TARDE DE DOMINGO

En el dulce oasis de mis papeles,

tras el cardenalicio “Urbi et orbi” dominical

y con el tímido aroma

de la tinta impresa del rotativo,

sorteando las noticias presurosas

del noticiario del crepúsculo de la tarde,

un poema balbuceante nace

ajeno al tímido sol que se desvanece…

 

Ojala su tiempo se tome

para crecer entre nosotros.

 

El humo del tabaco encendido,

en la hueca cacerola de la “pipa”,

dibuja la formas in-concretas

del silencio ajustado

de esta tarde de domingo,

donde los besos y caricias

de las palabras apaciguan

las llamas del sentir.

 

En esta tarde de domingo

el torpe aleteo de las palabras,

me arañan el alma

tanteando la bruma

de mi mente,

intentando buscar miradas

que trepe las fachadas

de las sensaciones.

 

El abrazo del tiempo

me traiciona

oprimiendo la indecisión

por ser prosa o verso;

inútil levedad fingida

cuando solo son promesa

de una tarde tranquila

de silencios ajustados.

 

Es posible que las formas perfiladas

de unos versos inacabados en el tiempo,

terminen como el resto de proyectos

empezados y olvidados

en un mar de ceniza.

 

Pippo Bunorrotri.

 

 

 

 

2 Comments

A %d blogueros les gusta esto: