NICOLAS Y VALENTINA

En el jardín la algarabia,

gran revuelo se siente

pues inocentes voces se escuchan,

que como mariposas

aletean de flor en flor,

llevando el polen

de sus fantasías.

Son las vocecitas de

Nicolás y Valentina

que con sus inocente ojos

hablan de su mundo de fantasía.

Sus cuerpecitos se balancean

dibujando extrañas figuras

en el lienzo de la brisa.

De sus pequeñas cabecitas

emergen travesuras sin par

llenas de candor infantil

que describen

su mundo de aventuras,

que como cometas vuelan

en el cielo de su abuela,

que todo le consiente,

ya que a ella

la trasladan a su infancia.

Nicolás y Valentina,

Valentina y Nicolás

son dos retratos de acuarela

que el jardín de su abuela

llenan de color, de amor, de fantasía,

siendo las relucientes estrellas

en la noche de su abuela, y

las luces de sus nublados días.

Son la tormenta de su tristeza

y el relámpago de su oscuridad,

que arrullan sus días grises, y

acarician en sus alegres días.

Sus voces querubines de alegría son.

Nicolás y Valentina,

Valentina y Nicolás

sois la sinfonía que

alegra mi corazón

de triste poeta,

y que sois la inspiración

de este inquieto escritor.

6 Comments
  • Shirel92
    Posted at 14:51h, 11 febrero

    Precioso…
    Que tendrán los nietos que conquistan a los abuelos sólo por existir

  • Universo de esperanza, lucha por la vida
    Posted at 18:54h, 12 febrero

    Que bonitos, los nietos son luz para el alma y cuando están ausentes y nos nos visitan, por algún motivo, una llamada se hace necesaria, por que urge descolgar el auricular y escuchar su deliciosa voz, sus sonrisas y ese cariño que demuestran.
    PRECIOSO!!

    • pippobunorrotri
      Posted at 20:04h, 12 febrero

      GRACIAS ESTAS EN LO CIERTO, CUANDO ESTAN SON UN AGRADABLE DOLOR DE CABEZA… PERO CUANDO NO ESTAN SU AUSENCIA ES TRISTEZA

  • NicoleBarbary
    Posted at 14:05h, 12 marzo

    Me ha encantado mucho! Estuvo muy increíble.

A %d blogueros les gusta esto: