EL MUNDO

Hoy el mundo desgajado

del tronco milenario

de la historia,

se desmenuza

ante las voces

de quienes reclaman

y desprecian,

lo que otros

en la historia

pusieron,

y que esas voces corrigen

cambiando la historia.

Llora el mundo, como si todo,

lo que lleva en sus entrañas

se detonase de pronto,

convirtiéndose

en arena del desierto,

donde las estrellas

vagan erráticas,

retrocediendo

en el tiempo.

Las palabras,

 son oncéanos insalvables,

donde los remos

 de los sentimientos

se rompen

en el crujir de sus olas.

Atroz desdicha de este mundo

que las manos le duelen

de recoger sueños rotos.

Su espalda se encorva

del peso de una promesas

que no llega y se pierden

en el laberinto

de la intransigencia.

La inocencia del mundo,

se inmola,

ante las sombras

del recuerdo

de su historia,

que hoy son discordia

de unas voces

que no escuchan,

y un grito desgarrado

rasga la noche de un mundo

que sangra,

por la incontinencia

de unas palabras

que no saben

de historia.

 

Pippo Bunorrotri.

 

 

No Comments

A %d blogueros les gusta esto: