ALICANTE

 
Las onduladas
líneas quebradas
de tu desértico ribazo
forman el rostro pétreo
de tu pasado
tostado por los rayos
del rey sol,
bajando por su intrincada
ladera,
para depositar
el sudor salitrito
de su rostro
a tus pies,
transformándose
en finos granos
de arena,
arrullados
por las de su mar
Mediterráneo.
Alicante,
donde sus onduladas
líneas quebradas
son curvas
de mujer
enamorada.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

A %d blogueros les gusta esto: