LA MUERTE

Un corcel azabache
espera ensillado
ante mi puerta
al jinete
de mi sombra.
 
El corcel azabache
siente sobre su lomo
el ligero peso
del jinete
de mi sombra.
 
El corcel azabache
bailotea inquieto,
nervioso, agitado,
con rítmicos meneos,
de ballet,
la demora
del jinete
de mi sombra.
 
El corcel azabache
corta el viento, portando
sobre su lomo
al jinete
de mi sombra.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

A %d blogueros les gusta esto: