta el tiempo un “hip hop” en el suburbio marginado de las horas descuidadas, donde las piernas se mueven sin dirección describiendo figuras, pintadas con los pinceles de la adrenalina. Soñando en es inspiración que alargue su vida forjando un presente en el incierto futuro; llevando las letras a ese acantilado de la confusión, donde recuerda quien es y de donde viene. Canta...

En la soledad de la noche la vigilia del sueño, casual se presenta, como si con ella el tiempo no fuese y se apodera de mi razón a pesar de su argumento desatando una realidad que me tortura, me consume, me vocifera, atosigándome con su arrogancia intentando entrar  -a veces lo consigue- en la oscura celda de...

La culpa es del oráculo que pronostica el destino equivocando la casualidad de la razón que siente.   La culpa es de la pálida luna que llena de pasiones desmedidas las estrelladas noches de los sueños que terminan en olvidos.   La culpa es de los libros que te roban el sueño con espejismos de fantasía de una...

En esa noche sin espíritu en la que me sumerjo cuando el cansado día recoge su mercado dejando caer las telas de sus horas maceradas, los Dioses del Olimpo cruelmente sonríen mostrando su enojo y abriendo el cajón de los miedos; en mis ojos gastados, por la luz de un día incierto, apareciendo el cansancio, el temblor y el...

Un día me iré allá… allá donde nadie me mire, donde nadie me escuche, donde nadie me escriba, donde nadie pregunte mi nombre, donde la sonrisa ya no será una mueca, y te dejare sola, sola, sola… con los achaques de tu vejez sin dolor y sin lastima, con las cicatrices de mi vida y con...

Sigue el mundo en su noria del tiempo, a ella se suben inocentes Bautas y bajan mascaras petrificadas. Los días siguen amaneciendo uno tras otro en su caos, las noches con su oscuridad siguen contando sueños sin importarles el calendario.   La vida camina en un mundo donde nos rodeamos de amigos y fantasmas creando recuerdos.   Pippo Bunorrotri.     https://youtu.be/aRue8CY5tYg...

Mis traumas son con el pasado, esas evocaciones de un tiempo consumido que vienen y van, a su aire, en el sacramental de la memoria, que aparecen reflejadas en el cristalino de mis ojos confundiendo a la retina de lo que fue y pudo ser, identificando las dudas que peregrinan por mi senda con aturullados pasos, como...

Convalezco de la angustia de haber visto la muerte de frente, y ella, el negro vació y yo, la sombra, nos pusimos a caminar, cuando la noche llego con su manto estrellado en la penumbra del día, por los pasillos del hospital silencioso, y los dos hablamos  de la vida, que no es más que morir cada día poco...