TENGO GANAS…

Tengo ganas de acariciar las olas

de este mar Mediterráneo

con sus vientos, Levanté y Poniente

que tantas tardes me ha susurrado

lo que siento,

pero estos días

pocas ganas tengo

de gritarle a ese viento

de Levanté, que me habla

y no le entiendo.

Puede que no sea el viento

quien hable en silencio,

más bien soy yo

que estos últimos días

he estado robando penas

en el monasterio de la memoria

para enterrarlas bajo la arena

de este mar Mediterráneo

que con sus ondulados vaivenes

y los murmullos de sus olas

un día conquistaron

mis sentimientos.

 

Tengo ganas de acariciar las olas

de este mas Mediterráneo

que despierta mis sueños.

 

Pippo Bunorrotri.

 

 

No Comments

A %d blogueros les gusta esto: