LA SOLEDAD DEL AHORA

La soledad es cosa nuestra,

cada uno tiene la suya

en ese desierto sin olivos

donde nos retiramos

a lamer las heridas

que el mundo nos deja.

 

En el ayer del hoy

donde ha brotado

esta sociedad centelleante,

en la que el mañana

es el minuto del instante,

donde sus Druitas

cortejan la soledad

imponiendo la suya.

 

En estos tiempos que corren

en el convento del día a día

los novicios corren hacia

esa soledad compartida (internet)

que los altera

volviéndolos vulnerables,

convirtiéndolos en adictos solitarios

devorando sus decisiones

ante la vida y la muerte.

 

Pippo Bunorrotri.

 

No Comments

A %d blogueros les gusta esto: