La lluvia cae sobre la ciudad, la noche me atrapa extrañándote mujer. Las gotas de agua resbalan lentamente por el cristal de la ventana, como lagrimas bañando tu rostro. Gotas de agua donde se refleja el rostro de mi amada esperando ese día en que decidas quedarte… Estos versos siguen su rebeldía vagando en mi mente. Las rimas… Están en huelga permanente. Amada mía me hace falta...

Buenos días señora de mis sueños en esta noche de verano me he dado licencia para visitar vuestra alcoba encontrándoos sobre vuestra cama, dormida y desnuda estabais. A vuestro lado yo me postre para observar vuestro rostro que una sonrisa dibujada en el prendida esta. Con la yema de mis dedos vuestro cuerpo desnudo yo dibuje desde los hombros hasta la...

Solo fue un sueño. en la penumbra de la noche bajo la blanca luna Anoche soñé contigo, soñé que me decías que me querías con locura. Soñé que me acariciabas, soñé con la gloria infinita, soñé que tocaba con mis manos el cielo. Quise que este sueño no terminara nunca, quedarme ahí rodeado de tu presencia, de...

Me extravío en días, con palabras alborotadas, silencios del paisaje, solemne, de los pasos perdidos. Asomado a tu cuerpo recojo señales sinuosas de días grises  venideros. Pulso de imágenes derrumbando ilusiones en vísceras que roen las horas del día. Mis venenos fuera de sitio, del bullicio de las gentes, de las luces del bulevar, de diseño. Muertes programadas por bancos, salud , en cápsulas de...

La tristeza es ahora quien recala a mi alma cansada, de ella sale a borbotones la melancolía, la aflicción, el desencanto.   El murmullo acumula tanto quebranto, que los sentimientos deambulan perdidos.   El pesar impone, por entre raíces, un límite de vocablos en duelo.   Ya mi corazón casi flota, la pesadilla se habré aun desencanto.   Sentimiento encumbrado, desconfiado.   Desnudez de mi enajenación fulgurando la noche en...

Sueña, sueña, cuando estés triste. Sueña, sueña cuando estés alegre, ilusionada. Sueña, sueña al despertar, al acostarse. Sueña, sueña, cuando el día ha comenzado cuando haya terminado, cuando en la noche la luna refleje tu rostro, cuando las estrellas brillen en la noche oscura. Seña, sueña, que el amor no solo es un sueño que se puede hacer realidad. Sueña,sueña, que los sueños que te atreves...

Olas que rompiste, en desgarrados gritos. Ay, heriste, por los nocturnos hitos de la agonía. Mares no lloréis, ante truenos malditos. Pues en la bóveda celeste, una nueva estrella, resplandeciente, pende de ella en este día. Noventa años a tardado en dibujarse la nueva estrella resplandeciente. Su estela nos ha dejado recuerdos, de momentos felices, de momentos sentidos. De amargos momentos, dolidos, sufridos, de sonrisas, de llantos, de dulces palabras sentidas. En la bóveda celeste, desde...

Tu que eres mi mayor inspiración hablar de amor quiero, pero no puedo. Pues ante tu cálida mirada mudas palabras se atascan en mi garganta mas yo bien se, aunque decir no puedo. A tu lado sentir, siento muy adentro un remanso de paz, un júbilo, una dicha indecible siento, y también agitación y deseo, que razón de...

En el mundo de los sueños un sueño yo soñé.   Soñé que cabalgaba a lomos de un corcel blanco a tu encuentro iba yo como orgulloso jinete y altivo galopaba sobre el noble corcel, a tu encuentro iba yo.   En ese sueño yo te encontré tumbada sobre la arena de la playa bajo los rayos del...

Soñar despierto. Soñar dormido. Soñar en la noche y en el atardecer. Nunca dejes de soñar, ya que soñar es una hermosa quimera, una efímera fantasía en la que por un momento te dejas llevar, convirtiéndote al instante en el mas loco de los cuerdos, en príncipe o mendigo, en caballero andante de tu historia, de tu destino. No dejes de...

En esta noche de oscuro insomnio, donde el desvelo es una turbulenta galerna, el sueño se ha quedado encogido en un rincón. Allí esta él solitario y discreto mientras los recuerdos, las dudas, la desgana y el miedo cabalgan desbocados en la llanura de mi mente....

En esta navidades tengo en mi mesa como manjar un poema, una prosa aderezado con empíreo divino. De entrante: una palabra con brotes de soja un pareado con hierbabuena y una sonrisa de albahaca. De primero: un terceto con bacalao un estrofa de pimientos salteados con buen palique. De segundo: un soneto de codorniz un romance de tomates regados con un...

No deseo ser poeta solo quiero ser contador de lo que siento.   No deseo ser poeta así que… no me consideréis un poeta, juzgadme como el hombre que hilvana palabras.   No deseo ser poeta solo soy… el que le susurra a los sentimientos. Para que te hagan estremecer y hacerte sentir más feliz.   No deseo ser poeta porque soy feliz escribiendo...

Como no soñarte si te extraño. Como no poner palabras a mis sentimientos, si solo pienso en ti. Como caminar solo, si deseo que estés a mi lado. Como no quererte si estoy enamorado, de tu sombra, de tu rostro de toda tu. Como no soñarte si te quiero....

Solo déjame ver escrito, cuanto te quiero… Si, pues saberlo lo sé, sentirlo lo siento, mas en cada momento procuras que lo viva muy dentro solo en ti quiero apagar ese profundo e inútil lamento que llevas tan dentro, miedo dices. Si no dejé mi alma en tu boca, mi boca, la tuya, en tu sonrisa, mi...

Ciudad a la que Roma dio el nombre de Corduba capital de la Bética, cuyas calles trazaron moros y cristianos, y sus piedras cuentan su historia. Los primeros la proclamaron capital del Al-Andalus, los segundos la conquistaron. Del mestizaje de moros y cristianos nació la Mezquita, símbolo de unos y otros que en su vientre atesora, hermanado la cultura de moros y...

¡Oh! Señora, señora mía, mullidora de mis recuerdos sombra de mis sueños. ¡Oh! Señora, señora mía, mi destino es seguir escribiendo poemas, en la soledad de mis oscuros momentos, consciente, de que no serán leídos por ti musa de la inspiración. ¡Oh! Señora, señora mía, dueña de mis sentimientos....

Un blanco corcel, majestuoso, con su trote ligero inca sus firmes patas en la esponjosa huerta. Sobre su lomo cabalga una amazona, con mano firme, con sutil firmeza, quien con sapiencia guía al bravo corcel blanco. Cabalga la amazona, Sunsaneta, por la mullida huerta llena de color, empapándose del aroma de sus alcachofas, de sus berenjenas, de sus bachoquetas, cabalga la amazona Sunsaneta. Oteando el...

Un corcel azabache espera ensillado ante mi puerta al jinete de mi sombra.   El corcel azabache siente sobre su lomo el ligero peso del jinete de mi sombra.   El corcel azabache bailotea inquieto, nervioso, agitado, con rítmicos meneos, de ballet, la demora del jinete de mi sombra.   El corcel azabache corta el viento, portando sobre su lomo al jinete de mi sombra....

Tu abuela, que contemplas el crepúsculo de este otoño, con mudado anhelo crees reconocer las sombras de este pequeño cuerpo en el ángelus, de esta tarde de otoño. Que ilusión, abuela, poder contemplar tus ojos esmeralda. Con mis manitas recogeré el diamante de tu lagrima.   Tu abuela, contempla los crepúsculos, en una fría noche de invierno yo llegare al edén de tus deseos, para que me...

La luna llena nos anuncia el nacimiento de una estrella. Pequeña ella   La luna llena parca en palabras, canturrea una sinfonía aseverando el nacimiento de una estrella. Pequeña ella.   La luna llena nos trae, en sus noches estrelladas, aromáticos aires de ilusión y calmados vientos de esperanza, ante el nacimiento de una estrella. Pequeña ella.   La luna llena en las sombras de su noche custodia el nombre de la...

Palabras vacías Palabras sentidas Palabras para enamorar Palabras calladas Palabras huecas Palabras de reproches Palabras de dolor Palabras de mentiras Palabras de verdad que pesares traerá en la despedida...

