LAMENTO DE ENAMORADO

La noche esta muda,

las calles persiguen el silencio

y en la penumbra de su caminar

un enamorado se sienta, a escuchar

como las olas rompen con furia

en la memoria de su pesar,

mientras suspira

en la noche que oscurece

con los ojos anegados en llanto

por el lamento de su desdicha.

 

Su corazón está roto,

el mundo es un vacío,

la esperanza es un desierto

donde la ilusión nace muerta,

el deseo se ha vuelto abúlico

después de haber vivido la dicha,

de haber amado con pasión,

de haber volado como gaviota

sobre el mar de felicidad.

 

Ha despertado entre sombras

que no consigue deshacerles,

su dolor es vano

como lo son sus lagrimas,

pues lo marchito es su almohada

no recuerda sus sueños.

Aun así sigue vivo

entrelazando lo que fue

con lo pudo ser,

entre los mudos gritos

de un alma enamorada

para calmar el lamento

de su pena,

en un eterno verso

que le murmura.

 

Vano es su dolor,

vanas son sus lagrimas,

vanos sus suspiros son

cuando los sueños

nada pueden recordar

porque se han quedado

en el olvido.

No hay esencia ni perfume

para un corazón abandonado,

cuando la pasión y el deseo

del pasado no condena,

pues solo deja

desdicha y tormento

en el lamento del enamorado.

 

Pippo Bunorrotri.

 

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

A %d blogueros les gusta esto: