SILENCIOS

 

Hay silencios encriptados

en el disco duro de tu conciencia

que jaquean tu esencia

infectando con su virus tu alma.

 

Hay silencios balsámicos

que con su fragancia,

de flores asilvestradas,

te embriagan,

 

hay silencios que apestan

con el odorífero

nauseabundo

del aroma del engaño.

 

Hay silencios que hablan,

otros no dicen nada,

pero todos nacen y mueren

en la estrofa de un verso

del poeta que le habla

al silencio.

 

Mientras el poeta escribe

lo que habla el silencio,

este se aleja murmurando,

como un viejo resabiada;

que aprenderá callar

y a saber desnudarse

es un arte

que el tiempo te ha dado.

 

Pippo Bunorrotri.

 

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

A %d blogueros les gusta esto: