OASIS

En el horizonte diviso
oasis cubiertos
de rojo, blanco y verde,
tallos de rosas espinosas en el crecen,
que lloran sangre cuando los tocas.
El dulce aroma del jugo
de sus pétalos
lo poso en tu suave cuello;
pedestal frágil,
pero sagrado
que sostiene ese rostro
de piel melocotón
en el que se dibujan
esos carnosos labios
que tantas veces besar
he deseado,
y que otras tantas
he besado con pasión
embravecida bajo el manto
de la ciega furia.
Tan solo de pensar
en rozar tus labios,
una vez mas
aunque sea en la más vil
esquina, como presa fácil
de nuestra pasión,
mi frágil cuerpo
se estremece
ante el recuerdo.
Tus ojos con una hermosura
sin límites, me observan
desde la atalaya
donde se encuentran
como un oasis cubierto
de rojo, blanco, verde.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

A %d blogueros les gusta esto: