ESA NOCHE DEL SILENCIO DE LA MEMORIA

La luz de esa noche

extraviada en la nada

donde el silencio

era ese extraño enigma,

mudado en un futuro

desgastado e ingenuo,

ilumina el abismo

de un destino ajado.

 

La luz del día

tiembla en su agonía

que decadente camina

hacia la muerte.

 

El silencio es un poema…

un poema de amor

no escrito, que interpreta

la ausencia.

 

En la memoria

no hay silencio,

ni voz en las palabras

que confusas garabatean

su vida en la conciencia;

no hay viento en la noche

no hay voces que consuelen,

solo susurros que atenazan.

 

No hay heridas que sangren,

no hay esperanzas escondidas,

sol la negra luz de la noche

dibujando confusas líneas

en la espiral de una vida

que confusa se consume

en el desorden del tiempo

sin reconocer la ilusión

de esa mirada que suspira.

 

La noche acostada

en la oscuridad

ensarta sentimientos

en un rosario sin cuencas

haciéndolos suyos

convirtiéndolos

en instantes de silencio

y con sus latidos

invocando el deseo.

 

Esa noche se abrió

a lo desconocido

donde las palabras…

no pensadas

eran caballos indomables,

donde los silencios

componían poemas

de lo que siente la noche

en la oscuridad

de tu pensamiento.

 

Pippo Bunorrotri.

 

No Comments

A %d blogueros les gusta esto: