En la estría de una ola se han olvidado los sonoros pasos de una existencia soñada en el acantilado que besa el mar con su mirada, viendo como el mundo se tumbaba en el caos de una esperanza que solloza ante el recuerdo de su historia.   Mágico sonido el de ese mar que a sus olas obliga recordar como la existencia de un mundo que merece ser...