REFLEXIONES DE UNA TARDE DE SÁBADO

“Para volverse a enamorar uno, ha de tener en cuenta dos cosas.
Una. Poner en orden tus recuerdos… para…
Dos. Estar convencido de que tu pasado… no es más que eso pasado.
Amar al otro es renunciar a poseerlo, incluso muerto; renunciar a que vuelva, descubrir que sigue estando ahí, en un silencio que ya no nos causa pavor, en un desierto que se hace acogedor de lo más valioso que tenemos, lo esencial de lo que permanece cuando ya no se puede nada.”
Jean-Yves Le Loup

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

A %d blogueros les gusta esto: