CAMINEMOS MIENTRAS TE MIRO

Te miro, sonrió de felicidad.
Te miro, una y mil veces
y no me canso de mirarte.
Te amo, con ardiente locura.
Te siento muy dentro,
como el mar siente a los peces,
como la madre siente a su hijo,
así te siento yo.
Cuanto mas te quiero,
mas te amo yo
en el amanecer y en el atardecer,
en la noche y en el día.
Eres mia, siempre mia
como la oscuridad es de la noche,
como la luz es del día,
como la rosa es del rosal.
 
Nos conocimos un día
en las sombras de la red,
de las noches de soledad,
un camino extraño el.
Al principio parecía
que nuestras sombras
no se encontrarían,
pero al fin lo hicieron
en el atardecer de la ciudad
de una tarde de verano.
Ahora nuestros sueños
nos acompañan en este viaje
donde el amor nos espera.
 
Seremos maestra y alumno
en este transitar por
este espacio nuevo que es
el andurrial de nuestra vida.
Serás mi guía en el amor
y yo tu cómplice en la pasión,
viajemos entre las estrellas
mientras compongo
los sonetos
de nuestro amor.

Tags:
4 Comments

A %d blogueros les gusta esto: