EL TIEMPO

 

Entre altas columnas de coliseo romano

Camina tu sombra sin dejarse ver,

Como un fantasma etéreo

encepado en mi corazón.

Un dolor eterno

Corrompiendo mi alma

Con cánticos lentos

Sutil glacial que me abraza y atenaza

En esta habitación

Que seguramente será

Con el tiempo

El tálamo donde descanse

Mi cuerpo, mi alma

Con el tiempo

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

A %d blogueros les gusta esto: