DESDE… EL PRINCIPIO AL FINAL

Desde este amor

ese nuestro

y que nos separa,

clamo a mi alma

por la ternura

que en mi pecho porto

por ese rostro tuyo

que sombrea mis sueños.

 

Mi voz alzo

en el silencio

de tu mirada,

para que percibas

cuanto te amo.

 

Mis palabras

son el despertar

de ese mundo tuyo

donde mi velero navega

con viento de felicidad.

 

Destierro la añoranza

con la esperanza

de seguir contando

los instantes

en que mis besos

acaricien tus labios

y mis dedos recorran

el páramo de tu cuerpo.

 

Mis palabras no son lo precisas

para reflejar mis sentimientos,

mas en el diccionario

no hay palabras que revelen

lo que mi corazón siente.

 

Acarició tu rostro con la mirada,

porque con las manos no basta

para mantener viva esa llama

que el destino cobija

en este mundo,

peregrino,

en que nuestro amor

es el paraíso.

 

Desde el principio

en que nuestras miradas

se encontraron

para que las Moiras

tejiesen con su hilo

el camino de nuestra andanza

hasta el final de ese hilo en su telar

seguiré amándote con toda mi alma,

aunque no tenga palabras que pronunciar.

 

Pippo Bunorrotri.

 

 

7 Comments

A %d blogueros les gusta esto: