INSOMNIO

En la soledad de la noche

la vigilia del sueño, casual se presenta,

como si con ella el tiempo no fuese

y se apodera de mi razón

a pesar de su argumento

desatando una realidad

que me tortura,

me consume,

me vocifera,

atosigándome con su arrogancia

intentando entrar  -a veces lo consigue-

en la oscura celda

de las sombras de mi alma,

despertando el llanto callado

de mi sofoco,

de mi rabia,

de mi ira.

 

En la soledad de la noche

me visita el insomnio

para abarquillar mi alma

por las horas

de los días perdidos

mirando

cómo pasan las sombras

como fantasmas moribundos

reclamando

su tiempo de melancolía,

mientras mi mente,

esa que la razón domina,

trata de encontrar

unos minutos de descanso

en el desvelo de la noche,

quiero recobrar

ese pasado-presente

que el insomnio

atrapo en su telaraña

robándome los sueños

antes de que el nuevo crepúsculo

se levante con su despertar

y yo pueda olvidar

la vigilia del sueño.

 

Pippo Bunorrotri.

 

4 Comments

A %d blogueros les gusta esto: