AÑO VIEJO

Finaliza el año viejo

gastando el tiempo

que le queda

con plañideros lamentos

mientras es amortajado

con el tupido velo

de la nebulosa evocación,

en el espacio de la coyuntura,

en los ecos distantes

y ardientes de unos recuerdos

que tornan consumidos

al corazón que late

por esa esperanza que brota

en el año nuevo que llega

con fuegos artificiales

iluminando las palabras

que susurran al pensamiento

volando en el espacio

del tiempo.

 

Deseo que el nuevo año venga cargado de esperanzas, donde todos encontremos un poco de normalidad. FELIZ AÑO A TODOS, un enorme abrazo

Pippo Bunorrotri.

Tags:
No Comments

Post A Comment