CUANDO BESAS

Cuando besas

te confiesas

cambiando miedos

por ilusiones,

con la moneda

de las promesas

en los labios que besas.

 

Las dudas desgastas

arañando los remordimientos

en la espera que esperas

mientras mordisqueas

el deseo de una ilusión

de ese instante eterno.

 

Te estremeces con el calor

de ese beso

que transforma el miedo

en duende,

haciendo que otros besos

sigan la senda

del primero

para que no se detenga

el encanto

del suspiro.

 

Cuando besas

te confiesas

olvidando

los pecados

de un ayer

y de un mañana

pues en el hoy se halla

el arrepentimiento.

 

Pippo Bunorrotri.

 

6 Comments

A %d blogueros les gusta esto: