MI MAR

 

Mi vida ha sido un mar.

Mi mar,

de olas y tempestades

y en sus profundidades

secretos y pasiones

se cultivaron

que en los días de calma

su rumor, lejano y sordo

se escuchaba el clamor

de su soledad,

mas hoy

su silencio

es calma.

En la playa desierta de ese mar

próximo al intranquilo ponto

un maduro hombre, abuelo ya,

recuerda a un joven

lleno de dudas,

que pensativo

preguntaba al mar

por el enigma de la vida

pues quería descubrir

los misterios que sobre ella escondían

las cabezas ornamentadas

con adornos pontificios,

con severas mitras,

con túnicas damasquinas,

con birretes doctorales,

con sombreros de copa y ala,

y cabezas sin pelo

con títulos

de hombres ilustres.

Mas el imberbe jovenzuelo,

en el tiempo de su tiempo,

mas conciencia tomaba

que el enigma de la vida

es la vida misma,

y ahora que es abuelo

el enigma no le importa,

pues solo quiere

que sus secretos y pasiones

tanto tiempo ocultos

en las profundidades de su mar

asciendan a la superficie

y cabalgan en las olas

en el tiempo sin tiempo

de una vida

de verdades y mentiras,

de arrebatos compartidos

y de secretos olvidados

en la soledad

de su lamento.

Mi vida ha sido un mar

de olas y tempestades,

pero ahora ese mar

es un lago tranquilo

donde el clamor de la soledad

no se escucha

pues son palabras encadenadas

compartidas en prosa y verso,

de una vida de secretos y pasiones

donde los misterios y enigmas

son los retratos

de una vida.

 

Pippo Bunorrotri

 

 

 

 

2 Comments

A %d blogueros les gusta esto: