LOS SUSURROS DE LOS POETAS MUERTOS (Jones Very)

Jones Very nació en 1813 en Salem (Massachusetts), donde también murió 1880. Sus padres, Jones y Lydia, eran primos carnales y nunca se llegaron a casar. Él era mentalmente inestable, estuvo ingresado en un psiquiátrico durante un tiempo. En 1833 comenzó a estudiar en Harvard, de donde llego a ser profesor. Fue sacerdote de la iglesia unitaria, poeta y ensayista asociado con el transcendentalismo.

Su padre era capitán de barco y su madre, una librepensadora atea que despreciaba el matrimonio. El único contacto prolongado que tuvo Jones Very con su padre fue durante un viaje en barco de dos años, cuando contaba nueve, y durante el cual visitaron el castillo de Kronborg, modelo del Elsinore de Hamlet.

Estudió en Harvard, donde estuvo siempre entre los primeros puestos, y decidió convertirse en ministro de la Iglesia unitaria. Por esa época, decidió que las mujeres constituían una tentación demasiado grande, así que se propuso no tocar a ninguna, no hablar con ellas y ni siquiera mirarlas. Se hizo amigo de Emerson, quien lo animó todo lo que pudo y editó sus ensayos y poemas.

Cuando Very objetaba a las correcciones de Emerson argumentando que sus escritos estaban divinamente inspirados, Emerson le decía: «Pero no podemos permitir que el Espíritu Santo se exprese con tan mala gramática».

El 13 de septiembre de 1838, sintió claramente que una conciencia que no era la suya entraba en él. Por esa época escribió sus mejores poemas. Todos ellos están impregnados de un misticismo un tanto oscuro muy de acorde con su pensamiento.

Poco después, comenzó a decir que en él se había encarnado Jesucristo. En sus clases en la universidad, decía a sus alumnos que huyeran a las montañas, pues el final estaba cerca.

Años mas tarde, fue internado en un sanatorio psiquiátrico a petición de sus colegas de la universidad. Cuando salió, volvió a Salem, donde vivió una vida recluida hasta su muerte en 1880, sin apenas escribir.

Alguno de sus poemas.
NATURALEZA
El arroyo burbujeante salta cuando pasé,
Porque mis pies encuentran la medida con su llamada;
Las aves saben cuando el amigo que aman está cerca,
Porque soy conocido por ellos, grandes y pequeños.
La flor que en la ladera solitaria crece
Me espera allí cuando la primavera ha dado su floración;
Y muchos arboles y arbustos mis viajes saben,
Y en las nubes y las estrellas silenciosas del cielo;
Porque aquel que con su Creador camina correctamente,
Será su señor como lo fue Adán antes;
Su oído captará cada sonido con nuevo deleite,
Cada objeto usa el vestido que luego usaba;
Y él, como cuando estaba erguido en su alma, estaba de pie,
Escucha de labios de su Padre que todo está bien.
 
LA VIDA
No es vida en tus dones para vivir,
Pero, crecer fijo con raíces más profundas en Ti;
Y cuando el sol y la ducha dan sus bendiciones,
Para enviar extremidades de hojas gruesas; un árbol fructífero,
Cuya cabeza verde se encuentra con el ojo durante muchos kilómetros,
Cuyos brazos musgo crecen sus ramas rígidas detrás,
Y los frutos de cara completa su sonrojada sonrisa de bienvenida
En cuanto a su buena sombra nuestros pies se acercan;
Quien prueba sus regalos nunca tendrá hambre,
Porque él Padre reparte la comida pura,
Que, mientras comemos, renueva la tienda lista,
Lo cual en su generosa junta siempre debe durar;
Para nada, la cena del novio deberá asistir,
¿Quién no escuchará y hará de su palabra su amigo?
 

1 Comment
  • maithulotus
    Posted at 11:21h, 14 febrero

    Las almas incomprendidas son las que más fuerza han tenido en la historia.

A %d blogueros les gusta esto: