LO PERDIDO

En la penumbra de la tarde

el viento grita con angustia

atrayendo las sombras de la noche

donde espero al apocado recuerdo.

Ese recuerdo

que con otro viento se marcho,

que como el fuego se apago.

Hace tiempo que de eso paso,

pero este viento hoy lo empuja

al presente del ayer.

La angustia de su grito

en las sombras de la noche

impaciencia deja

llena de sin razón.

Pues de un lugar viene

Donde los sueños,

lenguas de fuego son

que corren por la ladera del ayer,

que sueños son.

Ese tímido recuerdo,

que esperaba,

ya está aquí

en la noche coronada

por la luna llena,

de pálido rostro

y mirada silenciosa,

ya está aquí

lo que había desaparecido

qué perdido estaba,

y en esta coronada oscuridad

lo he vuelto a encontrar

en el sueño

de la noche.

Tags:
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

A %d blogueros les gusta esto: