ELLA

Escribiendo esta ella

encorvada y con pena

unos versos sueltos

para ese amor

que una noche

le engaño,

saliendo furtivo

como un ladran de la sierra

después de cobrarse

el placer que reclamaba.

 

En esos versos sin rima

de amor no hablan,

solo cuentan la penurias

del engaño,

de los llantos

y las lagrimas,

por un amor

que ilusión un día

ilumino su ventana

y solo fue la aventura

de una tarde de verano,

de una noche alborotada.

 

Escribe palabras gruesas,

palabras reclinadas,

que con elegancia

despiden

a ese amor

que no le merecía,

que solo fue el sofoco

de un suspiro.

 

Pippo Bunorrotri.

 

2 Comments

A %d blogueros les gusta esto: