En las grietas del hoy que transita en ese presente cansado tu mirada se pierde en el horizonte del ardor citado en el despunte de la madrugada buscando ese aliento que te ayude en el transito del día; ve los alegres charcos que la lluvia de la noche ha dejado; ve los desnudos arboles que sus vergüenzas esconden y ve el...

En la tristeza de un día navegue cuando se apago el desconsuelo sin esperar a la luna ni a las estrellas que iluminan la oscuridad.   Visite a la muerte dejando mi loco juicio en una nube blanca que flotaba en la vaguedad de mi memoria.   Caminando en ese trance fui dejando partes de mi vida en...

En el despertar del palpitante entre-sueño y entre legañas ver la vereda de la arboleda tapizada de amarillo, marrón y rojo, frondas caídas por el tiempo desgastado; en la senda de los pasos perdidos, en el jardín de los encuentros furtivos, rememoro en la memoria los verdes pasados de una vida de osadía persistente.   Los sombríos momentos de...

En la galera de mi alma escondo el silencio de la añoranza del ayer.   En la soledad del atardecer miro por la ventana buscando los recuerdos de este presente que camina con fatiga.   El mar se ha calmado y su sinfonía corteja el horizonte mientras sus onduladas ondas rompen su suspiro que los mira fascinado por el beso de las olas.   Siento...

Aquellos trémulos miedos de la inocente infancia extraviada en el tiempo de un reloj de arena, que deambula en las sombras de los recuerdos olvidados y ahora que el tiempo llega a esa planicie donde no hay montículos, solo una apacible serranía llegan esas sombras olvidadas invadiendo el tiempo vivo de las palabras.   En los bancales de los estériles...

Un día de primavera, a la hora en que el revoloteo de los gorriones despiertan las horas del sueño dibujando sombras pequeñas y los capullos de las flores se abren ante la mirada de un sol que sonríe, una flecha disparada las palpitaciones atravesó y al alzar la vista el asombro fascinado se encontró, con una delicada...

En los ajados pastizales, soñolientos, de una vida ajada el enojo estalla y la duda reanuda su pastoreo en los húmedos pastizales de la impotencia, comenzando el pensamiento a clasificar los sentimientos; esas voces que se aferran a tu mente confusa esculpiendo los rostros queridos, odiados, por ti, por mi, que nos hacen descender a los infiernos o ascender a esos cielos donde la vida es un sueño.   Las...

La vida libre fluye extrañando el recuerdo y en ese instante del destierro del alma surges tú de pie con el rostro somnoliento de la-gañas pegadas y la vaporosa camisola de tus noches de sueño, medio abierta a la luz del rayo que traspasa la ventana iluminando la penumbra de tu sombra vislumbrándose esas gracias tuyas que aun conservan el aire juvenil de unas...

Tras una estrella fugaz tu regia presencia impongo como pagano dios de nuestro universo con tu rostro limpio, sin caratulas que disimulen las penas y alegrías, con las arrugas del tiempo dividido que embellecen ese rostro lozano con esa sonrisa enigmática que hace que los jilgueros canten en la línea del orgullo de este dios que te venera y que gira en este...

En el frió de la noche las yemas de mis dedos tocan la escarcha helada de la congelada noche, mientras las criaturas incorpóreas de mis miedos colorean de negro el idilio de mi sueño convirtiendo las sombras en fantasmas, de ese horizonte ausente de las emociones abstractas donde la perturbación es un destino inamovible que desestabiliza la mente.   Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/CTecRUbAvvI...

De la inocencia aprendí el origen y el orgullo del valor de la vida y la sensualidad que emplea en las claras dentelladas que esta te deja en el tiempo del silencio y en las dulces noches; en el resplandor de la soledad la amas con deleite disfrutando del jugo de sus frutos.   Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/cykgz9nIRtI...

Tal vez mis miedos merezcan respuestas, pero estas las he olvidado caminando por la realidad de mi simple vida llenando los huecos del dolor de sueños y recuerdos que son las caricias de esta vida mía.   Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/ALqOKq0M6ho...

Hubo un día que cansado de compartir las absurdas horas de una vida impregnada de misoginia decidí dejar a esa parte de uno que son dos en el bosque de la vacilación a ella… esa misteriosa opacidad con la que había compartido alegría, penas y locuras que siempre me acompañaba allá donde iba caminando un paso tras el mio; ella que conmigo corría, que conmigo...

El universo es infinito su mirada se desliza en esa línea fina, donde la oscuridad no es noche ni día, ni sombra, ni reflejo; la tierra es pequeña con sus acuerdos y desacuerdos, con sus encuentros perdidos y desencuentros encontrados. El mundo, ese enigma, es un pensamiento en continuo movimiento; las líneas son esa línea ondulada donde cabalgan...

En la opacidad de la trémula noche cuando las horas arrastran el tiempo de un día que fenece, hasta la tumba del desuso el último grito de la ciudad se rompe en la infranqueable barrera de la nebulosidad donde descansaran sus preocupaciones dejando que el niño llore sus caprichos en la almohada del deleitoso sueño, que la mujer goleada y violada se esconda tras las cortinas de...

La luz de tus ojos se ha extinguido en el dolor de ese mal que firmaste en el pasado, y en tu doliente rostro quedan surcos en el ahora de tu silencio.   A lo largo de estos años, evitando la soledad, en el lienzo de esa vida tuya has pintado memorias que han asfixiado el arduo recuerdo de aquel adiós, que has...

Rimas esparcidas en el universo infinito del espíritu poético que viaja en el soplo del poeta que anuncia las quimeras, donde encuentran refugió el encanto de unos versos que cuentan el tiempo de ese silencio, donde el espíritu vibra.   Rimas esparcidas en los antros hediondos de una ciudad que pelea con la fantasía, candilera, de una poesía que te sumerge en ese mundo encantado de...

Aquel cándido pasado de ingenua pubertad completa en la que los juegos eran murmullos secretos y las palabras susurros misteriosos, que en la existencia imaginaria de aquella inocente vida nuestra, salíamos a navegar un día soleado de una estación cualquiera, entre las sombría callejuelas de la vieja ciudad, oculta tras las murallas resquebrajadas por el tiempo que una...

Mi corazón se durmió en las horas que no cuenta de la noche apagada y en el relámpago de la segunda estrella, en que agoniza el día, despierto, al oír tu voz y en el susurro de mi entre-sueño invoco tu nombre pidiéndole que es mirada tuya acaricie el rostro que languidece para que la agria angustia que me acompaña en...

Camina este día de regalos, luces y velas hacia la noche pagana donde los sueños prometen entusiasmo encantado viendo las carreras de unos infantes que son las estrellas de la esperanza de ese mundo del instante efímero que se queda en el recuerdo de la nada, donde el amor brota, en las sonrisas inocentes, en las caricias de lo amado, en los...

Con mi corazón mutilado por el dolor de sus latidos deseo escurrirme entre esos sueños míos donde los tormentos de las horas turbadas se mudan en misterios permaneciendo agazapados entre los sinceros pensamientos de la nueva vida que busca la existencia perdida en las salinas aguas de mis lagrimas, que callejean por este rostro atribulado por la suerte del destino que...

Mire el horizonte del mañana y en sus  espejos embetunados vi el reflejo de las sombras del ayer empeñadas en disfrazar sus egoísmos, que no son más que las decepciones de un futuro que se acerca donde los sueños se queman en el fuego de las brasas encendidas de los sentimientos.   En el espejo del hoy un extraño...

De repente, en la súbita caída, por el prolapso del corazón, en la oscura noche donde la nada es el abismo vació, ese cielo inacabable con el que fantaseaba se abre ante la aturdida mirada de mis ojos mostrando su maravilloso encubrimiento que me habla.   De repente, en el regocijo de mi rostro fluye como manantial de agua cristalina toda mi vida; diviso su día cabalgando en su suspiro, diviso los...

Sobre tus hombros llevas el destino que los hados de los dioses te han asignado sin revelarte el misterio de la vida y tú con tus quiméricos sueños navegas por su existencia en tu aparente velero de falsos deseos, con ilusorias sentencias, con preguntas dirigidas a ese universo de tu realidad que elude las respuestas aunque insistes en preguntar donde va tu vida son su eterna sonrisa aparente después de...

En el hoy vacilante del silencio mortal tendré que proteger mis pensamientos agazapados en mi mente. Para que la palabra que encierra un misterio no sea una herida abierta, ni que el dolor desplace los sentimientos que tienen memoria, divergiendo el sentir hacia el asolador vació donde la felicidad solo es un reflejo de un oscuro meteorito que congela la sonrisa.   Pippo...

Esta noche sin luna, sin estrellas, ni fugaces destellos y en penumbra, los recuerdos se preocupan oscilando traviesos en el pensar de una agitada mente desasosegada engendrando emociones que te invitan a viajar a ese futuro que se ha quedado en el pasado de tu presente.   Volando a ese universo donde la felicidad no la sientes… la palpas.   Eres un alma errante en la fantasía de un...

Palabras, solo palabras en las líneas de un poema que indagan la emociones de ese instante cualquiera que pasa en las paginas de ese calendario tuyo que te muestra la distancia del ahora, a aquella infancia de un verano en el bancal donde la vid maduraba bajo los rayos de sol y una sinfonía de grillos, de...

Lento fluye el tiempo en el silencio de los sentidos caminando pausado por el jardín de la alameda con el sutil pesar, dejando que la aura de este otoñal noviembre seque los sollozos de un lamento.   El viento abanica con sus rudas caricias las ramas de los arboles haciendo que sus hojas caigan como una espesa lluvia del grisáceo...

Navego en mi velero con la vela mayor desplegada sobre el lienzo de un mar pensativo y ponderado donde el viento se agita con el jadeo de un deseo, con la sonrisa de un gemido.   La mirada limpia no tiene horizontes donde apoyar su punto de fuga, todo son hondas onduladas que rebotan en el acantilado de la duda, el recelo, y el temor.   Los latidos...

Soy una pausa en el disipado instante de un me quedo y un me voy, cuando escribo esta poesía mía, para ti, para él, para ella, para todos, en la trocha de la existencia, que en la vereda seca se queda; porque nadie la recoge por ser un paréntesis en el silencio ilustrado, por ser… ese absorto segundo que se pierde en el quejido, por ser… una...

Dormir! Dormir príncipes de mis anhelos, capricho de mis lagrimas, empeño de mis sonrisas esplendor de mi inspiración…   soñar, soñar, príncipes sobre vuestra almohada con alegrías nocturnas y tersos amaneceres.   ¡Dormir! Dormir que en vuestro sueño se mezcla el aroma de quien… os ha dado la vida, de quien… protege vuestro deseo, de quien… os muestra el camino de ese destino vuestro.   Tiernos niños, sueños de un ayer, en vuestro...

Esta noche la luna se pasea por el bosque de las estrellas que fugaces ellas su arrate muestran llevándola al destino funerario de este presente mudo donde nada es lo que parece; y su reflejo en el tranquilo mar de esta noche, sin misterio, es una ventana abierta de un sueño calinoso que entibia la brisa de un suspiro en la noche.   Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/fzk13OqfFUA...

Insomnes miedos son la sombra del alma gris de mi vida.   Como agua cristalina de un manantial, que emana en la cúspide nevada de la sierra donde germinan los sueños, nació mi adolescencia precipitándose por la ladera, formando su lecho de recuerdos.   Mi corazón asistía a sus rebeldes latidos pertrechado en sus titubeos mientras los miedos marcaban mi rostro son el látigo de la...

Nacemos desnudos tras nueve meses de feto embrionario con un llanto desterrado en un día señalado siendo frágiles cristales y preciosas gemas que el calendario pule mientras la vida va pasando; no somos inmortales somos sucesos de la existencia que un día inesperado desnudos nos vamos, sin llanto, dejando odiseas en el suspiro de otros.   Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/5Frq7rjEGzs...

En la temprana hora de la mañana su brisa fresca acaricia mi rostro saboreando el beso salado de un mar que lloriquea por la noche que se fue en el balanceo de un sueño mientras la arena baila un vals con el viento.   Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/u6t0svS8-PA...

Las palabras se suicidan en esa soledad tuya donde unas lagrimas corren tras la lastima de tu llanto.   Las vacilaciones vienen para calcinar en la mina la vida de un sueño.   No hay nadie a quien dejar un abrazo… ese abrazo del adiós.   La soledad ha llegado para invadir tu sangre porque a olido a vació, a penuria.   Porque alimentas a la soledad con esos...

Paseo por la playa con el humo de mi pipa bailando en la mirada que se pierde en la bruma dibujando recuerdos.   El sonido de las olas me hace recordar aquella imagen refugiada en el viento postergado en la memoria.   Siento el dulce calor que aprieta el corazón haciendo que su latido sea un deseo extraviado en un futuro lejano.   Paseo por...

Bajo la astuta luz de mi hastiada luna cubierto con el manto del pérfido silencio escribo el susurro de una vida indiferente que va de circulo en circulo indagando el punto indefinido de ese abismo incierto de un escritor, frente a esa historia que quiere acomodar en las paginas de ese libro en blanco al que mira y teme por...

Un turbado amanecer despunta tras los visillos de la bruma que en su céfiro anuncia la llegada del otoño crepitante, transformando los días, trastocando las horas, alargando las noches.   Los colores brotan exhibiendo, como pavo real, su intenso amarillo, su ardiente rojo, que en la fosca jornada los pensamientos corren persiguiendo alusiones.   El silencio es irreal, se retira con cautela hacia...

Abro los ojos ante el espejo de la mañana y el silencioso reflejo de un alma temblequeada derrite con su mirada el entre-sueño de la noche, donde la olas de un océano van y vienen, vienen y van en el aliento de un suspiro; que persigue pensamientos, que alimenta sentimientos, describiendo pasiones de una vida llena de laderas y camino empinados que no tienen destino perdiéndose en el laberinto de sus consideraciones.   Pippo...

Desperdigados andan tus sentimientos en el cenobio de tu vida; hay esta la felicidad, allá va la pasión corriendo lenguarada por el claustro grande, allí está la angustia escondiéndose agazapada de la estridente zozobra en la sacristía del silencio; por allá va el deseo arrastrando su nostalgia, la pena, arrodillada en el confesionario reclama su perdón mostrando arrepentimiento; allí está el amor en la...

En la noche apagada una voz reservada anuncio sin quebranto lo que no oímos en el gemido del lamento; y una mano inocente bajo el aullido de la luz mortecina busco ese tiempo detenido en los segundos agotados con el jadeo de la despedida.   Detrás de la ternura la muerte se arrastra sin haber abrazado al amado que solloza en la...

Soy un viejo magullado por los viento y el fuego de una existencia de realidades y sueños que bajo los pliegues de mi ajada certeza se agazapa un niño.   Aquel recién nacido cuyos cándidos sueños eran un arco iris de fugaz colorido, se hizo niño y adolescente inquieto llenando su corazón de corrientes pensamientos que en sus sueños de adolescente coloreaba sin...

Los poetas cuentan historias que hablan despacio de sueños, y cuando de su vida de sombras quieren hablar lo hacen en ese verso que es poesía exponiendo el sufrimiento de sus sentimientos.   Pippo Bunorrotri   https://youtu.be/_ESWi0WtG0Y...

Las sentidas palabras. Las humildes palabras. Las palabras humilladas. Las palabras vertidas. Palabras de políticos que esconden verdades, mentiras y misterios.   Las consentidas palabras se pierden hundiéndose en el abismo de la nada, como las monedas que arrojaste en la fuente desde la escalera de la ilusión pidiendo un deseo que solo tu silencio conoce.   Tu político de palabras meditadas te...

Me llevaras… en tu corazón como pluma de águila conquistada.   Me llevaras… en ese alma tuya que susurra mi nombre en el silencio de tus soledades…   seré la semilla en el campo donde crecen las raíces de un árbol que cobija tus confesiones.   Me llevaras… a ver el mar tú que naciste en la cucamonas de las olas…   de ese mar que te sonríe...

El soniquete de las olas del mar batiendo sobre la blanca arena apaciguan el pesar del espíritu errante que deambula en el conflicto de la vacilación, ese día de soledades en que tus labios están secos por el tiempo y los abrazos se han ido en la brisa de un otoño.   Eres consciente, que el amor sabe de...

