ESA FELICIDAD

Un día de primavera,

a la hora en que el revoloteo

de los gorriones despiertan

las horas del sueño

dibujando sombras pequeñas

y los capullos de las flores

se abren ante la mirada

de un sol que sonríe,

una flecha disparada

las palpitaciones atravesó

y al alzar la vista

el asombro fascinado se encontró,

con una delicada mirada

que sonreía, con esa sonrisa miedosa

que envuelve la pasión

sumergiendo el deseo

en el océano de dos almas

que se unieron

en el cálido viento

de ese amor

que deleita la vida,

perdiendo los sentimientos

en ese eterno infinito

donde se pintan los cielos,

donde dos cuerpos se desvisten

a la sombra de la luna menguante

para dormir

en la luz del despertar

desnudo

dejando que el amanecer

moldee su día

con la felicidad.

 

Pippo Bunorrotri.

 

2 Comments
  • O., Luces y Sombras
    Posted at 08:40h, 10 enero

    bonito texto pippo!!

    • admin
      Posted at 10:41h, 10 enero

      Muchas gracias 🙏