EL AMOR

El amor no viaja en autobús

por autopistas desoladas.

No viene en el Ave

sobre perfilados raíles,

ni tampoco en un velero

surcando mares tranquilos.

El amor es sordo y ciego,

loco y arrebatado,

silencioso y solitario.

Se presenta inesperado

sigiloso y perturbado,

susurrando su nombre

sin propuestas concretas,

ni preguntas enrevesadas,

solo con la esperanza

de caminar de la mano,

por una vida llena de sorpresas,

donde las palabras

serán puñaladas o dudas

que hieran o maten,

y los silencios cicatrices o gangrena

de un mundo anegado

de sentimientos encontrados,

perdidos y olvidados.

 

Pippo Bunorrotri.

 

 

 

8 Comments

A %d blogueros les gusta esto: