AQUELLA NOCHE

Larga noche…

fue aquella,

en que el silencio

era nuestra sinfonía,

en el impasse

de nuestro pestañeo

tu desnudo cuerpo

temblaba, entre

mis trémulos dedos.

Emocionado te mire,

en la sombra

de la noche,

y mis manos

con la dulzura

de los pétalos

de una rosa

acariciaron

la trama

de tu cuerpo,

recorriendo mi espalda

un frió escalofrió,

en tu mirada halle

ese amor

que describen

los versos

de un poeta,

en las líneas

emborronadas

de su cuaderno.

Nunca olvidare

esa mirada

ni ese amor

que me cautivo

aquella noche.

 

Pippo Bunorrotri.

 

2 Comments

A %d blogueros les gusta esto: