La envidia, el odio pervierten la mente, violan el pensamiento, laceran el cuerpo; son mudos silencios, son ciegos misterios que caminan separados sin hacerse favores teniendo un mismo objetivo.   Donde ellos moran la felicidad huye, la paz se entierra y el caos gobierna; el tiempo del dialogo camina por las sendas del remordimiento recogiendo lo perverso de lo que termina con dolor y...

Aquí está la mascara tras la que se oculta un rostro sin maquillaje con su verdad, que no sirve de nada, porque es un infierno mostrando una vida de sorpresas inesperadas, viviendo inquietudes en sudorosas tardes entregadas, en absurdas necesidades de orgullos calculados donde no hay preguntas y si emociones fraccionadas de momentos que se pierden en las miradas, de un...

Cuanta nostalgia encierran los recuerdos de ese viejo que contempla ensimismado el rompeolas de las horas en el espigón del tiempo, de aquel niño de cándida mirada que desde la cima de la colina contemplaba el mundo tatuando sus sueños en el viento.   De aquel cándido niño que se hizo viejo caminando por los pedregosos caminos de un mundo...

La precisa sonrisa, esa quebrada línea que dibuja el sentir, que disfraza engaños, que acicala alegrías, que compone mudas sinfonías, que hiere y se burla del pensar del que dice que no siente y que ilumina la ceguera del que no ve porque no mira.   En la línea de la boca nace una sonrisa, como en la quebrada de una cima, que...

En este invierno de añoranzas congeladas en la fría memoria, los ojos gotean lagrimas saladas de un mañana que te hace pensar en el aire fresco de esa primavera que trota por la mente hacia ese deseo que tu conciencia espera bajo la lluvia de unos suspiros que abrazan el recuerdo de una marga tristeza que te dejan en silencio y vació...

En la luz sin forma, ni color definido, el día viaja deleitándose, con su atemporal cadencia, donde las sombras aparecen reclamando sus formas, desapareciendo tras sus mascaras en el alba del amanecer, comenzando las figuras que dibujan sombras en la transparencia de la luz a avivar ilusiones y esperanzas que puedan formar decepciones en ese absurdo futuro de sombras y transparencias y luces sin fondo, donde las creencias son simples percepciones en las...

Un viento gálico nos sacudió aquella tarde de retrasada primavera en que repentinamente el sol se emborrono en el diario de nuestro devenir posponiendo el sentir evaporándose en ese instante aterido ese sentimiento que había unido nuestros momentos.   Nuestros corazones conocieron la angustia enfrentándonos a la soledad y al dolor y en la fría niebla de nuestro solitario ir y venir esconde el enigma de nuestro futuro dejando...

El lento cielo de esta mañana se pinta de gris escarlata y en las tranquilas horas del día que se perfila sufre el silencio de esa plomiza penumbra que profetiza lluvia y un tiempo cavilado en las noticias que cambian el rumbo del que escucha preparándose para hablar en ese día que cambia las prisas por el pensar lamentando...

Una gaviota con su vuelo rasga el fino visillo de mi pensamiento de ese instante sin tiempo llenando de sombras el diario de la crónica de una vida atrapada en la larga telaraña de preguntas sin respuestas.   Las bizarras golondrinas su blanco pecho muestran y sus estiladas alas, blanco y negro, negro y blanco agitan con acorde vaivén en...

¿Qué será de las inocentes sonrisas? aquellas que se adentraban con su alegre espontaneidad en los lóbregos bosques del misterio resplandeciente de una fantasía infantil que caminaba inexorablemente hacia la sombría realidad adulta.   ¿Qué será de aquellos sueños? que desaparecieron tras el humo de un fuego que un relámpago prendió en el zarzal de la tupida...

Hoy el cielo a nacido con su alborada comprimida y sobre la ciudad las nubes embolsan las lagrimas del perdón de un día con las que lavar el rostro de una ciudad que consume el dolor de un caos que dibuja extraños garabatos en los sueños de los rostros que caminan de la mano en ese tiempo que se hace historia persiguiendo ese...

En el desfile del mal entendido las palabras de disfrazan y las silabas se encogen en la penumbra de los soportales de los silencios, mientras el sonrojo golpea las paredes de las vagas ideas, la verdad se degrada como el arco iris ante el sol y el ansioso engaño se acostumbra a ese cielo que le permite exhibirse como verdad como mentira trajeada.   Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/5Gww3bczK28...

En el continuo desconcierto de ir hacia el anhelo y volver hacia la confusión, reescribiendo en el pentagrama de la fatiga ese sinfonía de palabras, de la lengua muda, pensando en ese sueño que en el amanecer se escapo sin esos momentos de ensueño, que viven en el invierno sin hojas de tu pensamiento.   Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/BKezUd_xw20...

Con él compartí en el desierto del tiempo juegos, celos y traiciones, fiebres de amores y días de enfermedades donde el desconsuelo era sonrisas de alegría.   Por él, verdades oculte mentiras firme, engaños fingí y realidades disfrace con perfumes y ropajes que su perfil engalanaba.   En el lento espacio del engaño, avanzo la muerte de una ciega amistad donde yo era el...

Debes reparar los sueños deshilachados por los llantos de su rebeldía, ahogados en la lagrimas de sus silencios.   Deja que sus mudas palabras, pronunciadas, sobre almohadas conozcan el presente diario que entiende el sentir de esos pensamientos destrozados.   Deja que las sinfonías que has dejado en los pentagramas de la soledad de tus horas dejen de ser esas notas vacías...

En el azar de tus jornadas abra crepúsculos en que el inesperado abatimiento se deslizara por la vertiente de las horas desgranadas con sus grises miradas, dejando sin rumbo cada recuerdo amasado en los atardeceres del sentir, olvidando los versos de un poema amado escuchando las inconscientes voces de un pensamiento derrotado.   Extenuado caminas por calles sin nombre, subirás escaleras...

En el claro oscuro del amanecer te acicalas en el viento enlutando las horas que han muerto, los gestos de tu rostro con la anorexia acostumbrada dan la bienvenida a las cerradas nieblas de los pensamientos que de regreso traen los recuerdos de tus miedos y en las caricias de tus sueños, cubiertos con el papel donde has tejido las...

Arrastras el secreto de un dolor que no te llega que te destruye con su abrazo surgiendo en los pliegues de tus labios el edén que ansias congelando ese dolor que niegas. Aunque en las noches de tormentas y relámpagos en su destello tu secreto surge con su sonrisa que iere dejando en tus gestos el hiriente latigazo de la muerte de ese sueño que...

Nuestros corazones han hablado en el silencio de su secreto, todo lo ha dicho nada han callado, las miradas bailarinas de nuestros ojos han certificado sus palabras, los abrazos y caricias son la firma fiel de ese “Te Amo” que en público mostramos, y en secreto guardamos.   Lo que un día fue un simple sueño hoy es una realidad, aunque para llegar a...

Nos amamos… como amantes, como amigos, como hermanos. Nos amamos… en la sombra, en la distancia, en el silencio, en la soledad. Nos amamos… con locura de pasión cuando nos buscamos en nosotros mismos abiertamente en el secreto de nuestro corazón. Nos amamos… con gestos y palabras y cuando hablamos de amor nos odiamos en ese infinito del engaño. Nos amamos… el verdadero amor es tan trágico que se pasa...

Leo en tu mirada la sutil cautela de esos miedos tuyos que roen las dudas creando desasosiegos y en tus labios el escalofrió se escenifica ante el inconsciente deseo de mis dedos por acariciar torpemente con delicada dulzura los valles de tu cuerpo desde el acantilado de un delirio donde mi perfil brilla con los rayos de una pasión que los...

En el firmamento helado y sin halo de estrellas las displicentes verdades alejadas reflejan su enigma sin resolver y nosotros, frágiles criaturas del destino nos perdemos en el infinito de esa noche sin túnica.   Las lagrimas veladas de nuestros ojos miran como se aleja nuestra historia en ese cielo sin día, ni noche llevándose la...

En la noche de luna muerta persigues ese sueño tuyo donde la tierra es polvo y el corazón piedra. En tus manos de hielo muestras con alicaída pasión, tus verdades perdidas y tus tormentosa sufridos en los soles de un verano frió, sintiendo como las polvorientas palpitaciones, de viejos recuerdos, rompen el pensamiento en pequeños fragmentos por el...

En la velada semblanza de ese limbo de recogimiento el ilustre pensamiento capta con su mirada el desvanecimiento de ese tiempo de unción donde la imagen de la realidad se convierte en el crepúsculo de un sueño imaginativo que camina en el universo de los nebulosos días de ese limbo que pigmenta el destino de una vida.   Pippo...

Galopas por el mundo con ufana altanería queriendo mostrar la gallarda arrogancia de tu prestancia, mas el mundo no te mira, si acaso un guiño de malicia trae su sonrisa en el desaliño de su mirada.   El mundo contempla las decisiones que tomas recogiendo las mascaras de las casualidades, de tus sentencias, esas que dictaminan las excusas de tu vida.   Galopas por el...

El destino nace en el retiro del sosiego, y en el sigilo de su misterio los signos de su universo nacen en el horizonte de su clausura escondiendo su identidad en el recato del alma, escribiendo episodios de un presente que será pasado de una vida frágil.   En ese universo habrá islas de locura donde dos amantes dibujaran silencios interminables, en...

En los polvorientos estantes de la biblioteca de mi memoria permanecen, entre viejos títulos, las epístolas de letra inclinada de mi amigo imaginario; fedatarios de una infancia secreta escondida tras el abanico de la brisa del momento.   En ellas, pieles arrugadas, los temores se reflejan densos e intensos como capullo apretado y en el silencio de mi...

La memoria me trae tu recuerdo y mis palpitantes emociones se pertrechan pacatas tras las sombras de unos recuerdos, mientras en la habitación flota el aroma de nuestra pasión y el incienso de mi deseo, de esos instantes perpetuos, sin tiempo, que nos fusionaron en aquellos tiernos abrazos donde las emociones sus colores pintaron entre los pliegues de unas sabanas que...

Si no me ven es que estoy en el valle de la soledad sin nieve ni memoria caminando en el silencio mirando las sombras de ese pensamiento que aspira llegar al horizonte del misterio sin perderse en la grieta del agrietado corazón que sufre el dolor de un sentir muerto.   Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/jERzLseoAOM...

El hombre, sombra de su sombra,  caballero andante de triste figura sin armadura, con los harapos de su propósito, que se adentra en la planicie del destino, que busca esas verdades silenciadas en los pliegues del alma, y en el tiempo que no  tiene solo encuentra los desgastados pasos de unos sentimientos sin certezas, ni respuesta que alivien el cansancio del caballero andante.   Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/nheev87nOHw...

En la fragilidad mental de tu mundo inquieto de incertidumbres viven agazapados esos miedos de suspicacias.   La apatía de lo sistemático diluye el frío hielo del sentido común rociando de abatimiento el sentir del alma.   Solo el pensamiento de tu esencia de mujer complace mis emociones codiciando lo que esconde, el aliento de tu propósito dejándome arrastrar por su aroma.   El jadeo del...

En el río que rasga el silencio de la opaca tiniebla fluye el reflejo de una luz que ilumina la agitación de las onduladas olas de un mar que su belleza derrama esponjosa a la fina arena donde dibuja surcos de la melodía de su poesía que te aduce, vagando entre imágenes de tus sueños secretos cuyas sombras reprimen el dolor encaramado en los gritos de tu alma.   Pippo...

En la brisa del atardecer caído distintas siluetas deformadas se afanan en tejer con hebras el donaire de seda del Zendale de los arcanos de mis mente, con los movimientos sinuosos de su encorvado trazo, lamiendo con su mirada los silencios del esbozo de un maduro pensamiento.   En las ondas lejanas del viento, del recogimiento de...

Hoy amanece con la luz entumecida, con el sol agarrotado, con las nubes distraídas tras el velo blanco de la incógnita niebla donde se generan emboscadas de unos fantasmas que bailan abrazados formando siluetas indefinidas en calles estiradas, sombrías callejuelas y esquinas embriagadas que te invitan a soñar con esos pensamientos tuyos mientras la silueta de una sombra se arranca en un recoveco de la niebla para...