ESPERO MORIR

Espero morir…

en la calma del viento

del apacible Mediterráneo,

acunado en el vaivén

de sus blancas olas.

 

Espero morir…

una noche cualquiera

sin coros festivos

que aplaudan la perdida

de un poeta solitario.

 

Espero morir…

con la sonrisa entrecortada

de unos mudos llantos

que ahoguen la pena

dejando abrazos

alrededor del cuello,

como collares de guirnaldas

cuyo aroma acaricie los rostros

eclipsados por el recuerdo,

dejando los sueños en el limbo

de ese bosque donde la naturaleza

crece libre y en paz

en este infierno

de estridentes voces

que todo lo confunden.

 

Pippo Bunorrotri.

 

 

6 Comments

A %d blogueros les gusta esto: