TRISTEZA

Tristeza…

Un viento helado

corre por la ladera de tu piel

dejando surcos de desconsuelo

en el anochecer del alma.

Duele…

Porque la tristeza de verdad

es una herida que sangra

desde la semilla a la raíz

dejando muerta a tu sombra.

Se nutre…

De momentos y de instantes

ateridos en los fríos silencios,

como golondrinas sin nido,

de la pena que escorrentía por el alma.

Se siente…

En cada susurro de tu memoria,

en cada palabra muda que la voz calla,

en cada suspiro candente

del aire que se congela.

Se nota…

Como la espina de un rosal

en las manos que acarician

y anhelan el cuerpo de la desdicha

y la mirada exultante por el perdón.

Se esconde…

En los surcos de las lagrimas

escarchadas por el dolor del remordimiento,

que nadie percibe la profunda tristeza

que se arrebuja en el frío manto de la soledad.

 

Pippo Bunorrotri

 

 

No Comments

A %d blogueros les gusta esto: