LA SOLEDAD DE LA MENTE

Donde la luz se guarece

de su propio resplandor.

Donde las palabras se derriten

en gotas de muerte y belleza,

así es la soledad del poeta

que cuando la luna florece

se encierra con su silencio,

dejándose batir

por los sonetos de una rima

que no nace y muere

en las estrofas de unos versos

de profundo dolor,

que desnudan el alma

de un poeta inquieto

que apaga su fuego interior,

entre el humo de un pitillo

y los llantos de unas palabras,

por las heridas del olvido

que duermen en la tierra batida

de los recuerdos,

presagiando

un crepúsculo de primavera,

un otoño entristecido,

y un invierno desolador.

 

Pippo Bunorrotri.

 

 

2 Comments
  • lucesysombras
    Posted at 22:28h, 04 enero

    Precioso!!!

    • admin
      Posted at 23:46h, 04 enero

      Muchas gracias

A %d blogueros les gusta esto: