El amor es un desierto de blanca arena que el viento nueve moldeando medias luna, es una gota de agua entre dos ansiosos por una chorreante mirada. El amor es una guerra ganada o perdida por un ejército de dos donde las palabras son espadas. El amor es un océano en calma un mar...

No quiero regresar alma mía a los lugares que la ilusión labro y el llanto rego y que el corazón recogió. No quiero regresar a la arena de la playa donde la pasión desato donde el amor se consumo bajo la pálida mirada de la luna. No quiero regresar para tener que recordar los momentos de felicidad porque...

Ayer era un instante sincero ilusión de sueños. Hoy soy un lejano recuerdo que erguido ha dejado el deseo. Mañana solo seré olvido de un sueño roto de un deseo erguido. Solo seré ese instante de soledad en la arena de la playa de la evocación de un sueño que las olas del mar esperan. https://youtu.be/E7tqMg1Q3CY...

Llega el viento del mar con su acostumbrado ímpetu con sus trompetas y saxofones con sus clarinetes y fiscornos con sus trombones y barítonos con sus fagos y oboes con sus trombones de varas con sus flautas traveseras y de pico componiendo su sinfonía de viento, que el silencio de la noche perturba. No es...

Un puente de hierro “Ponte Ferrato” su nombre le dio a esta villa que hoy es ciudad donde dos ríos “Sil y Boeza” confluyen siendo cuna de un valle misterioso y señorial que la historia ha hecho templaría pues en ella la orden de los templarios su castillo exhibe con orgullo...

El poeta es un maestro del silencio, de la soledad sin tiempo, del sentimiento sin ira. y en la sabana de la esperanza plasma con paciencia sus poemas con palabras sin letras que cuentan sentir escribiendo lo que siente. Te mostrara tristeza la apatía y la desgana de este mundo de prisas, no para que en ellas te...

Tus ojos brillan… en las noches y días de mi nublada vida Tus ojos me miran… y sueño con tu mirada Tus ojos sonríen… y mi cuerpo se estremece Tus ojos me llaman… y raudo respondo a la llamada Tus ojos me hablan… y escucho la sinfonía de sus...

“Hay momentos en nuestra vida que no consigues olvidar, como mucho los aparcas queriendo olvidar, pero un día aparecen de repente, como fantasmas en nuestra mente. Es esa memoria que vienen a perseguirte.”   Qué fácil es olvidar mas los recuerdos son castigo que cubres con el manto del...

Esa ciudad de la nada y del todo de la soledad eterna del silencio abandonado dibujada entre murallas blancas donde las cruces son diócesis, los edificios nichos y las calles son sendas de guijarros y arena con sus nudos y rotondas que señalan tu destino. Esa ciudad que los piadosos llaman, con respeto y devoción, supongo que...

Yace en el recuerdo del olvido aquel ayer que paso aquellos momentos eternos de llantos y alegrías, de aquellos sueños que nacieron de la ilusión y en el instante de la desazón se murieron. El recuerdo del olvido en el olvido se quedo, porque el pasado es el mañana eterno del ayer en la inmortalidad de la...

  I Dos nobles caballeros se enfrentan, jugadores de la inteligencia son, con los colores de su noble causa blanco uno, negro el otro, blanco y negro, negro y blanco ondeando al viento en la batalla del silencio. Un tablero cuadrado de ocho partes por lado es su campo de batalla. Larga es la batalla que dura hasta...

En un tiempo del pasado, no sabría decir si mejor o peor que el del presente, un deseo cumplimos sin querernos nos amamos con pasión, y en ese tiempo fantaseamos con el mañana que nunca llego. los dos nos mentíamos dejándonos llevar por la ilusión del tiempo… ¡que dulce mentira aquella! que en la memoria del olvido...

Hace tiempo que en el valle del deseo, ese valle de sonrisa callada y silencio permanente, donde en la noche la luna desnuda se pasea bajo la luz de la estrellas, y por el día el sol dormita tumbado en su verde pradera.   En ese valle un árbol broto de nombre Inquietud, durante años lleno de...

