NUBES

Las nubes diseminadas

en el azul celeste del infinito,

dibujan formas peregrinas

en la sabana de la mente

llenando de ilusión o pesares

el peregrino sentimiento.

Esos alcázares de antojos

que aparecen disgregadas

en la bóveda del crepúsculo del día,

mostrando la resignación

de una penumbra diferente

en donde las sombras

han peregrinado

en el recogimiento del silencio

haciendo que en el bisoño

claroscuro del amanecer

tantees en ese azul cielo

que descompone

los sonidos de una ciudad

llena de colores, aromas y sabores

y de inciertos velos

que se agitan en el viento

de ese mar de sueños

cuyo intenso aroma

te eleva hacia lo celeste.

 

Pippo Bunorrotri.

Tags:
No Comments

Post A Comment