Soy tu locura, tu pasión, tus sonrisas, tus lagrimas, y tu decepción.   Soy esa locura que navega en tus sueños, que cabalga a lomos de un corcel blanco en tu día a día, que llena tus horas de preocupaciones y sin sabores.   Y yo solo quiero ser quien te enamore cada amanecer....

La muerte, esa oscura sombra del destino que camina por la tortuosa senda de la vida nos acecha en la encrucijada del camino.   La vida, esa locura de eterna depresión a la que un día llegamos para caminar en su caótica selva.   La muerte es la oscura noche, la nada.   La vida es el resplandeciente amanecer, el todo. Sentimientos y pasión, dolor y amargura, sonrisas y...

Tengo ganas de verte, de mirar tus ojos, de besar tus labios, ansia de rozar tu piel, hambre de tu cuerpo, zozobra de tus palabras.   Tengo ganas de encontrarte, recelo de toparme tu rostro, certidumbre de tus silencios, evidencia de mis desplantes, pobres dudas las mías por contarnos los pesares.   Tengo anhelo de oír tu voz, alborozo por...

La vida te ha golpeado debes comenzar de nuevo, acepta tus sombras, entierra tus miedos, libérate del pasado, retoma el vuelo, no claudiques. La vida te ha golpeado, pues, insiste en perseguir tus sueños, doma al tiempo, recoge los escombros del pasado, y desnuda el cielo, no claudiques. Pese a que el frió te congele, pese a que el miedo te atenace, pese a...

Querida amiga mia puedes contar conmigo, lo sabes ¿verdad?, no una ni cien veces sino al instante de tu pensamiento puedes contar conmigo. Si al mirarte a los ojos adviertes un rayo amor en ellos no te alarmes ni pienses que estás loca, ni que desvarió. Es tan hermoso el amor que hace que te sientas vivo. Querida...

En la oscura noche del sueño, los recuerdos se transforman en sueños, y los recuerdos en nostálgicos sueños.   En la oscura noche del sueño, una contienda de sentimientos encontrados tiene lugar en el patio del deseo.   En la oscura noche del sueño, lagrimas de pesar surcan las mejillas por la melancolía de unos sueños que un día fueron recuerdos   En el...

Quiero ser, el que este a tu lado. Quiero ser, el que recoja tus lagrimas. Quiero ser, el doctor que alivie tu dolor. Quiero ser, el reloj de tu tiempo. Quiero ser, la sombra de tu vida. Quiero ser, el ángel que reúna las estrellas que se han dispersado en tu cielo. Quiero ser, el escritor de tus sueños.   Podría...

En el atardecer de este martes gris de otoño, pegados, yo con palabra cansada tu cuerpo dolorido, te diría, ven aunque el tiempo trota a nuestro lado.   Te diría, tómame… pero, este gris atardecer tu dolorido cuerpo no entiende el significado.   Te diría, abrázame, te diría quiéreme porque pasa la vida, porque la vida pasa, y poco a poco se olvidan los ojos que ahora te...

No me busques, no me sigas, no me llames, cuando me haya ido por la senda de mi destino.   No me busques, no me sigas, no me llames, cuando el contorno de mi huella se disperse en el polvo de la senda y tus palabras, y las mías se confundan con el viento, o en el silencio...

El otoño llega despacio, llega perezoso, en el deambular del calendario, el jardín le recuerda que debe vestirse para el invierno, pero él, se hace el despistado. Por la mañana me asomo a la ventana para llamarle pero solo escucho el eco del verano ya lejano. Mi paleta y mis pinceles siguen esperando en su caja a que llegue el otoño para pintar...

Hay labios carnosos, labios finos, labios dulces como la miel, labios tristes, labios buenos, y hay labios embusteros que dicen tener veneno ¡esos labios!, fraudulentos que te roban los sueños. Poco dura lo bueno.   Hay labios marchitos que lloran en la espera, del Beso. Hay labios desgastados, labios sepultados por la tristeza que ya no lanzan besos.   Hay labios que se regalan mezclando...

Por ti me enfrentaría al sufrimiento al desasosiego, al infierno, a la muerte. Por ti me enfrentaría a la muerte usando las penas como sable mortífero. Por ti me enfrentaría a la muerte intentando ser un escudo de fuego como faro en el océano del desconcierto.   Por ti cruzaría océanos, robándole al viento su...

En el horizonte diviso oasis cubiertos de rojo, blanco y verde, tallos de rosas espinosas en el crecen, que lloran sangre cuando los tocas. El dulce aroma del jugo de sus pétalos lo poso en tu suave cuello; pedestal frágil, pero sagrado que sostiene ese rostro de piel melocotón en el que se dibujan esos carnosos labios que tantas...

Te veo, me ves. Callo, escucho. Te escucho Tu voz, me alimenta. Tus miradas, me atormentan. Tú, eres tú. Siempre tú. Implacable, no caes. Te mantienes. No, negación. Nunca. El desconcierto, cobra forma en mi. Yo. Me vuelvo loco, intentando comprender. ¿Qué ocurre? ¿Qué pasa? No, otra  negación. Eso no La verdad, quiere escapar, ser libre. La verdad. Palabra compuesta, de siete letras. Una de dos. La otra, de cinco. Números. Simplemente números. Eso es lo de menos. El más. Es único. Preguntas. Respuestas. Preguntas por, La verdad   Contesto, La verdad La verdad...

  Sueño con abrazarte, con besar tus labios con escalar, tu monte de Olimpo, una vez allí unir nuestras manos para poder entrar en ti y ser así, solo dos, en uno nada más.   Sueño, sueño, sueño con  abrazarte, besar tus labios, acariciar tu piel para perderme en ella en la oscuridad de la noche, en el silencio de nuestras palabras....

El sol apareció en mi vida, un resplandor apareció cuando nuestras miradas se cruzaron por primera vez en el andén de la estación. Esa sonrisa tuya nerviosa, agitada que desnude de inmediato, que cegó mi ego, sometidos mis sentimientos a tu ternura, tu existencia. Sin premeditación sin defensa sin nada que hacer simplemente sucedió así un sinfín de emociones me embriagaron cuando te...

No quiero olvidar tu nombre. No quiero olvidar tu rostro, y el tiempo se nos va.   Los brazos no logran atrapar tu cuerpo, los ojos no logran admirar tu rostro.   La menoría no logra atrapar tu recuerdo en el bosque de la mente, mis labios no consiguen alcanzar tu boca para besar tus labios sabor a miel.   En la soledad de...

Tengo un antojo y, te extraño cada día.   Tengo antojo de formar parte de tu vida, de caminar de tu mamo, de reír en el parque, de abrazarte sin pretexto de sentirme cerca de ti de verte dormir cada noche, con una sonrisa pintada.   Tengo antojo de tus dulces labios, de beberme tu aliento cuando suspiras en sueños.   Tengo antojo de rozar...

  Entre altas columnas de coliseo romano Camina tu sombra sin dejarse ver, Como un fantasma etéreo encepado en mi corazón. Un dolor eterno Corrompiendo mi alma Con cánticos lentos Sutil glacial que me abraza y atenaza En esta habitación Que seguramente será Con el tiempo El tálamo donde descanse Mi cuerpo, mi alma Con el tiempo...

Enséñame a creer que puedo hacerlo mejor cuando sangren mis heridas y me apoye en tus manos abiertas. No pretendas adivinar siempre qué estrella perdí, en la oscuridad de la noche, que no podre encontrar en el amanecer del día. Mírame y enséñame a entender que todo se pierde…, que todo vuela… llevado por la olas suaves de un...

Cuerpos desnudos sobre la playa.   Cuerpos desnudos confundidos entre onduladas dunas con mirada perdida en el horizonte, rememorando en la frágil cúpula de la conciencia sueños perdidos, sueños inacabados.   Cuerpos desnudos de mirada perdida, rescatando del bosque de la memoria recuerdos olvidados del pasado, que bajo el murmullo de las olas te transportan al desnudo presente sobre la playa.   Cuerpos desnudos de mirada perdida, de agridulces recuerdos, sobre la arena de la...

En el presente me senté, Bajo la bóveda de las estrellas, En la noche desnuda. Con la NADA como compañía Sin presente, ni futuro, Sin amor, Sin amigos.   Mi mente se mudo, A ese extraño mundo Que es la memoria, Con su insólito poder.   En la campa de su castillo Una legión de recuerdos Me observan, me esperan. Que...

La vida va pasando Como ves pasar las nubes, Y tú, como una nube Pasaste por mi vida, Dejando mi campo baldío, Dejándome el hastió.   Sé que el olvido Es un desierto, Donde la sequedad Te hace ver Los espejismos De tus recuerdos.   Pero estoy seguro Que en ese desierto Te olvido.   Y entonces mirare las nubes Sin pensar que te...

En el despertar del amanecer, luce tu semblante ante mi mirada, cual ventana abierta al mar Mediterráneo, ese que nos saluda en las mañanas de nuestro despertar.   Ardiente es la mirada de tus ojos azules, tu sonrisa un blanco velero es sobre las azuladas aguas del mar, donde se reflejan las sensaciones vividas que se perfilan en tu suave piel melocotón.   En el despertar del...

El viento susurra tu nombre, pequeña Valentina. El rey sol ilumina tu rostro Goyesco, pequeña Valentina. En el blanco lienzo del tiempo tus sueños bocetan el futuro en la dulce sonrisa de tu rostro, pequeña Valentina....

En la soledad de la oscura noche solo quedan sueños, no quedan letras que teclear, ni fuerza en los dedos, ni colillas que quemar, solo quedan sueños. Sueños de caminos que en sus líneas llevan escrito tus pasos. Caminos que son para no volver. Caminos que llegan a ninguna parte. Caminos que son para hacer a pie. Solo quedan caminos de sueños, que al amanecer se...

Soy un rostro turbado tras una fría mascara esperando tu tórrida sonrisa. Soy esa mascara que esconde sus emociones, batiéndose entre tus sentimientos y los míos. Soy la mascara de un sueño esperando el parpadeo de tu amanecer, esperando mudas palabras, las tuyas, esas palabras que sean suficientes para reconstruir el palacio de mis sueños. Pero sin ti No soy nada. Soy una flor que transita en un rio sin...

Al amanecer los sueños inacabados de la oscura soledad se quedan prendidos en las luciérnagas de la noche.   Al amanecer se difumina la realidad del sueño de tu destino.   Al amanecer tu mirada es el sol que ilumina mi vida, y tu sonrisa la razón de los sueños inacabados de la oscura soledad....

En mi mente atesoro recuerdos henchidos de palabras pronunciadas, y guardadas.   En mi mente atesoro recuerdos, en mi día a día poco tiempo para enumerarlos, y en mi caja torácica poco aire, pero el suficiente para que las mariposas de mis sueños batan sus pigmentadas alas en el arrabal de tu rostro.   En mi mente guardo los versos de tus labios, guardo, tu centelleante mirada, la...

La grisácea neblina del amanecer, que en la penumbra de la noche se ha deslizado por las laderas del Vendrell, se va elevando sobre las tranquilas olas del Mediterráneo, mientras los sueños de la oscura noche se disipan en el olvido de la memoria, dejando el amargo recuerdo de un sueño inacabado. Los sueños, sueños son de una realidad imaginada....

Ya está aquí el otoño, los arboles mudan sus ropajes, mientras las flores acomodan sus cunas ante el inminente invierno. Ya está aquí el otoño, ya las mariposas no revolotean. Ya está aquí el otoño, la antesala del invierno....

Las olas de la mar están danzando la danza del sí – no mientras un coro de espuma se acurruca a mis pies. Las olas de la mar están danzando, llevándose en los pliegues de su danza emociones, sentimientos, mientras contemplo sus cuerpos mojados fluir la blanca espuma de su oleaje....

Va bajando el atardecer, lentamente ladera abajo, de la montaña, dibujando las sombras con los claro oscuros de los meandros de su cordillera, mientras en el palmeral, a sus pies, entona el adagio del anochecer. Que es cuando las sombras de los recuerdos toman vida, revoloteando en la ladera de tu memoria.    ...

Mirar mirando. Mirar sin ver. En la sala de tus sueños, para que, en los míos, poder seguir amándote en el silencio de la oscura noche. En la penumbra de mi sueño mientras acaricio tu suave piel Camelia....