Esa parte del día en que sus posos deposita y la luz se marchita, espera, a la enlutada doncella, la noche, donde la luna acecha para escuchar sus pesares. El atardecer del sol se despide triste y dolido con un quizás hasta mañana que nunca llega llevando su desdicha a la enlutada doncella, la noche, que ya...

Criaturas difusas de la imaginación que con su voz musical, atractiva e hipnótica te embruja que a dioses arrastran y a hombres condenan a perder la razón. Con la Flauta, la Lira y su voz cuenta la leyenda que a Ulises una noche quisieron encantar mas él con argucias las rechazo. Deidades ctónicas de otra vida que compiten...

    Mudas palabras, que gritos son, del sentir de una vida que solo pretenden ser recuerdos en el alma de otros, que como agua cristalina que corre por los meandros de un río seco hacia el oasis del destino del olvido. Mis versos con brío golpean las vidrieras góticas de la galería de sentimientos, como lluvia torrencial...

Esas sensaciones que desbordan cantos y anhelos, que subyugan almas inquietas, corazones que aman, escuchando el silbido de las palabras que se deslizan en el viento dejándonos sentimientos. ¡Sí, las palabras! pues ellas entienden de libertad porque son libres atadas no están, cantan y cuentan secretos sin anunciar, y a veces mudas permanecen. Las palabras suben y bajan, ensucian y...

Hay momentos en la vida que una mística voz tierna y alada reclama tu atención y que a tu corazón atribula. De ella huimos al escuchar su nombre pues Soledad se llama y siempre acompañada va de su caballero el Silencio. Su voz es un misterio sinfín que a tu curiosidad atrapa invitándola a un festín en su...

Palabras lanzan los teléfonos, gritos la televisión, las calles alborotadas, reflejos los cristales de sombras cabreadas la ciudad ruge su dolor que la noche amortigua y en el día grito son. La mujer no llora, ni se esconde, exige que se le oiga pues igual quiere ser. El hombre escucha y se lamenta, y con desdén se...

Cae la noche oscura y el poeta sentado esta al borde de la luna, el mundo contempla despistando a la razón mientras su corazón late esperando la inspiración, pues ella su enamorada es, por eso el poeta vive en sueños y desvelado. El poeta en la vida se mete para escribir lo que siente sea bello o amargo, alegre...

Triste te sientes esta tarde de primavera de llantos sin nombre, que evocan momentos que de aflicción te llenan. La mente vaga silenciosa en el pentagrama de tus pensamientos llevándote al campo santo de los recuerdos de olvido… esos que abatidos en la batalla del instante se inclinan de vergüenza. Triste te sientes esta tarde sin poesía donde el sueño de...

Ya amanece un nuevo día Ya el crepúsculo del alba se dibuja en mi ventana. Ya la dama del cimbrón me sacude Ya el caballero de la triste figura se acerca ha mi alcoba reclamando ser mi amante en este nuevo día mas yo sus caricias rechazo aborrezco su presencia más de él no puedo...

Un día de sonrisas sinceras y abiertas, de llantos ausentes, un presente ilusionado  te regale… ese que en el destino del futuro un día me clavaste en el costado hiriéndome de muerte en vida. Ese día en tu poder de mujer confiaste, amparándote en mi cobardía y en mi silencio de culpable… o eso creía ya que ni era cobarde ni culpable, quizás un atolondrado… lo cierto es que era el amor...

La mente, ese paraninfo recurrente del discernir en una tarde de tristeza tortuosos caminos conspira mas las manos en su cátedra especula. En una tarde de tristeza recostada en tu sofá la incertidumbre cabalga mientras tu mano un cuerpo dibuja sintiendo su presencia en silencio. En una tarde de tristeza el grito se pierde en el llanto...

Estas manos que abro Estas manos que tiendo centinelas celosas de los secretos que palpo, que sigilosas se mueve en el infinito viento. Las dos son iguales, diferentes son, describen vehemencia moviéndose libres, una hacia la izquierda la otra hacia la derecha, sin saber lo que hace la una o la otra aunque las dos se complementan en la tenue tristeza...

De días grises de tardes azuladas de noches sin mañana llenas el tiempo de la vida, mas en todas ellas el reflejo de lo amado llevas gravado.   En esos días sin noche en qué lloras de pena por lo perdido, por lo olvidado, de alegría lloras por el ser amado a que llegue a lomos del blanco corcel...

Tus ojos son perlas cultivadas Tus ojos son filamento que ilumina Tus ojos son el resplandor de una ilusión Tus ojos son las niñas perdidas Tus ojos son cascadas de agua cristalina Tus ojos el crepúsculo del amanecer y del atardecer Tus ojos… Que guardan esa mirada tuya en las que las guirnaldas...

Poema a dúo con Junco y Gacela (Mariajose) SONROJAS Sonrojas sin más motivo, que el desnudo femenino El desnudo no sonroja, ilusiona descubrir su misterio aquel que alumbra, produce sensaciones enciende deseos, que la pasión quema curvas sinuosas, valles escondidos mientras descubres los rincones de ese delicado jardín geografía incierta al detalle cincelada dibujado...

Ya la noche agoniza lentamente y el crepúsculo del alba sus sombras dibuja en la ventana. Una brizna de su luz se cuela entre las cortinas espiando el último suspiro de tu sueño, que turbado abres los ojos, es la primera mirada que no mira… y mira, es la mirada que se solaza en las...

Pura e inocente la vida nos dan desnudos llegamos al mundo y el mundo nos enseña a ocultar nuestra realidad tras las mascaras de nuestros propios yo-es. Las mascaras esas falsas capas, que bellas parecen a decir verdad, fingiendo ser otros. Tras ellas, misteriosas y serenas, se esconde secretos y deseos, miedos y temores, virtudes y defectos, y también los recuerdos de los misterios...

Viajo a bordo de la nave de mis sueños adentrándome sereno entre nubes y tormentas enfrentando sin miedo a imprevisibles situaciones procurando no chocar con los asteroides del dolor y del infortunio. A bordo de la nave de mis sueños, en los días despejados oteo la planicie de mi mar preferido, como las olas se mueve tranquilas, con que dulzura besan la...

Siempre quise escribir, garabateando cuartillas que terminaban en un rincón o en el fondo de una papelera, soñando con ser escritor mas miedo me daba el silencio y la soledad del escritor.   El tiempo ha pasado dibujando sueños en compañía de lecturas, todas ellas variopintas, y distintas, en el silencio de la soledad soñando ser ese escritor, mas el miedo, esa...

La noche oscura con su negro manto cubre la ciudad, se muestra misteriosa con su peculiar embrujo. En la noche oscura el aroma y la fragancia de mis recuerdos, me trasladan al botánico de las ilusiones invitándome a entrar sin condiciones. En la noche oscura desperté agitado pensando que estaba en un sueño, sumergido en un mar de silencio. En la noche oscura paseando me...

Un día la máscara arrancare, y el rostro al sol, al mar, a la lluvia y al viento, dejare sordo, ciego y mudo ante la realidad del espejo y las miradas del amor.   Un día la máscara arrancare, y mis yo-es en el teatro del día a día se presentaran desnudos y sinceros con sus miedos y temores con sus responsabilidades, que...

Con veinte años, un bisoño jovenzuelo, tuve que irme el destino me reclamo, y a mi madre deje postrada en la cama mirando por la ventana sollozando un adiós.   Ahora el tiempo pasó el diario de mi destino escribí, y hoy recuerdo aquel día de mi partida como si fuera ayer, aunque mi madre no está postrada en la...

En este día de la madre que el interés ha señalado sin percatarse de que los días la madre tiene en el regazo, pues es mujer y madre. Ella que es madre desde el mismo día que una vida engendro, que una vida dio, que nueve meses en su vientre llevo.   Ella es consciente que cuando se...

La palabra camina en el horizonte sobreviviendo serena al viento huracanado, al mar embravecido, al tiempo descafeinado, pues ella su voz siempre deja oír.   La palabra es correo, es cartero de amores y desamores, de razones y sin razones, de odios y venganzas, de gritos y mesura, de risas y llantos, de una vida de colores.   La palabra ese sonido articulado que letras...