Inscribes tus sentencias bajo las belicosas aguas de otros tiempos lejanos.   Tu tiempo que navega en el precario cascaron de los pensamientos, sobre el filo de impetuosas marejadas que visitan las olas de los sueños, esos que son llama y tizón de un mañana.     En las maquinaciones de los años guardas invulnerables recuerdos que ocultos llevas como ladrón furtivo hacia ese...