Hubo un día, no muy lejano, que en su enamoramiento el sol se oscureció y en ese abismo de profunda negrura el sonido del mar, se perdió; el trinar de los pájaros, mudo se volvió, las sonrisas bélicas son formas glaciales y el silencio de ese crepúsculo, con su manto cubre mis palabras convirtiéndome en un alma sin abrazos, en un dios...

Han pasado años troquelados en las efemérides de mi vida en ellas crónicas se han escrito y mi pequeño fantasma silencioso ha salido a pasear por la senda de la memoria, llevándome  a esa ciudad manceba de mi recién estrenada andadura por los añosos lugares de una semblanza desconocida, y esa ciudad… fue la primera, quizás,...

En el tiempo indefinido de ese instante perenne en la memoria sin esquinas donde las sombras de esa sutil ignorancia se pasean por el vacío del cero, donde la esfera de nácar que cuenta sus latidos es una pálida luna sin escena.   Ese indigente instante que la ternura acuna, desnudo de mascaras sin rostro, sin miradas, de otro tiempo donde la...

Mimo tus labios con sigilosos besos en el silencio de tu sueño y en el quebrando enredó de mi soledad anhelo besar tus labios; por amor, por sorpresa, por sonrisas, por risas, por cumplidos, por complicidades, por perdones, por arrepentimientos, por promesas…, porque si… y porque no… mis labios dejan su huella en tu desnuda boca mientras nuestras miradas sueñan en consagrar ese instante del  momento… en que unos labios unas...

El tiempo, es ese nómada que sus pies arrastra en el desierto del cosmos mostrando la cadencia de los días, la fatiga de las horas, el compas de los minutos y la armonía de los segundos, manifestando voluntades que ralentizan o aceleran el sino de un mundo en el que el tiempo se detiene en la oquedad para...

  Tú palpitación, ese reflejo de tu alma, me acompaño en ese viaje mio al oscuro vacio en busca de la ausencia del desierto de un sueño.   Cuando descendía por ese abismo del los habernos el toque de tus dedos ilumino de repente una puerta abierta al arco iris del edén de las sonrisas esperanzadas, de las alegrías y de los murmullos de sucesos y...

En el laberinto de noches sin sueño un silencio reservado con brisa templada te ayuda a encontrar ese pensamiento escondido en los arbustos del barranco de la sospecha, donde el apodíctico cuestiona el sentir del alma mutilada en el devenir de las horas muertas y el misterio que la oscuridad envuelve en su enfaldo se vislumbra en el reflejo mudo del tímido titubeo del...

Exhausta vaga por la mente la memoria en el velo del pasado, con sus tenaces rectificaciones y errores, deslizándose por el caos de la melancolía de un verso sin métrica ni melodía.   Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/8UXlf_ZMb8E...

Te has suspendido en el fino dosel de mis pensamientos desflecando cada encaje de mis sensaciones en el cuadrilongo de mi conciencia. Las suspicacias tamizaran alusiones y conveniencias, las menciones guardan silencio a la espera de ese rayo de luz que acaricié y arrulle sin espavientos abriendo el portón del amor.   Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/gEBLWE-_GSw...

Un tenue grito une la desnudez de nuestros cuerpos y el alma empapada de alegría y sentimiento.   En la áurea de nuestros rostros flota la sombra de los pensamientos.   Mágico momento de ternura y delicadeza entre dos almas que se aman y brillan como un zafiro en la dicha.   Pippo Buborrotri.   https://youtu.be/LUp2u9wI1fY...

Ese extraviado que sale de su país, de su casa, de su vida cotidiana, de su indiferente desahogo porque tiene miedo de una vida sin oportunidad. Entonces en el día encapotado de dudas y recelos, decide cambia; país, casa, familia, vida, por costumbres, idioma, carreras, empujones espejos y reflejos.   Dándose cuenta, la desventura, que con sudor, lagrimas y...

Escribir los versos sueltos que nacen en el imperio del ingenio de tu conciencia, vagando por tu mente intentando encontrar el pareado de la estrofa reviviendo un momento compartido, al menos en la evocación, con palabras sentidas y emociones encontradas que te hacen dichoso aunque muestre tu egoísmo cuando el verso es un simple poema.   Pippo Bunorrotri   https://youtu.be/8mVfVaqGZnQ...