EL YO PERDIDO

El llanto del pasado

se pierde en este presente

en que busco mi propio yo,

que perdido se haya

en los lamentos del ayer.

No me interesa el dolor,

ni los remordimientos,

ni las culpas, tuyas o mías,

ni las equivocaciones,

con las que he transitado

por la aciaga senda del lejano

pues de ellas he aprendido

que el presente hay que vivirlo

sin miedo y con emoción.

Solo quiero un momento

de alegría, de esperanza

que me de la inspiración

de mi propio yo.

Tags:
4 Comments
  • Marijose Luque Fernández
    Posted at 16:34h, 15 marzo

    Genial!!
    La luz brilla y la sonrisa prende si dejamos a un lado las sombras y el ahora es el presente que vivamos con el dulzor que la vida nos otorga en su latido.

  • nicolasfalconblog
    Posted at 09:21h, 16 marzo

    Por ahí vamos bien, yeah

A %d blogueros les gusta esto: