Miro el horizonte de este mar Mediterráneo que se confunde en cielo, dejando que su brisa acaricie esos sueños que me hablan de ti y escucho, como las gotas de mis lagrimas resbalan hasta mi boca calmando el desconsuelo de mi alma y los latidos de un corazón sobado por un tiempo viejo.   Miro el horizonte de este mar Mediterráneo, y leo...