TENGO DERECHO

He llegado a este mundo

desnudo y con un llanto,

es seguro que dé el me iré

sin nada y con el llanto de otros,

pero entre el primer llanto y el ultimo

ha habido una vida

llena de alegrías, penas, obligaciones y derechos,

pues estos me los he ganado

caminando en el tiempo de la vida.

 

Tengo derecho a gritar bien alto

por esta rabia que llevo dentro,

por este mundo desordenado

donde el egoísmo florece

y el engaño es palabra,

el dialogo son gritos,

la injusticia es orden.

 

Tengo derecho a llorar

por los que me rodean,

a hablar por los que tienen miedo,

a sonreír por los inocentes,

a equivocarme y rectificar,

a caerme y levantarme,

a soñar mirando el cielo.

 

Tengo derecho a dudar

de lo que me dicen,

a creerme lo que digo,

a sentir lo que siento,

a expresar lo que pienso,

a decirle a este mundo

que yo también a él pertenezco

aunque me dañe y me aflija

aunque solo le hable a su silencio.

 

Tengo derecho a opinar,

porque mis razones

deben ser escuchadas,

lo mismo que escucho las de otros

y no por eso debo ser

abucheado, ni insensato

ni vilipendiado en la plaza de la palabra escrita,

ya que en las razones de uno y otro

esta el entendimiento.

 

Tengo derecho a sentir

la mano de un amigo comprensivo

y de un enemigo enérgico,

porque necesitamos entender

el desorden de este mundo patético

donde solo importa lo mio

y no lo del contrario,

porque los dos son importantes

para que la sociedad se mueva.

 

Tengo derecho a buscar

un mañana donde escribir el hoy,

caminando con mis miedos

y mi desaliento,

para hallar una felicidad

sin añoranzas

para mantener una vida digna

sin poseer la,

ni dominar la a mi antojo.

 

Tengo derecho a pedir perdón

y a ser perdonado,

porque de los errores se aprende

que a la dignidad se ofende

por solicitar absolución,

que la razón no es de uno solo

sino de quien la comparte.

 

Tengo derecho a decir basta,

a estos políticos nuestros

que mienten y engañan

con los votos que son nuestros,

y a decirles que se marchen

pues lo que hacen

no es lo que queremos,

lo que hemos votado

con ilusión y esperanza.

 

Ya no quiero seguir mudo,

ni ciego, ni mirar hacia otro lado,

ni quiero llorar por lo que siento

por este mundo

que corre hacia el abismo

de la incomprensión, del desatino

y del enfrentamiento.

 

Pippo Bunorrotri.

 

2 Comments
  • aimlessgrey
    Posted at 17:46h, 17 diciembre

    Que bonito, Pippo y que real es… Lo leeré más veces, porque es muy brillante! Me fascina tu forma de escribir.

    Y ese vals de Sibelius… Es una maravilla.

    Buena tarde

    • admin
      Posted at 17:54h, 17 diciembre

      MUCHAS GRACIAS POR TUS PALABRAS. UN SALUDO QUERIDO AMIGO DE LAS PALABRAS

A %d blogueros les gusta esto: