CUANDO EL TIEMPO

Cuando la luz de la vida

se disipa en un suspiro

fluctuando en el viento

de una sala de formol

donde verdes mariposas

caminan con destreza

y mesura contenida,

sobre los segundos

de una vida que suspira

por seguir soñando,

aunque sea entre sollozos.

Son las guardianas

de ese tiempo tuyo

que transita en las dudas

mientras ordenas

ese desaguisado

que ha interrumpido

el ensueño de la vida,

ese que al tiempo le importa

y tu das de lado

creyendo que el tiempo

solo es un invento

del ocioso relojero.

 

Pippo Bunorrotri.

 

No Comments

A %d blogueros les gusta esto: