SOLEDAD

OH soledad, soledad
Que hiriente eres
En mis atardeceres,
En las noches oscuras
De mi alcoba vacía
De tu presencia.

OH soledad, soledad,
Que me acompañas en mí caminar
Mañanero
En mis tardes cansadas
En mis atardeceres
De regreso a mi refugio,
En mis noches
Vacías y sin sabor.

OH soledad, soledad
Que hiriente eres
Soledad mía.

Pippo Bunorrotri.

 

2 Comments

A %d blogueros les gusta esto: