MUJER

 
Que no te importe que mi garganta este muda,
ya que no hacen falta palabras.
Pues hay silencios que todo lo dicen.
Si en los amaneceres me encuentras a tu lado,
que no te importe, amor, que este callado.
El amor con amor se paga,
en silencio y al contado.
 
 

2 Comments
  • nelmoran
    Posted at 10:18h, 03 noviembre

    La palabra es lo más sabio que creo la humanidad, por eso hay que se moderado en su uso y no malgastarla con la verborrea. Saludos.

  • pazlabrasdeluz
    Posted at 20:45h, 20 enero

    Magnífico poema. Hablas en otras entradas de “los cuentos del abuelo”
    En esta he recordado a mi abuela, recordándome en más de una ocasión el famoso y socorrido: “Obras son amores, y no buenas razones” Igual de certera, pero me ha gustado mucho más tu manera de expresarlo.