LA TIERRA

Cruje la tierra

llora la montaña

lagrimas de sangre

en el tiempo que pasa,

ese que tiene un sentido

para el poeta que esculla

los chillidos del silencio.

Grita la tierra

escondiendo

en la negrura

los bramidos

de la pena

que en canal se abre

mostrando las entrañas

de siniestro pesar

de su destino.

Desolado el cielo mira

el sollozo de una tierra

que gime el desconsuelo

de la emoción confundida

en ese día de quebranto,

donde el desconsuelo

es el recóndito latigazo

que deja profundas cicatrices

en el abatimiento

de unas sombras

que corren encogidas.

Lloran las sombras

por un pasado enterrado

bajo las brasas

de un arrebatado fuego

que calcina los pasos

de esas sombras que corren,

dejando las cenizas

de un presente sin ilusión

en un cercano futuro

de oscura esperanza.

 

Pippo Bunorrotri.

1 Comment

Post A Comment