NOCHE PAGANA

Interrogo a las olas del mar

mientras miro como

los rizos de las llamas

demandan a las estrellas

con su rictus acostumbrado

en esta noche pagana

de San Juan,

donde el silencio pasa

sin mostrar su sombra.

Gime el fuego

lloran las plañideras

la vida y la muerte

de unos recuerdos

que se van en el olvido

murmurando su desdicha

pues su pena

se consume en el escote

de unas llamas crepitantes

que en esta noche pagana

dejan el calor del sentir,

la tristeza y la fatiga,

llevándose en el crepúsculo

del amanecer cansado

la ilusión de una esperanza.

 

Pippo Bunorrotri.

 

No Comments

A %d blogueros les gusta esto: