LES FALLES

Empapado en aroma de azahar

y pólvora quemada

recorro las callejuelas de

La Seu, La Xerea, el Carme,

El Velluters, el Mercat

y San Francesc,

barrios que conforman

el distrito Ciutat Vella

de esta Valencia amada.

En cada esquina,

en cada rincón,

lo mismo que su gente,

su himno brota a borbotones,

que inspiración

de mi poesía son.

Las Torres Serranos

custodian con solidez

la esencia de tiempos lejanos

escribiendo la historia

de esta gran ciudad

lo mismo que el poeta

sus versos escribe.

El ultimo domingo de febrero

la Crida fue pronuncia,

las Falles a comenzad,

la sátira llena la ciudad,

y el Ninot sus calles recorre,

al amanecer

el despertà con el “tro de bac”

los corazones hace palpitar.

A las dos la Mascletà

que concierto de emociones es

explotando el palpitante

corazón valenciano,

y en la noche la Plantà

que gozo es de las falles.

Es tiempo de alegrías,

de ilusiones,

de esperanzas renovadas,

de sátiras y mofas

del absurdo son,

donde solo cabe diversión

y risa desbordada,

y también un afligido canto

con la ofrenda de flores

a la Virgen,

que madre de la ciudad es,

que con su manto

a los desamparados arropa.

En la noche madura

la Nit de la Cremà

del diecinueve

el fuego consume

la sátira, la mofa,

de los monumentos que la dibujan,

el crepitar de la brasas

danzan serpenteando

en el cielo

de esta ciudad

de esperanza fulgurada

y de historia cargada

que en su presencia

escrita esta.

 
 
 
 
 

Tags:
5 Comments

A %d blogueros les gusta esto: