REFLEXIÓN DE UNA TARDE DE AGOSTO

Kafka decía “un libro tiene que ser un hacha que abra un agujero en el mar helado de nuestro interior”.
La lectura nos da ese silencio que buscamos para que nos abstraiga del ruido que nos rodea. Quizás porque la vida nos antoja una broma estúpida, nos refugiamosrefle en las paginas de un libro.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

A %d blogueros les gusta esto: